Este próximo domingo 15 de abril Pablo Hermoso de Mendoza volverá a pisar el dorado albero de una de las plazas más importantes y emblemáticas del mundo taurino: la Real Maestranza de Caballería en la capital andaluza.

Para entrar de lleno en el recuento histórico de sus actuaciones en esta asolerada plaza debemos remontarnos hasta el día 30 de abril de 1995, fecha en la que se produjo el comienzo del romance que Pablo Hermoso de Mendoza y la Real Maestranza de Sevilla mantienen hasta esta fecha. Ese día el triunfador fue el rejoneador local Javier Buendía, pero quien de verdad sorprendió fue un desconocido navarro que a lomos de una yegua alazana llamada "GIRALDA" (en la fotografía) era capaz de irse hacia el toro de frente y de salida, que con un caballo negro, desconocido hasta ese día en Sevilla llamado CAGANCHO armaba un auténtico alboroto en banderillas. Y terminaba con el toro de Luis Albarrán que le había tocado en suerte a lomos de un caballo bayo, llamado GARBANCITO. Fue el gran triunfador de una mañana compuesta por los veteranos Rafael Peralta, Antonio Ignacio Vargas, Luis Valdenebro, Javier Buendía y Ginés Cartagena y pese a obtener una solitaria oreja, fue paseado a hombros al final del festejo junto al triunfador Javier Buendía.

Se había ganado a pulso el regreso y éste se produjo el 13 de abril de 1996, también con toros de Luis Albarrán y junto a Joao Moura, Luis Domecq y Antonio Domecq. Pablo, apoyado en sus pilares "GIRALDA" y "CAGANCHO" y con un emergente "CHICUELO", tuvo petición en el toro que lidió en solitario y obtuvo una oreja en el dúo con Joao Moura, tras protagonizar un gran tercio de banderillas ambos rejoneadores montando a dos caballos hermanos: "CARBÓN" y "CAGANCHO". Esta temporada Pablo fue premiado como mejor rejoneador de la Feria por el Club Zaudín.

Problemas de entendimiento entre la administración de Hermoso de Mendoza y la empresa gestora de la Real Maestranza lo dejaron fuera de los carteles de 1997 de forma incomprensible; no obstante, volvió a anunciarse un año después, el 19 de abril de 1998 enmarcado en un cartel netamente jerezano. Toros de Fermín Bohórquez, para Fermín Bohórquez, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq. Obtuvo una oreja de su toro y saludo en la collera junto a Fermín Bohórquez. Esa tarde quedó patente lo absurdo de las colleras, además de por diversos puntos de vistas taurinos, ese día Pablo y Fermín mantenían una enemistad por problemas de la contratación de Madrid y sin embargo ambos se tenían que ayudar en el ruedo para poder triunfar. ABSURDO. Toreó con MARTINCHO y LABRIT de salida; CAGANCHO, CHICUELO y GALLO en banderillas y VENTURA en el último tercio. Pablo obtuvo el Premio Puerta del Príncipe, el de la Real Maestranza de Sevilla y de nueva cuenta el del Club Zaudín, como mejor rejoneador de la Feria.

En la temporada 1999 Pablo consiguió ser incluido en las dos corridas de rejones de la Feria, cuya primera actuación fue el 11 de abril, día de su cumpleaños, y de regalo le tocó un manso de Luis Albarrán, del que sacó más de lo que tenía en una pletórica actuación a lomos de LABRIT, CHICUELO y CAGANCHO. El resto del cartel lo componían Antonio Ignacio Vargas, Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández y Andy Cartagena. Hermoso de Mendoza obtuvo una oreja con fuerte petición de la segunda.

La prensa dedicó titulares espectaculares a la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza el día de su cumpleaños y parecía que aquello era lo máximo del toreo a caballo, pero en la matinal del 25 de abril, Pablo se encargó de que indicar que el techo estaba más alto y "arrancó" literalmente las lágrimas de la Real Maestranza con una faena que ha quedado en los anales de la historia del toreo. Desde la salida del buen toro de Fermín Bohórquez, al que recibió sobre "MARTINCHO", el tercio de banderillas con "CAGANCHO" y "CHICUELO" y el último tercio a lomos de "ALDEBARÁN" (en la imagen), todo fue armonía, temple y complacencia con un público entregado y un Pablo toreando como nunca se había visto sobre un caballo. Testigos de esa página de la historia fueron Luis Valdenebro, Fermín Bohórquez, Luis Domecq, Antonio Domecq y Paco Ojeda quienes pudieron comprobar "in situ" como veintiocho años después se volvía a cortar un rabo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Evidentemente, ese año, Pablo también arrasó en los premios más importantes de la Feria (Puerta del Principe, Real Maestranza y Club Zaudín).

