FECHA 14 de Mayo de 2006
LUGAR Plaza de toros de Osuna, Sevilla, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (pitos y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Joao Moura hijo (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 54: De salida VILLA (2 rejones de castigo); en banderillas SILVETI (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 47: De salida ZAPATA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y MERLIN (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (3 rosas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

RONDEÑO y GALLITO

   
 

En general, la corrida de Benítez Cubero no colaboró en el triunfo de los toreros a caballo y sólo las ganas que echó Pablo Hermoso de Mendoza en ambos toros, le permitieron obtener cuatro orejas y con ellas abrir una nueva puerta grande en este mes de mayo, que supone la quinta consecutiva.

Fue un premio otorgado por el público de Osuna con el que agradecieron el esfuerzo realizado ante dos toros, que como el resto de la corrida, para nada colaboraron con los caballos del jinete navarro y en cuya faena, todo lo tuvieron que hacer equinos y caballero. El primero galopó fuerte en la salida de VILLA e incluso le puso en apuros en el primer envite, cuando profirió al caballo un baretazo que le quitó incluso el pelo de su posterior izquierdo. Parecía que iba a ser un toro con bravura y emoción, pero eso fue todo. A partir de aquí, prácticamente ni un solo galope tras los caballos. Pablo tuvo que echar literalmente encima del toro a SILVETI, FUSILERO y SARMATA para poner la emoción que el toro no tenía. A pesar que el rejón de muerte fue defectuoso, el público muy entregado a Pablo, solicitó las dos orejas que el palco otorgó.

Similar juego dio el toro listón que salió en quinto lugar y que también demostró cierta codicia detrás de ZAPATA, pero luego CHENEL, MERLIN y un gran SARMATA tuvieron de nuevo que hacer todo ante el astado. Destacar en lo negativo del toro que ni una sola vez galopó detrás de la grupa y la cola de CHENEL, a pesar que el caballo castaño se la ofreció varias veces. Quien consiguió caldear y de que manera los tendidos fue SARMATA con tres banderillas rosas llenas de exposición y cercanía y sobre todo con un gran par de banderillas cortas a dos manos que levantó al público de sus asientos.