FECHA 15 de Abril de 2006
LUGAR Plaza de toros La Malagueta, Málaga, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Joao Moura (silencio y vuelta)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y saludos)
Andy Cartagena (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 67, 560 Kg De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio SARMATA (tres cortas, un rejón de muerte y un descabello pie a tierra).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 15, 520 Kg: De salida VILLA (2 rejones de castigo); en banderillas MERLIN (3 banderillas); y para el último tercio DOMINGUIN (2 rosas, un par a dos manos y dos rejones de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT y FUSILERO

   
 

Ante el importante éxito obtenido por Pablo Hermoso de Mendoza en la pasada feria de La Malagueta, en agosto del año pasado, la empresa quiso a toda costa que la primera actuación del navarro fuese en este mismo coso. Así, Pablo comenzó su temporada por ruedos europeos en un marco poco habitual para ello y en una fecha poco taurina, lo que se dejó sentir en la asistencia de público.

En lo taurino, el caballero de Estella, volvió a tomar contacto con el toro español y sobre todo los caballos, algunos de ellos debutantes ante este tipo de toro. Ese fue el caso de SARMATA (en las crónicas de México se le llamaba PEDRERO) que hoy pasó su prueba de fuego ante un toro con mucho volumen y ante el que en ningún momento se arrugó, más al contrario, en todas las pasadas le ofrecía sus frontales de forma provocadora y desafiante. Ese fue uno de los motivos principales para que Pablo calentara el tendido con las banderillas cortas y con el rejón de muerte, que enterró hasta la bola y que parecía suficiente, pero sólo hizo que el toro se amorcillara en los medios y necesitara un golpe de descabello, para obtener la primera oreja de la temporada. Antes, Pablo había optado por tres hermanos, tres caballos veteranos que cumplieron con buena nota, aunque quizá se les notó algo de falta de ajuste a este tipo de toro. No obstante, también podemos aclarar que hablamos de tres veteranos, pero que están en apenas su tercera temporada. Son CURRO, CHENEL y SILVETI, caballos todavía sin tocar techo y que hoy a pesar de estar bien, seguro que mejoraran con el paso de los días. Posiblemente quien más destacó de ellos fue CURRO, muy templado y torero de salida y colocando los rejones de castigo muy de frente. SILVETI y CHENEL, también destacaron, pero acusaron el comportamiento poco colaborador del toro, que les esperaba y nunca les atacaba, solamente, cuando estaban en su terreno y ahí el toro tenía las de ganar.

Y de auténtica prueba de fuego se puede calificar la sufrida por MERLIN, otro de los caballos que se han hecho toreros este invierno en México y que tuvo que bailar con la más fea. La más fea era un toro de Cubero, con 520 kilos, casi todos ellos de mansedumbre. El precioso caballo perla, nunca volvió la cara y siempre acudió al embroque ante un toro, cuyo peligro eran los arreones propios  de los toros mansos y que apunto estuvieron, en una ocasión de hacer carne en el caballo. A pesar del susto, como decimos el caballo demostró valor y capacidad para poder con toros de tan poco bravas condiciones. El único afán de embestir que tuvo el toro lo aprovecho VILLA para efectuar los mejores momentos de esta lidia, con un toreo circular y llevando al toro embebido en su cola primero y en la bandera después. Para el segundo tercio, el astado, nada de nada y mucho menos para el último, donde DOMINGUIN se enfrentaba a un toro parado, a un toro estatua, que restaba brillantez a todo cuanto se hacía. Incluso hubo un momento en que el toro cayó a la arena, le gustó y no resultó fácil que se volviera a levantar.

Al final una oreja que supo a poco al rejoneador navarro, contrariado sobre todo con el juego de los toros que le tocaron en suerte y que fueron con mucho, el peor lote de la tarde.