Pablo Hermoso de Mendoza vuelve a la Plaza que lo vio nacer, hace casi diecisiete años, como matador de toros, ya que en dicho ruedo tomó la alternativa un día 18 de agosto de 1989, con un toro de César Moreno, al que cortó las dos orejas. El maestro Manuel Vidrié le cedió los trastos en presencia de los testigos Curro Bedoya y Antonio Correas. Esta alternativa había sido programada dos días antes pero una tormenta de agua y granizo justo en el momento en que se iba a iniciar al paseíllo hizo que se aplazase dos días más tarde. Las imágenes de dicha tormenta todavía estarán grabadas en los asistentes a dicho festejo, porque las gradas estaban repletas, con el papel terminado y la salida de la Plaza fue dantesca, por la cantidad de agua que había caído. Entre los caballos destacados esa tarde están HELIOS, CAFETERO o GIRALDA.

Esa misma temporada, la Empresa para reforzar el cartel del día siguiente, del que se había caído uno de los actuantes, incluyó de nuevo a Pablo en el cartel para abrir Plaza, con un toro también de César Moreno y junto a José Luis Parada, Víctor Mendez y Vicente Ruiz "El Soro". Tras su actuación, dio la vuelta al ruedo.

El 16 de agosto de 1990 se programó una corrida de rejones con seis caballeros actuantes para seis reses de Dolores Aguirre. De esta forma lidiaron Manuel Vidrié, Curro Bedoya, Leonardo Hernández, Antonio Correas, Ginés Cartagena y Pablo, que obtuvo una oreja de su enemigo montando a MAZANTINI I, ALBAICIN I y ULZAMA.

De nuevo el 16 de agosto de 1991, se optó por la misma fórmula de seis rejoneadores, con el mismo cartel, menos Manuel Vidrié y Leonardo Hernández, sustituidos por Fermín Bohórrquez y el local Oscar Llorente, con toros de Antonio José Galán, obteniendo Pablo Hermoso dos orejas de su enemigo, esta vez montando a GIRALDA, CAFETERO y ALBAICIN I.

Al día siguiente vuelve a actuar en una corrida mixta, abriendo el cartel con Luis Francisco Esplá, Rafi de la Viña y Martín Pareja Obregón, dando la vuelta al ruedo ante un toro de El Toreo. En este festejo actuó como caballo del último tercio CAGANCHO, quien lo hizo tan mal que Pablo lo tuvo que sustituir tras las banderillas cortas por GIRALDA.

Vuelve la lidia con colleras el 17 de agosto de 1992, esta vez con toros de Victor y Marín para Joao Moura, Javier Buendía y Fermín Bohórquez, obteniendo una oreja en su toro y dando la vuelta junto a Javier Buendía en la collera. La cuadra esa tarde estaba compuesta por GIRALDA, CAGANCHO (en la foto superior), CAFETERO, EVORA y ZINGARO.

La tercera salida a hombros de Hermoso de Mendoza de la Plaza de Tafalla se produjo el 18 de agosto de 1993, con una corrida de Luis Albarrán, cortando dos orejas en el dúo con Antonio Correas, dando la vuelta al ruedo en su toro individual, tras escuchar un aviso. El cartel lo completaban Luis y Antonio Domecq y Hermoso de Mendoza montó a INDIO, CAGANCHO, CAFETERO y BORBA.

Toros de Víctor y Marín, de nuevo, el 16 de agosto de 1994 y otro cartel inédito; Javier Buendía, María Sara, Oscar Llorente y Pablo, con saludos en su toro y oreja en la collera con María Sara, destacando la labor sobre CAGANCHO.

Por primera vez se repetía un cartel el 16 de agosto de 1995, y era el mismo que había actuado dos años antes, o sea Antonio Correas y los Hermanos Domecq, junto a Pablo, pero ahora con toros de El Sierro y otra vez dos orejas en el dúo con Antonio Correas y otra más en solitario. GIRALDA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO torearon esa tarde.

