El 23 de febrero de 1996 se celebró en el Coliseo romano de Nimes, un magno festival en homenaje y reconocimiento al malogrado rejoneador Ginés Cartagena, fallecido unos meses antes en un desgraciado accidente de carretera. Con la actuación de doce rejoneadores de tres nacionalidades distintas, actuando en seis colleras (Antonio-Ignacio Vargas y Javier Mayoral; Javier Buendía y Joao Moura; Antonio Correas y Juan José Rodríguez; Gerald Pellen y Michel Cayuela; Joao Antonio Ventura y Andy Cartagena; Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza; y Luis Domecq y Antonio Domecq, lidiando toros respectivamente de Pablo Mayoral, José Benítez Cubero; Sánchez Arjona; José Luis Pereda, Barcial y los dos últimos de Fermín Bohórquez). El festival resultó un éxito de organización, de público y de toreo a caballo, destacando especialmente el debut en esta tierra camarguesa del rejoneador navarro que a lomos de BUENAVENTURA y CAGANCHO, dibujó los mejores momentos de un festejo, en el que obtuvo junto a Bohórquez, las dos orejas y el rabo de su oponente.

Ese mismo año debutó dentro de la Feria de Pentecostes, el 27 de mayo y de nuevo arrolló con una lidia espectacular, sorprendiendo al público nimeño con sus caballos BUENAVENTURA, ALDABICA, CAGANCHO, CHICUELO, GALLO, BORBA.... Cuatro orejas a la bolsa y como preguntaba el corresponsal de APLAUSOS " ¿por que no el rabo en su primero? Esa mañana los toros fueron de Fermín Bohórquez, resultando colaboradores y tomó la alternativa como rejoneador el sanluqueño Paco Ojeda, de manos de Fermín Bohórquez. Pablo salió al final del festejo por la Puerta de los Cónsules (en la imagen).

Un año después, el 19 de mayo, nueva actuación en la Feria de Pentecostes, esta vez en un cartel con collera, junto a Bohórquez, Ojeda y María Sara y con toros de Campos Peña. Oreja para Pablo en la lidia en solitario y dos orejas en el dúo con Paco Ojeda y para lo que se sirvió de la colaboración, entre otros de CAGANCHO, CHICUELO, ALDEBARAN, SABICAS, CHICUELO.

"Nimes de rinde a Pablo Hermoso", titulaba su crónica 6 TOROS 6 con motivo de la actuación de Hermoso de Mendoza el 20 de septiembre de 1997, dentro de la Feria de la Vendimia y en la que Pablo obtuvo las dos orejas y el rabo de su oponente de Los Espartales. También este día actuaron Fermín Bohórquez y María Sara, pero ahora junto a Andy Cartagena. Los caballos de Pablo, fueron CAGANCHO, CHICUELO, ALDEBARAN, GALLO, MARTINCHO, VENTURA y BORBA; que por cierto se lo prestó Pablo a María Sara para la colocación de las banderillas cortas en la collera con el navarro donde dieron la vuelta al ruedo.

CAGANCHO, ALDEBARAN, MAZANTINI fueron parte de la cuadra que actuó el 1 de junio de 1998 y que de nuevo ayudaron en su triunfo a Hermoso de Mendoza en Nimes. Dos orejas en lidia ordinaria y una oreja en collera con Paco Ojeda y nuevamente salida por la Puerta de los Cónsules, para la cual, al igual que para la Puerta del Príncipe de Sevilla, hacen falta tres trofeos. Esta vez los toros fueron de Monteviejo, procedencia Barcial y propiedad de Victorino Martín y además de Pablo y Ojeda, actuaron Fermín Bohórquez y Andy Cartagena.

El 19 de septiembre de ese mismo año, nueva intervención en la Feria de la Vendimia, pero esta vez en un cartel mixto, junto a los matadores de toros franceses Denis Loré y Luisito. Pablo lidió dos toros de Castilblanco, siendo ovacionado e su primero y obteniendo una oreja del otro, basando las faenas en las actuaciones de CAGANCHO y ALDEBARAN.

Triunfal resultó también la comparecencia de Pablo en el Coliseo el 24 de mayo de 1999, saliendo a hombros, tras desorejar su toro individual de la ganadería de Los Espartales y dar la vuelta al ruedo junto a María Sara en collera, montando caballos como MARTINCHO, CAGANCHO, ALDEBARAN, CHABELA, BATISTA o MAZANTINI. Junto con la rejoneadora gala, que se despedía del público de Nimes en esa corrida, también actuó el alicantino Andy Cartagena.

