Logroño es una ciudad que ha tenido una influencia importante en la vida de Pablo Hermoso de Mendoza. Por motivos profesionales, su padre se desplazó a esta ciudad a principios de la década de los ochenta y Pablo, le acompañaba siempre que sus deberes escolares se lo permitían y posteriormente con dedicación plena, porque abandonó pronto los estudios. Fue precisamente en esta ciudad donde preparó sus dos primeros caballos de rejoneo CAFETERO y PEZANHA, dos ejemplares importantes en sus inicios.

Pero pese a este arraigo de Pablo con la capital riojana, sus actuaciones en su plaza de toros no han sido muy abundantes, principalmente debido a que la Casa Chopera no programaba dentro de sus abonos ninguna corrida de rejones y por eso las ocho intervenciones del navarro en dicho coso han sido bien en corridas mixtas o en festivales.

Repasando su trayectoria en el antiguo coso logroñés (recordemos que la actual Plaza de "La Ribera" fue inaugurada hace apenas tres años), vemos que debutó el día 22 de septiembre de 1991, actuando en medio de un festejo junto a Francisco Ruiz Miguel, José Pedro Prados "El Fundi" y "Gallito de Alfaro". Pablo lidió un toro de Conde de Murça, que salió con pies y al que paró magistralmente con GIRALDA. Después el toro se paró en exceso y tuvieron que poner todo de su parte CAGANCHO y CAFETERO, para que al final Pablo diese una vuelta al ruedo, a única de la tarde.

Su primera oreja la obtuvo el 24 de septiembre de 1995, esta vez actuando junto a José Antonio Campuzano, Pedro Carra y Manuel Sánchez y obteniéndola de un toro de Martínez Elizondo que tampoco le dio facilidades. También en esta ocasión el caballo más destacado fue el de salida, en esta ocasión BUENAVENTURA y brillantes, ante el peligroso toro, estuvieron CHICUELO (en la foto), CAGANCHO y BORBA.

La tercera tarde de Pablo en Logroño, fue el 9 de junio de 1999, con motivo de un homenaje que el Club Taurino de Logroño brindaba al empresario de la Plaza, recientemente fallecido, Manuel Martínez "Chopera". Los protagonistas del festival fueron junto a Hermoso de Mendoza, el también rejoneador Nacho Ortega, de Logroño, los matadores Dámaso González, José Ortega Cano, Tomás Campuzano,, Pedro Carra y el entonces novillero Diego Urdiales. Esta fue la tarde más redonda de Pablo en Logroño, ante un buen toro de Campos Peña con el que bordó el toreo desde LABRIT, hasta MAZANTINI, pasando por CHICUELO y CAGANCHO y con los que consiguió obtener las dos orejas y el rabo de su oponente, tras lo cual, lo cierto es que la opinión pública de Logroño y el público en general, no se explican como tardó tanto tiempo en volver a Logroño.

El año 2002 debutó en la nueva Plaza de la Ribera, el día 23 de septiembre, con una gran expectación y el cartel de "no hay billetes" colocado. La corrida fue mixta y compartió tarde con Francisco Rivera Ordóñez y Miguel Abellán y lidió dos toros de Carmen Lorenzo. Pablo montó un auténtico lío con el buen toro que abrió plaza y al que cortó una oreja, con gran bronca a la presidencia por no conceder la segunda, pedida por una gran mayoría. Desgraciadamente el cuarto de la tarde, fue un toro manso, que no ayudó para nada a Pablo y con el que fue silencia. EBANO, FUSILERO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE y MARIACHI fueron sus argumentos en una tarde donde por desgracia, el Presidente se convirtió en protagonista.