Tras este pasaje, lo tenía complicado en su presentación, exactamente un año después, para poder mantener el nivel de su pasada actuación y para ello Pablo disponía de dos toros de Fermín Bohórquez y de un cartel compuesto por Joao Moura y Fermín Bohórquez. Con la ayuda de MARTINCHO, QUECHUA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO y MAZANTINI, pudo obtener una oreja en su primer toro y las dos del segundo, obteniendo el derecho de volver a salir por la Puerta del Príncipe (en la imagen). Ese día volvió a brillar CAGANCHO de tal forma, que al terminar el tercio de banderillas Pablo no quiso cambiar de caballo e intentó matar con el propio cuatralbo, lo que no consiguió al primer intento y le privó de la posibilidad de haber cortado su segundo rabo en esta Plaza.

Quince días después, el 7 de mayo, en la tradicional matinal compartió cartel junto a Luis Valdenebro, Javier Buendía, Luis Domecq, Antonio Domecq y Diego Ventura, lidiando una corrida de Murube, y siendo premiado Pablo con dos orejas de su único enemigo. Como es sabido para salir por la Puerta del Príncipe hacen falta tres trofeos, aunque en festejos en los que se lidia un solo toro permiten hacerlo con dos trofeos. Pero como Pablo había atravesado la citada Puerta en dos ocasiones anteriores con tres trofeos, no consideró suficiente las dos orejas y salió a hombros pero por la Puerta de cuadrillas.

El 22 de abril de 2001 Pablo debutaba en España tras actuar en sesenta y cuatro festejos en México y la incógnita entre el público en general si sus triunfos en tierras aztecas serían refrendados en su temporada europea. Sus acompañantes eran Fermín Bohorquez y Diego Ventura, con toros de el padre del primero y con tres nuevos caballos en su cuadra: TABASCO, DANUBIO y MARIACHI, colaborando con los veteranos LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO y ALBAICÍN. Pablo bordó dos buenas faenas, obteniendo dos orejas de cada uno de sus toros y nueva Puerta del Príncipe.

Siguiendo la costumbre de actuar dos veces dentro del serial andaluz, Hermoso regresó al dorado albero la mañana del 6 de mayo, con toros de Murube y junto a Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández, Luis Domecq y Antonio Domecq, obteniendo de nuevo las dos orejas de su enemigo y saliendo a lomos de los costaleros pero también por la puerta de cuadrillas, por elección propia.

Siguiendo con este recuento llegamos a la histórica temporada de 2002, en donde el tinte señalado tomó especial dimensión precisamente en Sevilla, cuando el día 16 de abril los asistentes a la Maestranza pudieron atestiguar atónitos la despedida de CAGANCHO, en una decisión de Pablo que tomó por sorpresa a todos quienes la presenciaron. La corrida había sido aplazada de su fecha original a causa de una fuerte tormenta y a pesar de ser reprogramada a un horario matutino la plaza lucía un lleno absoluto. En su primer toro y después de realizar unos quiebros de antología con LABRIT, Hermoso de Mendoza sacó a CAGANCHO que tenía más de cuatro meses sin actuar y el cuatralbo iluminó la arena con su proverbial clase e inigualable torería en un tercio de banderillas para el recuerdo. Al terminar la labor le fueron entregadas a Pablo las dos orejas del burel y el estelles mandó traer de nueva cuenta al ruedo a CAGANCHO para simbólicamente cortarle un mechón de su crin, dando juntos la vuelta al ruedo y con ello haciendo patente que era la última vez que la afición sevillana veía al más grande caballo torero de todos los tiempos. Aún faltarían más emociones con su segundo, en una faena de entrega que a punto estuvo de depararle una nueva Puerta del Príncipe, solo que el falló con el acero esfumó tal posibilidad quedando todo en una aclamada vuelta al ruedo. Esa mañana el cartel estuvo compuesto por Fermín Bohórquez y Diego Ventura y los toros que lidió Pablo fueron de Murube y de Pallarés. Fue una actuación llena de emociones y de buen toreo, donde además del cuatralbo, brillaron sobremanera el ya mencionado LABRIT, RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Cinco días más tarde, el 21 de abril, ya sin CAGANCHO, volvería a actuar Pablo en la matinal, en la que el relevo del negro lusitano lo cogieron RONCAL, FUSILERO, DANUBIO y MARIACHI para volver a obtener dos orejas de un toro de Benítez Cubero, y volver a salir por segunda vez consecutiva en una semana, a hombros por la Puerta de Cuadrillas. Esa mañana se despedía del toreo profesional Javier Buendía, que brindó su actuación a todos los componentes del cartel y que eran Luis Valdenebro, Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena.

