FECHA 22 de Enero de 2006
LUGAR Plaza de toros "La Luz" de León, Guanajuato, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y ovación)
José Luis Angelino (dos orejas y oreja)
Juan Antonio Adame (oreja y palmas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Refugio Peña, número 7, 485 Kg., de nombre Zapatero: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio PASAFUME (3 cortas, 2 rosas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Refugio Peña, número 278, 490 Kg., de nombre Pastor: De salida MONTECARLO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (3 cortas, 2 pares de banderillas a dos manos, un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

DE PAULA

   
 

Gran ambiente y lleno en la plaza de toros leonesa “La Luz”, un coso del que raras veces Pablo Hermoso de Mendoza sale por su propio pie, premisa corroborada la tarde de hoy domingo, en la que el navarro cortó dos orejas y sumó con ellas su séptima salida a hombros por la Puerta Grande de esta distinguida plaza guanajuatense.

La actuación del caballista estellés estuvo aderezada de momentos de gran brillantez y solo el haber pinchado a su segundo, impidió que obtuviera una cifra mayor de trofeos.

Las dos orejas se las cortó Hermoso de Mendoza al que abrió plaza, un astado que por momentos embistió con calidad pero que rápidamente se aquerenció en los medios del ruedo. Con CURRO Pablo le castigó en dos ocasiones, llevándolo embebido primero en la cola del caballo y posteriormente en la bandera del rejón. A LABRIT no le amedrentó el que su oponente le planteara la batalla casi en la boca de riego del ruedo, hasta allí galopó el tordo y con dos quiebros extraordinarios le ganó limpiamente la cara, permitiendo a su jinete asomarse al balcón para clavar las banderillas con alarde de facilidad. SILVETI apareció en la arena en momentos en que el burel comenzaba ya a regatear las embestidas, ello no fue impedimento para que el castaño desplegara su fascinante toreo de caras, completando el tercio con dos palos más. Para el tercio de muerte Pablo decidió hacer debutar a PASAFUME, un tordo vinoso, lusitano, de buena presencia, que se mostró seguro y fácil en cortas y rosas, tomando buen sitio para que Hermoso sepultara un rejón de muerte que fulminó al de Refugio Peña, provocando de paso una gran explosión de júbilo entre el público que de inmediato exigió a la autoridad la concesión de los trofeos, los cuales fueron paseados con orgullo por el rejoneador español a lo largo de una aclamada vuelta al ruedo.

MONTECARLO, un precioso alazán de finas hechuras, tuvo su bautizo de fuego ante el cuarto de la tarde, un toro muy serio y cuajado que salió de chiqueros con muchas patas pero que pronto cambió de lidia y terminó defendiéndose y tirando cabezazos. El alazán aprobó el examen con nota alta después de doblarse con facilidad y marcarle ágilmente los terrenos a la res. CHENEL tuvo que batallar ante un oponente que jamás se entregó y que siempre iba al paso, el castaño supo como dominarlo y toreándolo mucho en las reuniones consumó dos banderillas de buen nivel: FUSILERO apareció para pegarse un arrimón con el de Refugio Peña, desafiándolo en los terrenos cortos y ciñéndoselo lo indecible a la hora de las piruetas, de nuevo una gran tarde de este veterano tordo al que le sienta de maravilla la embestida del toro mexicano. DOMINGUIN tuvo su llamado para el final y aportó su esfuerzo en las cortas, en dos pares de banderillas a dos manos, mejor el segundo, y en un efectivo rejón de muerte al segundo intento, lo cual representó el óbice para que Pablo pudiese obtener cuando menos otro apéndice más, quedando todo en un sonora y calurosa ovación.