FECHA 27 de Agosto de 2006
LUGAR Plaza de toros de Calahorra, La Rioja, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Antonio Ribeiro Télles (ovación y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas)
Sergio Domínguez (silencio y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 47, de nombre Camarón: De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte, tras dos pinchazos).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 50, de nombre Inclusero: De salida RONDEÑO (1 rejón de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (2 rosas, dos pares de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SILVETI, NAPOLEON y PELLEN

 
 
 

El cierre de la semana le deparó una nueva salida a hombros a Hermoso de Mendoza en la plaza riojana de Calahorra, después de desorejar al segundo de su lote, tras una faena en la que destacaron los caballos veteranos.

Bueno resultó el primer toro que Pablo lidió en la plaza calagurritana, con buen son, noble, aunque escaso de fuerzas, sobre todo después de una caída al comenzar el tercio de banderillas. Destacó en el primer tercio CURRO templando las primeras acometidas bruscas y moldeando al toro para que fuese bueno en el toreo a caballo. Lo consiguió el caballo, con el que Pablo decidió colocar un solo rejón de castigo y dar paso a dos magistrales pasadas de pecho a cola, bandera en mano primero y luego una tercera con el sombrero, que arrancaron los olés del tendido. Luego saltó CHENEL y enseguida comenzó a llevar templado al toro con la cola, pero en uno de los intentos por templar al toro, éste perdió las manos y calló a la arena. Esto lo acusaría en el resto de faena, en la que hubo torero y calidad, pero faltó un tanto de emoción por esa circunstancia. Estuvo CHENEL torero en los galopes de costado y ajustado en banderillas. Destacaron varios remates por los adentros. Con SARMATA colocó tres banderillas cortas como prólogo a un par a dos manos en el centro del ruedo, sin ninguna ventaja para el caballo. El triunfo rotundo no llegó por los dos pinchazos que Pablo recetó antes del rejonazo final.

Y si bueno fue el primero de Pablo, también el que hizo quinto fue un buen toro y Pablo lo aprovechó y además en este caso, lo mató al primer intento, después de una destacada faena en la que tampoco faltaron los sustos. El primer susto fue de FUSILERO que tras una pirueta, falló un tanto el terreno y perdió los posteriores cayendo al suelo, pero levantándose apenas llegó el toro y saliendo sin consecuencias. Luego sería SARMATA quien en el par a dos manos también perdió los posteriores, aunque este no llegó a caer. Antes RONDEÑO había parado al toro con un magisterio impropio de un caballo de cuatro años. Un solo rejón, pero toreó como si lo estuviera haciendo varios años. Además reaparecía después de que en Aracena no pudiera actuar por la fiebre. En banderillas LABRIT fue quien puso la primera emoción dejándose llegar mucho al toro en los embroques y toreando luego muy cerca, llevando al toro muy templado, antes de que FUSILERO terminara por calentar la faena con las banderillas en corto y más aún con las piruetas, incluso varias a toro parado y eliminando distancias entre las astas y su cuerpo. Dio un recital de piruetas FUSILERO en esta ocasión. SARMATA estuvo más torero todavía que en el primero y en cada acción se asomaba a los pitones y toreaba al toro con la cara. Dos rosas, un par a dos manos del que se cayó una banderilla porque el toro perdió las manos en la reunión y que fue repetido por Pablo acertadamente y un rejón de muerte hasta la bola fueron el colofón a una nueva tarde triunfal del navarro, precisamente a las puertas de su tierra.