Llegamos al 17 de agosto de 1998 con toros de Campos Peña para Javier Buendía, Oscar Llorente y Andy Cartagena, con el que en collera obtuvo dos orejas, escuchando palmas en su lidia individual. Eran nuevos en esta plaza LABRIT, MAZANTINI, ALDEBARAN y GALLO, quienes formaban equipo con CAGANCHO.

El año 2001 y tras tres años de ausencia, Pablo volvía al coso tafallés el día 16 de agosto lidiando una corrida de toros de Peñajara, si bien el que lidió en collera con Joao Salgueiro, era de La Laguna. El cartel compuesto por Joao Salgueiro, Pablo Hermoso de Mendoza, Rui Fernándes y Sergio Domínguez. Difícil resultó la lidia individual por la violencia del toro, del que obtuvo una oreja y dos en la collera. TABASCO y FUSILERO actuaron de salida; ALBAICIN y DANUBIO en banderillas; y MARIACHI en el último tercio.

Justo un año después compartiría cartel con Luis Domecq y Sergio Domínguez, para lidiar una también difícil corrida de Jaralta, de la que Pablo obtuvo dos orejas y una oreja, volviendo a salir por la puerta grande del coso tafallés, para lo cual, empleó lo mejor de RONCAL, EBANO, CHICUELO, ZALACAIN, MARIACHI y MAZANTINI (imagen derecha).

En la temporada 2003 Pablo no actuó en Tafalla debido a las desavenencias con la empresa titular en cuanto a las reses a lidiar. La corrida se dio con una novillada impropia de un cartel de rejoneadores y su juego fue muy malo, por lo que la razón acompañó, una vez más, a Pablo en sus ausencias.

La que hasta el momento ha sido la última actuación del navarro en la ciudad del Cidacos tuvo lugar el 18 de agosto de 2004, toreando al lado de Leonardo Hernández y Sergio Dominguez, lidiando astados de El Casillón, Herederos de Vinhas y Roman Sorando. En esta ocasión Pablo debió conformarse con cortarle una oreja a su segundo, perdiendo más trofeos por haber tenido que recurrir al descabello en los dos de su lote. Esa tarde actuaron FUSILERO, CAMPOGRANDE, FOSFORO, SAMURAI y CHENEL.

 
a
FECHA 16 de Agosto de 2006
LUGAR Plaza de toros de Tafalla, Navarra, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA María Sara (silencio y silencio tras aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Sergio Domínguez (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Jódar y Ruchena, número 11: De salida PELLEN (2 rejones de castigo); en banderillas RONDEÑO (2 banderillas) y NAPOLEON (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Jódar y Ruchena, número 66: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (2 rosas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte, tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SILVETI y PELLEN II

a

Siempre es una alegría para Pablo Hermoso de Mendoza volver a la plaza que lo vio nacer como matador de toros. La Plaza de Tafalla se llenó para ese reencuentro y desde luego el paisano no escatimó esfuerzo para triunfar, ya en su primer toro, un berrendo de Jódar y Ruchena, de buen juego, colaborador, y aunque siempre con la cara arriba, en los primeros envites humillaba. De agradecer que no tuvo las querencias típicas del encierro matutino.

Ante la baja de VILLA, Pablo ha adquirido un nuevo caballo de la rejoneadora gala Patricia Pellen. Todavía sin nombre y con apenas diez horas en la cuadra del estellés, Pablo lo hizo debutar en Tafalla y el caballo cumplió con buena  nota. Muy bien en las reuniones y lidiando. Aunque todavía se adivina cierta falta de entendimiento, el caballo pasó con un notable alto su presentación. Este debut, trajo indirectamente el regreso de RONDEÑO a su tercio natural, el de banderillas. Aquí el caballo mucho más relajado, colocó dos preciosas y precisas banderillas en los medios, llegando muy encima y clavando al estribo. Muy sobrio y muy para paladares las ejecuciones del joven  caballo. La segunda parte de las banderillas fue un derroche de torería, un derroche de emoción y un derroche de alegría en los tendidos. Lo protagonizó NAPOLEON y es que el caballo tordo hoy se salió. Citó con sus clásicos balanceos, coreados desde el tendido, llegó a la cara y salió de la suerte ajustado, pero con limpieza. Luego llevaría al toro citándolo con la cara, de lado a lado de la plaza en una imagen preciosa de toreo frontal. Fueron los mejores momentos de un caballo que va a más día a día. El último tercio fue el más complicado, porque el toro ya comenzaba a defenderse por alto, pero, a pesar de ello, un Hermoso encendido por el nivel de la faena, no pasó ni una sola vez en falso, colocó tres banderillas cortas en lo que ocupa una moneda y enterró el rejón de muerte hasta la bola. Explosión en los tendidos, que solicitaban para el rejoneador los máximos trofeos y que al final se quedarían en dos orejas, paseadas por el navarro entre sus paisanos.