Durante la temporada del año 2000, Pablo Hermoso de Mendoza decidió encerrarse con seis toros en dos ocasiones, para la primera, en suelo español, escogió Zaragoza y en la segunda, en suelo francés, escogió el Coliseo Romano de Nimes como escenario. Y paradojas de la vida, el coso donde siempre había triunfado, en esta ocasión, y con seis toros para él solo, se le negaba, debido sobre todo a una nefasta actuación con los rejones de muerte, si bien fue una mañana llena de toreo a caballo, pero el desencanto en Pablo y en el público fue creciendo ante el desacierto final. Obtuvo una oreja del tercero y otra del quinto, ambos de Los Espartales, de los que se lidiaron tres toros y otros tres de Murube. Esto ocurría el 12 de junio y los caballos utilizados en esta mañana fueron LABRIT, MARTINCHO, BUENAVENTURA, MAGRITAS, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, ALDEBARAN, MAZANTINI y BORBA, siendo desplazados, aunque sin actuar, QUECHUA, VITI, SILVERIO y BATISTA.

En la temporada 2001, Pablo no pudo actuar en Nimes, por el percance sufrido en la Plaza de Las Ventas de Madrid pocos días antes.

La actuación más redonda de Pablo Hermoso de Mendoza en el Coliseo de Nimes, fue la acaecida el día 20 de mayo de 2002, fecha en la que concedió la alternativa al rejoneador francés Rafi Durand, en presencia de Sergio Galán, y donde ante toros de Los Espartales, el navarro obtuvo cuatro orejas y un rabo de su primero, siendo fuerte la petición de rabo en el quinto. En esa completa matinal, Pablo montó a LABRIT, RONCAL, FUSILERO, DANUBIO (en la imagen), ALBAICIN, BATISTA y MARIACHI.

El 8 de junio de 2003, Pablo actuó en un cartel mixto, junto a los matadores César Rincón y Javier Conde, lidiando dos toros de Los Espartales que dieron un excelente juego. Pablo obtuvo una oreja en el que abría la tarde y las dos del cuarto, pero lo cierto es que si hubiese estado más acertado con el rejón de muerte, seguro que hubiese obtenido algún apéndice más. Fue otra gran mañana en Nimes ahora junto a MISTRAL, COYOTE, LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, NATIVO y CERVANTES.

Cerró su periplo nimeño en el año 2003, el 20 de septiembre, con una nueva salida a hombros (fotografía izquierda), aunque en esta ocasión por la Puerta de cuadrillas, al obtener una oreja de cada uno de sus enemigos de la ganadería de Manuel Vinhas. Ese día el cartel parecía más apropiado de un festejo a la portuguesa, que una corrida en Francia, porque tanto los toros, como los compañeros de Pablo en el cartel, Joao Moura y Rui Fernández, eran de esta nacionalidad. Además de los seis caballos utilizados por Pablo, LABRIT, FUSILERO, GAYARRE y NATIVO son de origen lusitano y solamente COYOTE y CAMPOGRANDE, no nacieron en el país del fado.


Después del éxito de la corrida mixta de la temporada anterior, la empresa Casas-Patón, continuó apostando por la misma fórmula y el 29 de mayo de 2004 el cartel programado lo componían Pablo a caballo y César Rincón y Sebastián Castella, a pie. Pablo lidió dos toros de Los Espartales, de los que obtuvo una oreja de cada uno de ellos, si bien el triunfo grande fue cerrado por el rejón de muerte. Las lidias fueron de gran nivel, brillando caballos que debutaban en Nimes, como CURRO (fotografía derecha), SULTAN, CHENEL o FÓSFORO y otro veterano muy del gusto de la plaza francesa, como CAMPOGRANDE.

La segunda sería dentro de la Feria de la Vendimia, el 18 de septiembre, y de nuevo Pablo abandonaría el Coliseo a hombros de los costaleros al obtener dos orejas del cuarto de la tarde. En el complicado primero, ambos de Los Espartales, se solicitó la oreja para el navarro, pero todo quedó en saludos. El cartel lo completaban Enrique Ponce y Javier Conde, que no pudieron acompañar al caballista en su salida a hombros. Salvo SULTAN, actuaron el resto de caballos que lo habían hecho en el mes de mayo y además se unieron al elenco en esta ocasión, SAMURAI y CHICUELO.