Cerramos el capítulo 2002 y abrimos el del 2003, el 16 de abril, cuando la anunciada corrida de rejones con Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, tuvo que suspenderse debido a la lluvia caída sobre la capital hispalense. Dada la festividad del día 1 de mayo, se acordó entre autoridad, empresa y actuantes, celebrar dicho festejo el día 1 de mayo, dentro de la semana de farolillos y de esta forma, con el mismo cartel y toros de Fermín Bohórquez, se celebro el festejo, donde Pablo saludó en el tercio en su primero y obtuvo la única oreja de la mañana en el quinto. Fue una mañana donde hubo varios caballos debutantes en La Maestranza, como MISTRAL, MONTERREY, GAYARRE, NATIVO o CERVANTES, completando el elenco RONCAL y FUSILERO.

Apenas tres días después, el día 4 de mayo, se celebraba la tradicional corrida matinal del domingo de Feria con el siguiente cartel: Joao Moura, Luis Valdenebro, Leonardo Fernández, Pablo Hermoso de Mendoza, Andy Cartagena y José Luis Cañaveral, con toros de Murube. Una nueva oreja al esportón del navarro montando a RONCAL, FUSILERO, ALBAICIN y CERVANTES.

Para el 2004, Hermoso de Mendoza fue anunciado en un solo festejo, el día 17 de abril, al lado de Leonardo Hernández y Diego Ventura, ante bureles de Fermín Bohórquez. Para esta ocasión el jinete navarro tenía cierta preocupación ya que presentaría varios de los nuevos caballos, algunos con su hierro, ante la entendida y exigente afición andaluza. Pero la preocupación se tornó en satisfacción al corroborar como su cuadra brilló intensamente y fue aclamada por la afición sevillana. Esta corrida fue la que inició la proyección definitiva de CHENEL como la gran estrella que ahora es, teniendo además el apoyo de CURRO, LABRIT, NATIVO, FOSFORO, FUSILERO y CAMPO GRANDE. El resultado númerico para Pablo fue de una sola oreja, obtenida de su segundo; si bien esta cifra no refleja lo sucedido en el ruedo, ya que de no haber pinchado a sus dos toros, estaríamos hablando de otro gran triunfo para el centauro navarro.

En el 2005 el estellés se quedó fuera del serial hispalense como consecuencia de una insalvable diferencia de posiciones entre el caballista navarro y la empresa que administra el coso del baratillo. Pero afortunadamente en el 2006 la situación fue diferente y Hermoso de Mendoza fue programado para tomar parte en día 1 de mayo en un postinero y novedoso cartel mixto con el que se cerró la tradicional semana de farolillos en la plaza andaluza, retomando además la tradición del festejo del lunes de resaca. Pablo hizo el paseíllo acompañado de Jose María Manzanares padre y Cayetano para despachar astados de Fermín Bohórquez en la lidia a caballo y de Alcurrucén y Zalduendo para las infanterias. Lamentablemente la ilusión y las ganas de trunfo de Pablo se estrellaron ante dos toros de que apenas colaboraron con VILLA, SILVETI, SARMATA, CURRO, CHENEL y MERLIN; recibiendo Hermoso de Mendoza dos fuertes ovaciones como reconocimiento a su esfuerzo de parte de la afición sevillana que llenó de bote en bote la plaza.

 
a
FECHA 15 de Abril de 2007
LUGAR Plaza de toros Real Maestranza de Caballería, Sevilla, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (silencio y silencio tras aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
Diego Ventura (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 75, 515 Kg: De salida LABRIT (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio SARMATA (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 92, 509 kg: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas MERLIN (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (2 cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LAGARTIJO, RONDEÑO y SILVETI

a

Si no se puso el cartel de “no hay billetes” en Sevilla, ciertamente fue por muy poquito, porque la plaza de la Maestranza registraba un lleno histórico en una corrida de rejones fuera de la tradicional feria festiva. Nunca se había pasado de los tres cuartos de plaza y en esta ocasión, incluso la propia empresa sevillana, reconoció el tirón fundamental del rejoneador navarro para conseguir semejante entrada.

