La capital de las Cinco Villas, Ejea de los Caballeros, se ha convertido en una de las citas obligadas para Pablo Hermoso de Mendoza a lo largo de la temporada, donde ha actuado en trece ocasiones, cosechando grandes triunfos, la mayoría de ellos dentro de la tradicional Feria de la Oliva que se celebra a primeros de septiembre. Hay que agradecer a Julián Caudevilla, empresario de Ejea que nunca ha utilizado en carteles con Pablo, el sistema de colleras, y siempre que ha celebrado corrida de rejones, el sistema ha sido de terna.

Su primera actuación fue el día 1 de septiembre de 1991, lidiando toros de Barcial junto a su padrino de alternativa Manuel Vidrié y al portugués Joao Moura y obteniendo una oreja, montando a caballos como GIRALDA, CAFETERO, ALBAICIN I, CAGANCHO y EBANISTA (foto superior) este para al paseíllo.

Tardó tres años en volver a la localidad zaragozana, lo que ocurrió el 4 de septiembre de 1994, en una corrida mixta, por delante de los matadores Roberto Bermejo, Sergio Sámchez y Ricardo Aguín "El Molinero", dando la vuelta al ruedo tras lidiar un toro de Sánchez Cobaleda.

La única actuación de Pablo en esta Plaza fuera de la tradicional Feria de la Oliva , ocurrió el 21 de abril de 1996, cuando cortó una oreja de un toro de Santos Alcalde, con Joao Moura y Andy Cartagena como compañeros de cartel y con ALDABICA, ALBAICIN, CHICUELO, MAZANTINI, CANDELA y CAGANCHO.

Ese mismo año, el 2 de septiembre volvió a la Feria de la Oliva junto a Antonio Correas y María Sara, y ante toros de Lamamie de Clairac, obtuvo una oreja de cada uno de sus toros, con fuerte petición de la segunda en ambos, y salió por primera vez de esta Plaza a hombros. Esta tarde tuvo que reaparecer la yegua GIRALDA debido a la grave lesión sufrida el día anterior por ALDABICA en Barcelona y que lo retiró de los ruedos. El caballo más destacado esa tarde fue CHICUELO.

La siguiente salida a hombros se produjo el 3 de septiembre de 1997, con toros de Fermín Bohórquez, para el propio Fermín Bohórquez y Paco Ojeda, cortando una oreja de su primer enemigo y dos orejas, con fuerte petición de rabo a su segundo, destacando CAGANCHO, GALLO y VENTURA.

El 2 de septiembre de 1998, fueron los hermanos, Luis y Antonio Domecq, quienes contemplaron como Pablo era sacado a hombros tras cortas dos orejas a un toro de Enrique Ponce sobre GALLO, ALDEBARAN, CAGANCHO y MAZANTINI. Igualmente sucedió el 1 de septiembre de 1999, esta vez con toros de Luis Terrón y como compañeros de cartel Fermín Bohórquez y Martín González Porras y esta vez montando a MARTINCHO, QUECHUA, FUSILERO, CHICUELO y MAZANTINI.

La octava actuación en esta Plaza fue el 9 de septiembre de 2000, con toros de Guardiola Fantoni, para Joao Salgueiro, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, obteniendo una oreja de cada uno de sus enemigos y saliendo por quinta vez consecutiva por la Puerta Grande del coso de la capital de las Cinco Villas. MAGRITAS, FUSILERO, CAGANCHO, ALBAICIN (imagen derecha) ALDEBARAN y BORBA fueron los colaboradores de Pablo.

La novena tarde en Ejea de los Caballeros, fue 4 septiembre 2001, los toros de la Condesa de Sobral, el cartel junto a Javier Buendía y Diego Ventura; los caballos, LABRIT, TABASCO, FUSILERO, A.LBAICIN, DANUBIO y MARIACHI y los trofeos, una oreja.

Si que consiguió abrir la Puerta Grande de nuevo el 4 de septiembre de 2002, ahora con toros de Passanha y con Joao Moura y Andy Cartagena completando el cartel. Una oreja en cada uno de sus toros, fueron el premio final, para lo cual, se apoyó esa tarde en el buen hacer de EBANO, MONTERREY, FUSILERO (en la foto), ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI.

En la temporada 2003, Pablo estaba anunciado el día 4 de septiembre, junto a Borja Baena y Andy Cartagena para lidiar una corrida de Herederos de Mario y Manuel Vinhas, pero el fuerte aguacero hizo que la corrida se tuviera que suspender. Después de deliberaciones y con mucho empuje por parte del empresario Julián Caudevilla, se quedó en celebrar el festejo, con los mismos actuantes, el día 6 de septiembre pero en horario matinal. En un principio, por la novedad del horario, de temió que el público no respondiera a la llamada, pero a la hora de la verdad, los malos augurios quedaron en nada y el tendido presentó una magnífica afluencia de espectadores, en una corrida que se ha convertido en la estrella de la Feria de la Oliva. Lo peor del festejo fue la escasa fuerza y transmisión de la corrida de Vinhas y lo mejor, las dos actuaciones toreras de Hermoso de Mendoza, que pese a que solo cortó una oreja a su primero y fue ovacionado en su segundo, fue distinguido por el Ayuntamiento local como el triunfador absoluto de la Feria, por encima de rejoneadores y toreros a pie. Esas buenas faenas, fueron con la ayuda de MISTRAL (imagen derecha), LABRIT, FUSILERO, CHICUELO, GAYARRE y NATIVO.