Durante la presente temporada Pablo ya tuvo la oportunidad de pisar la arena gala, el 14 de mayo para ser exactos, deparándole esta nueva comparecencia un nuevo triunfo en el Coliseo. Obtuvo dos orejas de un buen toro de Carmen Lorenzo, el cuarto de la tarde, aunque la gran faena la había realizo al que abrió plaza, pero al que descordó con el rejón de muerte. Era una corrida mixta, compartida con el matador José María Manzanares padre y el novillero Julio Benítez, que lidiaron reses de Alcurrucen. Fue una mañana plagada de buen toreo a caballo y de buen toreo a pie, siendo los protagonista de lo primero EXCALIBUR, FUSILERO, CAMPOGRANDE, CURRO, CHENEL, MONTERREY y GARBANZO.

 
a
FECHA 17 de Septiembre de 2005
LUGAR Coliseo romano de Nimes, Francia
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y ovación)
José María Manzanares (silencio y palmas)
Julio Benitez "El Cordobés" (silencio tras aviso y silencio tras aviso)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Pedro y Verónica Gutiérrez, número 6, 526 Kg: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Pedro y Verónica Gutiérrez, número 11, 623 Kg: De salida EXCALIBUR (2 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres rosas y un rejón de muerte tras pinchazo y dos descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS ZAPATA, LABRIT, CHICUELO y DOMINGUIN
a

En esta ocasión Pablo no pudo refrendar sus anteriores éxitos en tierras francesas y se tuvo que conformar con una oreja, que por otra parte podemos considerar de mucho peso y valor dada la materia prima que le tocó lidiar.

Pablo abrió plaza con CURRO enfrentándose a un toro alto y bruto de Pedro y Verónica Gutiérrez. En este tercio CURRO trató de rebajarle esa embestida violenta y cambiarla por otra más templada y más acorde con el buen toreo a caballo. Le costó, porque además tenemos que añadir como dificultad, la dureza del piso, que para los caballos de salida que se tienen que emplear más, es un condicionante muy negativo. Superaron la prueba CURRO y Pablo y consiguieron atemperar algo al de Capea.

Ese atemperamiento, también se transformó en quietud y eso restó un poco de vistosidad a la labor de CHENEL. No obstante tanto lo intentó el caballo, que al final al toro no le quedó más remedio que embestir. Esto sucedió después de la segunda banderilla, cuando ya el toro se decidió a seguir la cola del caballo y este pudo mostrar su toreo de costado y sus precisos remates por los adentros. Las banderillas las ejecutó con una precisión y justeza impecables. Luego vendrían las banderillas cortas con FOSFORO, al que últimamente los toros le llegan muy poco colaboradores, por no decir que le ponen bastantes dificultades. Giran sobre sí mismos, siendo muy difícil ganarles el pitón y colocar el palitroque. Eso sucedió hoy y eso provoca que las tres banderillas no puedan ser colocadas con continuidad y que el rejón de muerte se complique más de la cuenta. Afortunadamente, tras una pasada en falso sin clavar, Pablo acertó a meter el brazo y a enterrar el rejón de muerte en lo alto y con rápidos efectos.

Dicen que para ser torero, hay que parecerlo. Bueno, pues para ser toro, también hay que aparentarlo por lo menos. El cuarto de la tarde, alto y largo, desde que pisó la arena del Coliseo ya nos dio la impresión de que no iba a colaborar en absoluto. No obstante lo que no pensábamos es que de salida EXCALIBUR lo tuviera que sacar una docena de veces de la puerta de chiqueros. Lo encelaba con la cola, lo llevaba a los medios y en el momento que se separaba para preparar la colocación del rejón, el toro volvía a su querencia, amagando con saltar al callejón en varias veces. Fue un toma y daca, donde uno quería y el otro se negaba. Tuvieron que intervenir los auxiliadores para sacar al toro a los medios en innumerables ocasiones. FUSILERO realizó piruetas, pero siempre aprovechando las querencias y huidas del toro, como en la colocación de banderillas, donde el caballo apenas se podía despegar del toro. Había que hacerle todo muy encima y tapándole la escapada. A quien mejor se le dio esto es a SILVETI, que con su corpulencia y con ese toreo circular que prodiga, aguantó al toro más tiempo. Tras la rueda de rosas, había que matar al toro y eso es difícil cuando el astado tiene la misma altura que el caballo que montas. Pese a ello Pablo hundió el rejón al segundo intento y pensaba que el toro se echaría, cosa que no sucedió. Era tan hondo el toro que el rejón no llegó a su destino y necesitó descabellarlo, también con muchas dificultades. Pocas veces tanto trabajo, da tan poco resultado.

ACTUACIONES
15
TOROS
LIDIADOS
33
TROFEOS
OBTENIDOS
33 orejas
y 3 rabos
PUERTAS
GRANDES
13
 
 
 
   
Ir a Google