La plaza de Reynosa guarda un muy especial recuerdo de la fecha en que en ella debutó Pablo Hermoso de Mendoza, un 18 de febrero de 2001, ya que este coso inaugurado en 1927, vio aquella ocasión llenas sus graderías por primera vez en su historia. El cartel lo conformaban, aparte del navarro, Hernán Ondarza y José Daniel Ayala (en la imagen brindándole a Pablo un toro) con astados de Golondrinas. El estellés correspondió al lleno con dos faenas plenas de torería que le redituaron una oreja en su primero y los máximos trofeos en su segundo, saliendo a hombros por la Puerta Grande en aroma de multitud.

Su segunda actuación en esta ciudad tamaulipeca fue igualmente exitosa ya que el coloso español desorejó por partida doble a los dos bureles que le correspondió enfrentar, provenientes ambos de las dehesas de La Ronda. En el cartel aparecían también los matadores mexicanos Miguel Lahoz y nuevamente José Daniel Ayala. La cuadra que utilizó el esteta navarro fue: TABASCO (fotografía derecha), BATISTA, TEXCOCO, CAMPO GRANDE, CHICUELO y MARIACHI.

Y el 7 de marzo de 2004 tuvo lugar la tercera actuación del rejoneador navarro en reynosa, la que por supuesto que mantuvo el tono triunfal. En una tarde donde alternó con los diestros Hector de Granada y Arturo Manzur, el estellés cuajó una gran y emotiva faena al segundo de su lote, al que le cortó también los máximos trofeos. SULTAN, GAYARRE, NATIVO, SAMURAI, RAMSES, CHENEL, FUSILERO y REBUJO fueron los caballos que tuvieron llamado esa tarde, en donde se lidiaron astados de Puerta Grande para el toreo a la jineta y de La Playa para los de a pie.

 
a
FECHA 12 de Marzo de 2006
LUGAR Plaza de toros de Reynosa, Tamaulipas, México
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Gastón Santos (oreja y dos orejas)
Jorge Hernández Gárate (oreja y dos orejas y rabo)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Refugio Peña, número 246, de nombre Tecate, 475 Kg. De salida VILLA (2 rejones de castigo); en banderillas GALLITO (3 banderillas) y MERLIN (2 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Refugio Peña, número 20, de nombre Caguamón, 480 Kg. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT

a

Pablo Hermoso de Mendoza cerró este domingo en la fronteriza Reynosa un fin de semana arrollador, repitiendo la cosecha de trofeos del día anterior; en un festejo que será además recordado por haberse escapado un toro a la hora del sorteo.

Hace exactamente seis semanas, en este mismo espacio dábamos cuenta a ustedes del incidente protagonizado por el toro “Pajarito” durante la corrida celebrada en la Monumental Plaza de toros México; festejo en el que Pablo sumó su segundo rabo cortado en el albero de Insurgentes. Bueno pues ahora iniciamos este comentario consignando el zafarrancho que se armó a la hora del sorteo en la plaza de toros de Reynosa, en momentos en que estaba por enchiquerarse al toro No. 20 de la Ganadería de Refugio Peña, “Caguamón” de nombre, correspondiente al lote del centauro navarro, el astado sorpresivamente pegó una arrancada y pudo salir de las corraletas de la plaza, yéndose en una alocada carrera a recorrer gran parte de los terrenos en donde se encuentra asentado el coso. Con el toro suelto se vivieron momentos de gran tensión y peligro ya que casi anexo a los chiqueros se ubica el patio de caballos, que para esa hora estaba sumamente poblado, ya que al tratarse de un festejo de rejones, se realizaba el arreglo y enjaezado de los corceles de los tres rejoneadores que harían el paseíllo por la tarde. De inmediato los caballerangos procedieron a subir a toda prisa a los caballos a los camiones para protegerlos de cualquier eventualidad, mientras que miembros del servicio de plaza, así como la gente que iba en representación de los rejoneadores, entre ellos José Manuel Rodríguez Fácila, de la cuadrilla de Pablo; se avocaron de inmediato a intentar recapturar al renegado burel. Así debieron transcurrir casi dos horas de lucha y fatiga, hasta que finalmente lazado el de Refugio Peña fue conducido de nuevo al corral, utilizando como manga el callejón del ruedo. Afortunadamente este episodio no pasó a mayores y no hubo desgracias físicas que lamentar a excepción del susto que pasaron varios aficionados que se encontraban presentes a esa hora dentro de la plaza. Por lo que estamos seguros que muchos de ellos tuvieron que hacerle honor al nombre de “Caguamón” (dentro del argot popular mexicano se le suele llamar caguama a una botella de cerveza de casi un litro de contenido) para volver a retomar la tranquilidad del día.

Retomando el hilo del festejo “Caguamón” salió al ruedo en el segundo turno del rejoneador navarro y como es lógico pensar de inmediato acusó los efectos de la denodada lucha que sostuvo en su afán por no regresar a los corrales. A ese cansancio y quebranto debemos sumar la orientación que tomó al enfrentar previamente capotes, lazos y gentes, por lo que CURRO debió extremar precauciones, lidiándolo poderosamente, dándole la ventaja de los terrenos, cuarteando limpiamente para que Pablo le hiciese sangre con dos rejones de castigo. Después de sentir el quebranto en sus carnes la res fue a refugiarse a tablas y hasta allá llegó CHENEL para consumar dos estupendas banderillas al sesgo, aguantando enormidades al momento de la reunión ya que su oponente, ya totalmente rajado, comenzaba a pegar tornillazos. FUSILERO tuvo que sobarlo lo indecible para lograr que se arrancase y así poder dejar primero las banderillas y posteriormente ajustárselo al máximo en las piruetas. Cuando DOMINGUIN salió al ruedo el ejemplar estaba totalmente cerrado a tablas, así que seguimos sin explicarnos por donde pasaron jinete y caballo para dejar unas sumamente expuestas cortas y un par de banderillas a dos manos de una autenticidad inconmensurable. El espectacular rejonazo con el que Pablo fulminó al huidizo astado fue otra proeza ya que el toro no empujaba ni un ápice, así que el navarro debió echarse casi encima de la res para poder sepultar el acero, siendo recompensada su labor con las dos orejas del de Refugio Peña.

Igual premiación había obtenido el centauro español por la completa faena que le realizó a su primero, un ejemplar que tenía buen son pero que jamás acabó por entregarse. VILLA le dio la bienvenida, haciéndose rápidamente con su embestida para fácilmente recortarlo mientras que se le quebrantaba con dos hierros de buena manufactura. GALLITO abrió un destacado tercio de banderillas, participando en tres palitroques, el último de gran exposición, consumando la reunión al estribo, mostrando siempre una expresión muy torera. MERLIN también pasó con nota alta en dos garapullos más, ambos a cámara lenta, citando arrogantemente y flexionando su cuerpo con maestría para salir avante de la suerte en momentos en que el toro comenzaba a quedarse corto. Los dos apéndices se rubricaron con los hierros finales y un rejón de muerte en todo lo alto que hizo doblar espectacularmente al astado, pintándose de inmediato de blanco los atiborrados tendidos de la plaza para exigir los trofeos que con gran satisfacción paseó Pablo en la que sería su primer vuelta al ruedo de la tarde.

 
ACTUACIONES
4
TOROS
LIDIADOS
8
TROFEOS
OBTENIDOS
13 orejas
y 2 rabos
PUERTAS
GRANDES
4
 
 

 

   
Ir a Google