También la lluvia estaría presente el 1 de septiembre de 2004 y aunque no impidió que el festejo comenzara, sí que impidió que terminara con la lidia completa. Abrió tarde José Andrés Montero y cerraba el cartel Andy Cartagena, aunque la tarde la despidió Pablo Hermoso de Mendoza debido a que tras la lidia del quinto toro bajo un tremendo aguacero, se decidió suspender el festejo. Se lidiaron toros de Jódar y Ruchena, que dieron muy buen juegoy Pablo, ante su primero, ejecutó la que posiblemente haya sido su mejor faena en Ejea de los Caballeros. La ejecutó con CURRO, CHENEL y FÓSFORO y obtuvo dos orejas, a pesar de un pinchazo previo al rejón de muerte. Sin el pinchazo posiblemente hubiera cortado el rabo del toro. En el quinto SAMURAI, RANCHERO y FÓSFORO, intervinieron bajo una torrencial lluvia, que hizo que los tendidos quedaran vacíos y que todo el público se refugiara en la parte alta de la plaza. También en este toro, Pablo estuvo bien yde no ser por la lluvia hubiese obtenido más trofeos. Todo quedó en ovación, a pesar que la fuerte petición de oreja.

Para el 2005 las condiciones climatológicas fueron más benevolentes y en una tarde templada Pablo volvía a hacer el paseíllo, acompañado ahora por Joao Moura padre e hijo, en la lidia de bureles de Jodár y Ruchena. El estellés lidió en su segundo turno un imponente burraco de gran calidad al que cuajó a plenitud en una gran faena, solo que dos pinchazos previos evitó que el navarro se hiciera con un rabo cantado, quedando todo en una sola oreja que supo a muy poco. En su primero había sido ovacionado. Los caballos utilizados en esa tarde fueron: EXCALIBUR, CHENEL, FOSFORO, SAMURAI, FUSILERO y MONTERREY.

 
a
FECHA 1 de Septiembre de 2006
LUGAR Plaza de toros de España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Antonio Ribeiro Télles (silencio tras dos avisos y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Alvaro Montes (dos orejas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de José Rosa Rodríguez, número 202, de nombre Rezonante, 512 kg: De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de José Rosa Rodríguez, número 2075, de nombre Florista, 529 Kg: De salida PELLEN (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (dos rosas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte, tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

COSTANO y SILVETI

a

Celebraba Hermoso de Mendoza la corrida número cien desde que comenzara el año en tierras mexicanas, concretamente en la localidad de Matehuala. Cien festejos, la mayor parte de ellos triunfales y para cuya celebración la empresa de Ejea de los Caballeros había organizado para que fuesen los hijos del rejoneador, Guillermo y Paula, los que hiciesen el despeje de plaza y los que entregaran los posibles trofeos a su padre. Lástima que la fiesta no pudiera ser completa, porque lo negativo vino en forma de lesión, de una periartritis escápulo-humeral en el hombros derecho, muy resentido ya todo el mes de agosto y que se agudizó al pinchar al quinto toro de la tarde.

Antes de esta circunstancia Pablo había ejecutado cátedra de buen toreo ante el gran toro que lidió en primer lugar. Gran faena que la comenzó templado a lomos de un CURRO seguro de sí mismo, encelando al toro con la cola. Dos rejones de poder a poder, colocados en todo lo alto y sucesivos galleos con el toro portugués embebido en su cola. En banderillas la cosa siguió en familia, porque fue CHENEL el que dio una nueva lección de toreo de costado, de cambiar al toro de sus terrenos y de clavar banderillas marcando los tiempos. Los cambios por los adentros fueron continuos ante el buen galope del murubeño. Y para finiquitar fue SARMATA el que continuó acaparando el interés del numeroso respetable con res banderillas cortas, la última de ellas en terrenos inverosímiles. El borrón a tan extraordinaria faena vino con la colocación algo trasera del rejón de muerte y que fue lo que privó al navarro de obtener un triunfo más redondo. Consiguió una oreja y a pesar de la petición, ésta no fue atendida por el palco.

El quinto fue el toro más complicado del excelente encierro de Rosa Rodríguez. Pablo comenzó la lidia montando a PELLEN, caballo que va a más día a día y con el que en esta ocasión la compenetración fue casi total. Dos rejones de castigo y varias pasadas toreando con la bandera permitieron que el caballo se gustara en la suerte. Las banderillas fueron un duelo de los caballos de los “aguacilillos”. Fueron LABRIT y FUSILERO, los que iniciaron la corrida montados por Guillermo y Paula, los que ahora, bajo las órdenes de su padre se enfrentaron al toro luso. El primero es pura miel, es un toreo tan suave, sin estridencias, pero con toda la emoción del toreo cruzado. El segundo es la chispa, la emoción, la sensación de riesgo de las piruetas y de las banderillas citando muy en corto. Y si estos dejan algo en el tintero, esto lo exprime al máximo SARMATA. Dos rosas fueron el preámbulo al esperado par a dos manos de las cortas, ya tan esperado, como jaleado por los tendidos. Al primer intento con el rejón de muerte, Pablo golpeó en una banderilla, produciéndose la lesión en el hombro derecho. Afortunadamente al segundo intento acertó en blanco, porque si no es posible que no hubiese podido ni terminar la faena. Una vez dada la vuelta al ruedo Pablo pasó a la enfermería donde fue reconocido y donde se le recomendó guardar reposo por lo menos cinco días, con lo que se perdería cuatro o cinco festejos.

 
ACTUACIONES
13
TOROS
LIDIADOS
26
TROFEOS
OBTENIDOS
20 orejas
PUERTAS
GRANDES
7
 
 

 

   
Ir a Google