FECHA 19 de Septiembre de 2006
LUGAR Plaza de toros La Ribera, Logroño, La Rioja, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y ovación)
Antonio Ferrera (silencio y vuelta)
Antonio Barrera (silencio y silencio tras aviso)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Murube, número 12, 452 Kg: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas RONDEÑO (3 banderillas) y SILVETI (1 banderilla); y para el último tercio JACOBINO ( tres cortas y un rejón de muerte, tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Murube, número 53, 502 kilos; De salida KILATE (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL, LABRIT (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres rosas y un par de cortas a dos manos) y DOMINGUIN (un rejón de muerte tras pinchazo y un descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

GALLITO

 
 
 

Nuevamente Pablo Hermoso de Mendoza fue el máximo triunfador de la feria de San Mateo de Logroño, en cuanto a la taquilla, ya que ha sido el único cartel de “No hay billetes” en lo que va de feria y dudamos que se ponga en los días venideros.

En lo taurino, Pablo la que posiblemente haya sido su tarde más gris en Logroño, plagada de mala suerte, si es que en esto del toro se puede hablar de mala suerte.

Tuvo una primera actuación un tanto desangelada, donde sólo en banderillas montando a RONDEÑO y SILVETI consiguió conectar en parte con los tendidos. De salida con CURRO y con nula colaboración del astado, Pablo no acabó de estar a gusto. RONDEÑO fue el caballo más destacado, aunque la poca fuerza del toro restaba emoción a lo que el joven caballo hacía. Terminó la labor Pablo montando a JACOBINO (hasta hoy PELLEN II) con el que colocó tres banderillas cortas, un pinchazo y un metisaca trasero, antes de retirarse al callejón entre el silencio del tendido.

En el cuarto de la tarde, Pablo salió dispuesto a que no se le escapara la tarde en blanco y por eso castigó al toro con un solo rejón de castigo a lomos de KILATE. El buen son del toro y la presencia de CHENEL hacían presagiar otra gran tarde del estellés en la plaza de La Ribera. Pero con la suerte también hay que contar y en el primer galope de CHENEL con el toro, el caballo perdió una de sus herraduras y quedó doliéndose de la mano. La circunstancia, desapercibida para todo el público, naturalmente no pasó inadvertida para Pablo, que automáticamente y entre la sorpresa general, cambió al caballo por LABRIT. Tanto LABRIT como FUSILERO, consiguieron conectar con los tendidos con su toreo cuajado y de verdad. Lo de FUSILERO, la verdad es que no tiene palabras. En esta tarde hizo de CHENEL, de CHICUELO, de LABRIT, de FUSILERO….estuvo completo, variado y siempre torero. En el último tercio reapareció SARMATA y lo hizo con una de cal, como fueron las tres rosas perfectamente colocadas y una de arena, que fue la cornada que sufrió en su muslo derecho al colocar las banderillas cortas a dos manos. Para terminar la labor Pablo echó mano de DOMINGUIN, con el que tras un pinchazo, enterró un rejonazo en lo alto, pero que necesitó de un descabello.

A SARMATA se le apreció una cornada de una trayectoria de unos quince centímetros de profundidad y que tenía trayectoria hacia atrás y ascendente y fue trasladado a la finca de Pablo para ser operado por el veterinario Paco Ganuza.