El 27 de septiembre de 2003 era un domingo que quedaba sin toros y fuera de lo que era el abono de Logroño, porque las fiestas en la capital riojana terminaban el día anterior. La Casa Chopera programó para ese día y por primera vez en Logroño, una corrida de rejones, con el portugués Antonio Ribeiro Télles, Pablo Hermoso de Mendoza y Sergio Galán, lidiando toros de Domínguez Camacho. La corrida fue un éxito de taquilla, con los tendidos llenos de público aficionados al caballo y al reclamo del caballista de Estella, que como suele ser habitual, no defraudó, y firmó una de las faenas cumbres de esa temporada, destacando el toreo en banderillas de GAYARRE y sobre todo de CAMPOGRANDE, aunque no hay que olvidar que también brillaron COYOTE, LABRIT, FUSILERO, CHICUELO y NATIVO (en la imagen de la izquierda). Pablo obtuvo dos orejas en el segundo de la tarde y fue ovacionado con el reservón y complicado quinto y se convirtió en el primer rejoneador que sale a hombros de la Plaza La Ribera de Logroño, por lo que su nombre ya estará para siempre ligado a la historia de esta plaza, al igual que lo está a la de Illumbe, de San Sebastián.

Y si importante fue esa tarde para Pablo y para el público riojano, no menos importante lo fue la del 23 de septiembre de 2004, cuando tras una primera labor insulsa ante un sobrero de Los Espartales, sustituto de otro de Murube, bordó otra de las mejores faenas en el ruedo de La Ribera. Imponente ante un toro de Murube, con el que bordaron el toreo SAMURAI, CHENEL y FÓSFORO, pero sobre todos CAMPOGRANDE, en una labor que todavía se recuerda en Logroño con admiración. Pablo ante un tendido que acabó el papel en la taquilla obtuvo las dos orejas de este quinto de la tarde, escuchando palmas en el primero. Completaron la terna, los matadores Miguel Abellán y Sebastián Castella, que lidiaron toros de Montalvo.

Tan importante fue la faena realizada por Pablo Hermoso de Mendoza, que el Club Taurino Logroñés, concedió al rejoneador de Estella y dentro de sus galardones correspondientes a la Feria, una mención especial por su magnífica actuación.

Estas buenas actuaciones y sobre todo los taquillazos que provocaba la presencia de Pablo Hermoso de Mendoza en la capital riojana hizo que la Empresa lo programara el 8 de mayo de 2005 junto a los otros dos triunfadores del San Mateo 2004: Sebastián Castella y José María Manzanares hijo. Pablo brilló sobremanera en el primer toro de Carmen Lorenzo que lidió y en el que fue ovacionado. Paradójicamente obtendría la única oreja del festejo en el cuarto de la tarde, en cuya labor, no alcanzó los niveles de la primera. Protagonistas en el primer toro fueron EXCALIBUR, CHENEL, CAMPOGRANDE y GARBANZO, un caballo de Roberto Armendáriz que Pablo estuvo probando unos días y que debutaba en esta corrida. El segundo toro fue lidiado por CURRO, LABRIT, FUSILERO y de nuevo GARBANZO.


Y las grandes entradas en taquilla continuaron el 24 de septiembre de 2005, ya como parte de la Feria de San Mateo el estellés provocó el único llenazo de todo el serial riojano en un festejo donde realizó una faena magistral al primero de su lote, un buen toro de los hijos del Capea, que fue cuajado a plenitud por Pablo, cortándole las dos orejas en una labor inspirada a lomos de EXCALIBUR, CHENEL y FOSFORO. De esta manera Hermoso de Mendoza se convirtió en el triunfador del festejo mixto en el que también tomaron parte José María Manzanares y Miguel Angel Perera, quienes lidiaron astados de Alcurrucén. El triunfo para el jinete navarro hubiera sido mayor de no haber descordado al cuarto de la tarde, al que le realizó otra lidia de gran nivel, esta vez montando a CURRO, FUSILERO, SILVETI y FOSFORO.

 
a
FECHA 6 de Mayo de 2006
LUGAR Plaza de toros La Ribera, Logroño, La Rioja, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas)
José Antonio “Morante de la Puebla” (ovación y silencio)
Cayetano (ovación y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 29, 523 kilos, de nombre Olvidado: De salida VILLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas y tres rejones de muerte además de dos pinchazos y 1 descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 15, 532 kilos, de nombre Temblador: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas MERLIN (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (2 rosas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT, ZAPATA y GALLITO

a

Gran triunfo de Hermoso de Mendoza en la Plaza de toros La Ribera de Logroño, de donde fue sacado a hombros tras cortar dos orejas al cuarto de la tarde, pero que de no haber fallado con el rejón de muerte en el primero, estaríamos hablando de una tarde completa del estellés.

