El 1 de mayo de 1999 fue la primera vez que Pablo Hermoso de Mendoza actuó en la Plaza de Toros de Valdemoro y lo hizo lidiando una corrida de Antonio Pérez junto a los rejoneadores Fernando San Martín, Francisco Benito y Miguel García y obteniendo una oreja en solitario y dos en collera junto a Miguel García. Entre los caballos que torearon esa tarde destacaron BATISTA (en la foto) y ALDEBARAN.

La segunda ocasión, el 9 de septiembre de 2002, también saldría por la Puerta Grande tras obtener una oreja de cada uno de sus toros, que en esta ocasión eran de la ganadería de Viento Verde. Unos toros con un volumen y un peso inapropiados para una plaza de esta categoría. Pablo sufrió un auténtico calvario, sobre todo en el primero que lidió con MONTERREY, ZALACAIN (imagen derecha) y MARIACHI. En el quinto, también le costó a Pablo encelarlo, en este caso por manso, primero EBANO lo intentó, pero quien consiguió quitar los malos hábitos al toro fue LABRIT, dejándoselo en mejores condiciones a CAMPOGRANDE y MARIACHI. Ese día ya no hubo colleras como en su primera tarde en Valdemoro y compartieron cartelJoao Moura y Leonardo Hernández.

 
a
FECHA 9 de Septiembre de 2005
LUGAR Plaza de toros de Valdemoro, Madrid, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Joao Moura (palmas y dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Joao Moura hijo (dos orejas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Ramón Sánchez, número 22, 478 Kg: De salida ZAPATA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas, dos rosas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Ramón Sánchez, número 26, 481 Kg: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

MONTERREY, FUSILERO y DOMINGUIN

a

Nuevamente Pablo tuvo que enfrentarse a dos toros mansos y entablerados y esto ya parece ser más una epidemia que una racha de mala suerte.

Su primero solamente aguantó en los medios y a regañadientes, el primer tercio, donde recibió los rejones de castigo por parte de Pablo montando a ZAPATA. No obstante, tampoco aquí resultó fácil la labor del jinete, porque ya el toro, sin ser tan pronunciado como posteriormente, huía hacia tablas en cuando tenía ocasión. En banderillas y con la intención de que el toro se moviera por las tablas, Pablo optó por dar entrada a CHENEL y lo cierto es que el caballo no pudo lucir en los galopes de costado, si bien estuvo superior en la colocación de las tres banderillas, naturalmente al sesgo y siempre dando las ventajas al toro para que este diese el paso necesario para la reunión. La tarde se vendría definitivamente arriba con FOSFORO, con quien colocó tres banderillas cortas, sin solución de continuidad para que el toro no se fuera a tablas. Con el público en pie, Pablo colocó de nuevo dos rosas y dio vueltas alrededor del toro tocándole el testuz. Aprovechó Pablo la querencia del toro para colocar el rejón de muerte en todo lo alto y acabar con el astado sin puntilla.

Y que decir del quinto, salió con ímpetu, pero escasos minutos. En cuanto sintió el primer hierro colocado a lomos de CURRO se fue a las tablas. Ya no las abandonó, salvo en alguna ocasión que a punta de capote los subalternos tiraban de él. El segundo rejón de castigo tuvo que ser al sesgo. Con ayuda de los capotes el toro salía a los medios donde LABRIT lo quebró en dos ocasiones, tras las cuales, huída ha tablas de nuevo. Ahora quien comenzó a subir el tono de la faena fue SILVETI con dos magistrales banderillas al sesgo, con el toro pegado literalmente a tablas y con un caballo, espectacular, saliendo airoso después de dar todas las ventajas al manso. Los dos pares de SILVETI, lo mejor de la tarde. Luego la vibración de nuevo vino con FOSFORO, aunque en esta ocasión el toro ni siquiera aguantó las tres banderillas para irse a su querencia. Pablo colocó dos seguidas y la tercera tuvo que sacar de nuevo al toro al tercio. Y donde definitivamente Pablo ha estado certero ha sido con el rejón de muerte nuevamente. Otro rejonazo mortal y perfecto de colocación que acabó con el toro rápidamente y con el que redondeó una tarde en la que todo lo tuvieron que hacer él y sus caballos.

 
ACTUACIONES
3
TOROS
LIDIADOS
6
TROFEOS
OBTENIDOS
9 orejas
PUERTAS
GRANDES
3
 


 

 

Ir a Google