FECHA 23 de Abril de 2006
LUGAR Plaza de toros de La Misericordia, Zaragoza, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS

RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y oreja)
José Antonio Morante de la Puebla (ovación y silencio)
Cayetano (oreja y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 19, 545 Kg de nombre Plantillo: De salida VILLA (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y MERLIN (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas, dos pinchazos y rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 18, 570 Kg de nombre Castellano: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (2 rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

FUSILERO, GALLITO y RONDEÑO

   
 

El toro que abrió plaza fue un astado muy incierto para la lidia. Tan pronto se paraba, como embestía con fuerza y sin temple. A pesar de esto, Pablo le dio una lidia, en la que predominó la técnica sobre lo espectacular.

Comenzó la labor con VILLA, al que le costó interesar al toro, más pendiente del callejón en este tercio, que de lo que sucedía en el ruedo, y que lo llevaría a saltar al mismo al primer intento. Volvió al ruedo, pero seguía sin prestar atención a VILLA, hasta que el caballo se metió en sus terrenos y le dio sus cuartos traseros para que lo le quedara otra salida que embestir. Tras los caracoleos de rigor, VILLA se alejó para tomar carrera y colocar el primer rejón arriba y de frente. Luego toreo con la bandera y un nuevo rejón de buena colocación y ejecución para dar paso a LABRIT. El veterano tordo continuó llevándolo toreado con la suavidad que acostumbra y que fue el preámbulo de dos excelentes banderillas, sobre todo la segunda, en la que el toro embistió con fuerza y estuvo a punto de sorprender al caballo. No obstante LABRIT salió torero de una situación complicadísima. Para terminar el tercio Pablo decidió dar salida a un caballo más espectacular como es MERLIN. Lidió muy bien a un toro que no era fácil, colocó dos buenas banderillas y remató su labor con piruetas, algunas de ellas ajustadísimas. Remató la faena a lomos de SARMATA, que estuvo mejor en las banderillas cortas que con el rejón de muerte. SARMATA es un caballo con una tremenda agresividad hacia el toro, que incluso le ha llevado en varias corridas en México a morder al toro durante la lidia. Hoy con el rejón de muerte, intentaba morder al toro y por eso se ponía frente a él, apartando los cuartos traseros y dificultando a Pablo la colocación del rejón. No fue hasta el tercer intento cuando enterró el rejón en todo lo alto y por eso Pablo no recibió otro trofeo que la calurosa y sonora ovación del público.

Y si el primer toro, fue incierto, el quinto fue muy cierto, fue un toro manso y violento que echó por tierra las ilusiones de los aficionados y del propio Pablo y que sólo el buen hacer de SILVETI y el gran rejón de muerte brillaron en una labor en la que  ni CURRO, ni mucho menos CHENEL pudieron demostrar el toreo que llevan dentro. Esto no quiere decir que no dieran la cara en todo momento y lo intentaran, tanto ellos como su jinete, pero cuando no hay enemigo en frente, sólo se puede trabajar e intentarlo una y otra vez. También este astado saltó al callejón, ya con dos rejones de castigo en el cuerpo. Dos rejones que había colocado CURRO eficazmente, pero sin poder brillar, sin poder torear, aprovechando arreones de manso. También lo intentó encelar CHENEL una y otra vez por las tablas, sacarlo de ellas….pero nada. Todo eran carreritas cortas y siempre midiendo. Lo mejor vino del poderoso toreo de SILVETI que con el pecho consiguió interesar al toro, y consiguió los momentos más brillantes de la faena. Con el toro parado, SARMATA dejó dos rosas y un rejonazo fulminante y en todo lo alto. Oreja trabajada y sudada a ley ante un toro manso y complicado.