Fue una pena que en el toro que abría plaza, Pablo estuviera tan desafortunado con el rejón de muerte y perdiera así la oportunidad de obtener orejas, que seguramente por partida doble hubiesen ido a sus manos. Lo cierto es que había ejecutado una labor ante un toro de Los Espartales que fue de menos a  más y que acabó colaborando con los caballos del rejoneador. Parte de la culpa de que el toro se interesara la tuvo VILLA que los templó y como decimos, interesó de salida a un toro abanto, y siempre saliendo con querencia a tablas. Fue durante este tercio, porque tras él, llegaron las banderillas y con ellas CHENEL y el toro era otro. Ahora sí galopaba con codicia detrás de la muleta-cola de CHENEL, que por fin, disfrutó de un buen toro este año y no deleitó con lo mejor de su repertorio. El público había tornado los pitos iniciales dirigidos al toro, por continuas ovaciones al conjunto caballo-caballero-toro y que no bajaron de nivel con la presencia de FUSILERO. Dos banderillas citando muy en corto y una serie de tres piruetas hicieron estallar al público. Lástima que tras la gran entrega en este tercio, el toro lo acusó y para banderillas cortas ya apenas colaboraba. Pablo se apoyó en el gran momento de SARMATA para dejar tres palitroques en lo alto, sin una sola pasada en falso y efectuar la suerte del teléfono. El calvario vendría con el rejón de muerte, donde a pesar de que SARMATA le colocaba al toro en el mismo estribo, Pablo encontraba hueso una y otra vez. Cinco pinchazos, en los que el navarro incluso se ponía de pie sobre los estribos para hacer fuerza con todo el cuerpo, pero ni por esas. No fue asta el sexto intento cuando el rejón quedó enterrado, aunque contrario y necesitó y golpe de descabello. Lástima porque creemos que la faena hubiese sido de orejas.

En el cuarto, había que echar el resto y para ello también era fundamental el buen juego del toro de Espartales. Como ambas cosas se dieron, el triunfo resultó clamoroso y una nueva puerta grande en esta moderna plaza para Pablo, único rejoneador hasta ahora en salir a hombros de la misma y además en varias ocasiones.

Al gran toro de Espartales, lo recibió CURRO y pronto el caballero pudo medir las continuas embestidas. Primero con largos galopes ante el ímpetu del toro, luego con toreo en redondo más templado y cercano. Los rejones de castigo en lo alto y dos muletazos con la bandera antes de cambiar el tercio. Era un toro perfecto para CHENEL, pero éste ya había toreado, y había que dar oportunidad a otros caballos, como MERLIN, que ya de salida, llamó la atención del respetable por su preciosa lámina. Estuvo ajustado en dos banderillas cambiando de pitón, llevó al toro de costado al hilo de las tablas y remató su labor con piruetas en la cara del toro. Un caballo nuevo, que todavía se tiene que cuajar, pero que está dando unas expectativas muy positivas. Luego vino el toreo serio y poderoso de SILVETI, que se hartó de llevar al toro pegado al estribo y sin perderle la cara. Giraba en redondo con el toro interesado en su estribo en un toreo de cercanía que llegaba mucho a los tendidos, ya totalmente entregados con el rejoneador navarro. La fiesta continuó por todo lo alto con la colocación de dos rosas a lomos de SARMATA, con la ejecución de la suerte del teléfono, en una ocasión, en que Pablo ni se agachó. El toro prácticamente saltó a su encuentro. Luego un soberbio par a dos manos, dando el pecho del caballo y ahora sí, ahora el rejón hasta la bola y con muerte instantánea y espectacular del astado. Apoteosis para un torero que tiene una comunión especial con la afición de la plaza de toros de la capital riojana, que una vez más lo han visto salir a hombros de su coso.

 
ACTUACIONES
9
TOROS
LIDIADOS
15
TROFEOS
OBTENIDOS
13 orejas
y 1 rabo
PUERTAS
GRANDES
5
 
 

 

   
Ir a Google