Luego Pablo tuvo una de sus habituales tardes en el coso sevillano, aunque en esta ocasión ni los toros, ni la presidencia acompañaron al estellés. Los toros por descastados y mansos y el presidente porque con razón o sin razón, negó a Hermoso de Mendoza la Puerta del Príncipe y tuvo un criterio desigual a lo largo de la tarde en la concesión de las orejas.

Lidió en primer lugar Pablo un toro descastado y que tuvo sus mejores embestidas en los primeros momentos de la lidia. Pablo salía al coso maestrante con la mentalidad de ganador, de no querer bajar la guardia y apostó fuerte. Porque fuerte es volver a apostar por un caballo que se arriesga como nadie en el toreo a caballo y que se llama LABRIT. Ocho meses llevaba el caballo sin pisar un ruedo y ahí salió, de salida, el tercio que le llenó de gloria a él y a su jinete, en Sevilla, una de sus plazas talismán y con la tranquilidad y el temple que siempre ha dado muestras. Agarró al de Bohórquez que salió alegre y codicioso y lo paró con esos galopes en corto, con vueltas sobre los posteriores y toreando a pies quietos. Luego, cuando hubo arrancado los primeros olés, se fue a la otra punta del ruedo, citó de lejos y atacó al toro, que salió escupido de la reunión provocando que Hermoso de Mendoza no pudiera colocar el rejón, pero arrancando los primeros gritos de susto en los tendidos. Nuevamente de punta a punta, de plaza a plaza y ahora sí, reunión perfecta, escalofriante, emocionante y el rejón en todo lo alto. Fue el momento cumbre de la tarde. Un solo rejón, porque como decimos Pablo venía a por todas y quería un toro entero para CHENEL. El castaño enseguida de salir, enceló al toro con la cola y lo llevó pegado durante unos metros para rematar el galope por los adentros, con esa especie de trincherazos que pega y que levantó al público de sus asientos. Una primera banderilla al sesgo, con el toro enculado en tablas y marcando perfectamente todos los tiempos, dio paso a otro galope de costado y otro remate. Eran los momentos de mayor comunión de torero y público, pero aquí el toro, ya se cansó de embestir y luego fue el caballo el que tuvo que ir siempre a buscar al astado, ya muy parado y restando brillantes. Toda la emoción la ponían Pablo y CHENEL, pero el toro ya apenas galopaba detrás del caballo. Visto lo cual, Pablo dio entrada a SARMATA y la tarde comenzó a volver a subir de tono, sobre todo con el par de costar a dos manos, en el que todo lo hizo el navarro y su caballo. Luego vendrían los desplantes tocando los pitones del toro con ambas manos y un rejón de muerte que acabó con la vida del Bohórquez. Una oreja y fuerte y mayoritaria petición de la segunda, que el presidente, con su criterio naturalmente personal, no concedió, ganándose la oportuna bronca del respetable.

Si descastado fue el primer toro durante la mitad de la lidia, el segundo se llevó la palma en descastamiento. Apenas unas iniciales carreras detrás de CURRO fue el pobre bagaje de este toro. Esa mansedumbre y poca colaboración restaron emoción a la lidia con MERLIN, que necesita un toro con más movilidad y sobre todo con más emoción. Fue una faena limpia pero sin emoción. Luego vino FUSILERO que levantó la tarde echándose literalmente encima del toro y poniendo todo lo que el manso no tenía. Piruetas en los mismos morros del toro y darle muchas ventajas fueron los argumentos del veterano caballo. También puso emoción SARMATA desafiando al toro con la mirada en los giros, dando el pecho en las cortas y acercándose para que Pablo ejecutase el teléfono. Un rejón en lo alto que no partió terminó con el toro y dio paso a una nueva petición de dos orejas, que de nuevo la presidencia se encargó de abortar y conceder sólo una.

 
ACTUACIONES
16
TOROS
LIDIADOS
25
TROFEOS
OBTENIDOS
26 orejas
y 1 rabo
PUERTAS
GRANDES
7
 
 

 

   
Ir a Google