El cubierto coso veracruzano de La Concordia, uno de los más modernos y funcionales del orbe taurino, recibirá este domingo, por octava ocasión a Pablo Hermoso de Mendoza, quien debutó en esta plaza el 13 de Febrero del año 2000, en un festejo de rejones compartiendo cartel con los mexicanos Giovanni Aloi y Miguel Urquiza, así como con el joven jinete francés Rafi Durand; en la lidia de un encierro de El Ciervo. Hermoso de Mendoza tuvo aquella tarde una gran actuación, enfrentando dos toros en solitario y cosechando de ellos un total de tres orejas y un rabo.

Posteriormente, el 11 de Febrero de 2001, regresaría el estelles nuevamente a esta arena, en una corrida mixta alternando con los matadores Oscar San Román y Alberto Ortega. A Pablo le correspondieron dos toros de la ganadería jalisciense de Mariano Ramírez, a los que desorejó por partida doble.

Su siguiente actuación en la plaza aconteció la noche del 1 de Noviembre de 2001, lidiando astados de Mariano Ramírez y Carranco para rejones y de Golondrinas para los de a pie. Hermoso cortó una oreja de su primero, estando acompañado en el cartel por Fernando Ochoa y José Luis Angelino.

El 17 de marzo de 2002, Hermoso de Mendoza cerraba en La Concordia su exitosa temporada 2001-2002, haciéndolo de manera triunfal ya que le cortó una oreja a cada uno de los dos astados de Bernardo de Quiróz que enfrentó, compartiendo cartel con el rejoneador Emilio Gamero y los matadores Leopoldo Casasola y Fermín Spínola. La imágen corresponde a esta tarde, con Pablo montando al tordo DANUBIO.

La quinta del coloso español bajo la cubierta del coso de Orizaba tuvo lugar también en el 2002, ya dentro de su siguiente campaña mexicana, el 22 de diciembre, haciendo el paseíllo al lado de Oscar San Román y Ricardo Adrián, lidiando astados de El Grullo y uno de Vistahermosa. Esa tarde, con el primero de su lote, Pablo realizó una de las mejores faenas que se le han visto en suelo mexicano, desafortunadamente malograda con el acero de muerte, por lo que perdió un rabo ganado a toda ley con su esfuerzo en el ruedo. Hermoso salió de la plaza con una oreja de su segundo y el reconocimiento total del público asistente.

La sexta aparición del centauro navarro en la arena veracruzana tuvo lugar el 16 de noviembre de 2003, provocando otra gran entrada en una tarde al lado de los diestros aztecas Guillermo González "Chilolo" y Alejandro Amaya, en la lidia de astados de La Playa para la lidia ordinaria y de Refugio Peña para el montado. Hermoso de Mendoza que venía recuperándose de la lesión de Juriquilla tuvo una gran tarde, la más redituable de todas, obteniendo los máximos trofeos de su primero, y sumando dos orejas más de su segundo.En esta ocasión brillaron con luz propia: FUSILERO, LABRIT, NATIVO, CHICUELO y CHACAL.

Así llegamos a la séptima y hasta el momento última comparecencia de Pablo en la arena orizabeña la cual se llevó a cabo el 24 de octubre de 2004, alternando ahora con los matadores mexicanos Rafael Ortega y Oscar San Román, en la lidia de astados de Golondrinas. Ante otra gran entrada el esteta navarro sumó una nueva Puerta Grande, llevándose una oreja de cada uno de los toros que enfrentó. CURRO, DE PAULA, CERVANTES, FOSFORO, SAMURAI, CHENEL y FUSILERO fueron los caballos que vieron acción esa tarde bajo la cubierta veracruzana.

 
a
FECHA 12 de Febrero de 2006
LUGAR Plaza de toros de Matehuala, San Luis Potosí, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
José Luis Angelino (dos orejas y silencio)
Pepehillo (silencio y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Encinos, número 320, de nombre Barrito, 460 Kg. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas GALLITO (2 banderillas) y MERLIN (2 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos, 2 rosas y 1 rejón de muerte tras dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de José María Arturo Huerta, número 778, de nombre Marino, 510 Kg. De salida VILLA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (3 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHICUELO, LABRIT y SILVETI

a

Precioso lucia esta tarde el coso techado de la Concordia, lleno para presenciar el festejo en donde Pablo Hermoso de Mendoza alargó su impresionante racha de Puertas Grandes consecutivas, sumando la doceava en fila, deleitando a la afición orizabeña con una actuación entregada que tuvo momentos de gran brillantez.

Hermoso de Mendoza inició su participación en la arena veracruzana enfrentando a un aquerenciado toro de Los Encinos. Solo CURRO, de inicio, pudo hacer que la res se desplazara con largueza ya que después de sentir en sus carnes dos rejones de castigo el burel se situó en la zona del tercio y ya no hubo forma de sacarlo de ahí. GALLITO se plantó en esos terrenos y cuajó dos excelentes banderillas, ambas al sesgo, dándole todas las ventajas a su oponente, toreándolo con el pecho y ganándole limpiamente la cara. A MERLIN tampoco le representó dificultad la concesión del terrenos al de Los Encinos y llegándole muy de cerca le marcó excelentemente los tiempos para reunirse con pureza y clasicismo. Clasicismo que también mostró DOMINGUIN en la rueda de cortas y rosas, teniendo como intermedio un par de banderillas a dos manos en todo lo alto y con suma despaciosidad. Fue una lástima que en esta ocasión Pablo no acertase al primer intento con el rejón de muerte, ya que ello le privó de obtener al menos una oreja por el conjunto de la faena.

Los dos apéndices y la Puerta Grande llegaron con un toro demasiado gordo al que de inmediato le empezó a afectar el tonelaje que llevaba a cuestas, parándose y defendiéndose. VILLA no tuvo problemas para acortarle los terrenos ya que al burel le costaba emplearse para ir en pos del alazán. Después de quedar quebrantado con dos rejones en el morrillo, CHENEL apareció para intentar realizar su magistral toreo, y por momentos lo logró aunque como mencionábamos, el peso del de José María Arturo Huerta le impidió ofrecer mayor colaboración para la faena. De cualquier forma FUSILERO lo intentó y a base de sobarlo y consentirlo logró consumar tres banderillas de gran exposición y en un auténtico milagro, consiguió hacer que el burel se encelara con su cola para poderle pegar las piruetas, mismas que le resultaron comprometidas y pintureras. Este veterano tordo se encuentra en un momento espléndido, conectando en todo momento con los tendidos. DOMINGUIN terminó la obra con las cortas, otro par de banderillas a dos manos, también de impecable ejecución y ahora sí un rejonazo fulminante que le garantizó al jinete navarro la obtención de los trofeos que le permitieron salir en volandas por la Puerta Grande de la plaza de Orizaba.

 
ACTUACIONES
8
TOROS
LIDIADOS
16
TROFEOS
OBTENIDOS
19 orejas
y 2 rabos
PUERTAS
GRANDES
6
 
 

 

   
Ir a Google