Y si en este primero, Pablo casi rozó el rabo, en el quinto lo tocó con la punta de los dedos. Vaya faenón ante un toro más complicado que el primero porque cortaba el paso a los caballos y que se puso imposible para el tercio final. Pablo como dijo luego, no le veía la muerte por ningún lado y eso hizo que pinchara dos veces antes de enterrar un rejonazo que de haber sido a la primera hubiera certificado la tarde más redonda del estellés en la Plaza de Tafalla, y eso que han sido muchas.

Tras los problemas de espalda de los últimos días, Pablo parece totalmente recuperado y se le ve con hambre de triunfo y de torear. El primer tercio tuvo la calidad de un nombre: CURRO. Llevaba unos días sin torear, porque Pablo lo estaba reservando y estaba probando otro caballos para cubrir la ausencia de VILLA, pero hoy el pequeño caballo castaño volvió a torear y volvió a deleitar al público con ese su toreo tan templado, tan suave, como si pareciera fácil. Clavó dos rejones sin despeinarse y ambos marcando todos los tiempos del buen toreo. Luego salió otra estrella, pero este más reconocido. CHENEL comenzó su exhibición particular. Lo cierto es que no le resultó fácil, porque en la primera banderilla, el toro le cortó el paso y le pegó con el pitón a la altura del pecho. Eso los caballos lo suelen acusar, pero en esta ocasión, CHENEL tenía su día y no lo quiso desaprovechar. Se fue nuevamente hacia el toro y a pesar que el toro repetía su negativa embestida, el caballo burlaba sus acometidas y salía una y otra vez limpio de la suerte. CHENEL volvió a jugar a torear y hoy con un toro que no estaba dispuesto a muchos juegos. La comunión entre público y torero era total, el triunfo se mascaba en el ambiente y todavía quedaban dos caballos, uno para banderillas como FUSILERO, el veterano, el seguro de espectáculo. Citó en cortó, esperó la arrancada del toro y lo cuadró. Luego vendrían las piruetas, los cites y nuevas piruetas. Luego salió el otro, el guerrero SARMATA, con dos rosas en las manos de Pablo, para atacar a un toro, que ahora sí, estaba ya imposible. En cada rosa el toro echaba la cara arriba, como queriéndose comer al jinete, que afortunadamente dejó ambas floreadas al primer intento. Había tal run run en la plaza que a pesar de las dificultades, Pablo agarró dos cortas para colocarlas a una mano. Cuadró al toro en la primera pasada y al segundo intento, el par en todo lo alto, casi tocando la cara del montado con la del toro del salto que pegó. No había ninguna duda, pienso que en nadie del tendido, en pensar que Pablo se iba a hacer acreedor de un rabo, que hubiese sido el primero que obtiene en esta plaza. Pero ahora sí que el toro se lo puso no difícil, sino imposible, y Pablo necesitó de dos pinchazos antes de enterrar otro rejonazo fulminante. Como reconocía Pablo, si en este tercio, en vez de SARMATA hubiese sito cualquier otro caballo, posiblemente hubiera necesitado de más intentos. A pesar de los fallos, la oreja se le concedió por petición mayoritaria e incluso se solicitó el segundo trofeo y es que la faena seguramente ha sido la mejor de Pablo en la capital de Cidacos.

 
ACTUACIONES
14
TOROS
LIDIADOS
23
TROFEOS
OBTENIDOS
25 orejas
PUERTAS
GRANDES
8
 
 

 

   
Ir a Google