FECHA 1 de Septiembre de 2005
LUGAR Plaza de toros de Ejea de los Caballeros, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Joao Moura (oreja y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y oreja)
Joao Moura hijo (oreja y ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Jódar y Ruchena, número 37, 483 Kg, de nombre Adelantado: De salida EXCALIBUR (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte, tras pinchazo y a pie, tres descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Jódar y Ruchena, número 9, 512 Kg, de nombre Vendido: De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (2 banderillas) y MONTERREY (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (3 cortas y un rejón de muerte tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT, SILVETI, CHICUELO y DOMINGUIN

   
 

Sirvió la corrida de Jódar y Ruchena para el toreo a caballo a pesar de que por problemas burocráticos relacionados con la lengua azul, no se pudo desembarcar del camión hasta las ocho de la mañana del mismo día de la corrida.

El que salió en segundo lugar de lidia, tuvo síntomas de manso, buscando desde el principio las tablas. En una salida de las tablas, Pablo aprovechó para colocar el primer rejón, que ante la violencia con la que venía el toro, cayó trasero. Mejor colocación tuvo el segundo, en el que Pablo pudo preparar más la ejecución. El toro no parecía muy colaborador y por eso extrañó un poco que Pablo apareciera con CHENEL. Los presagios se cumplían y el toro no hacía por el caballo lo suficiente para que este brillara a su altura. Después de mucho consentir, consiguió llevar al toro de costado en varias ocasiones, aunque los galopes carecían de la transmisión que debe poner el toro. Sí que estuvo bien el caballo en banderillas, sobre todo en las dos últimas, ajustadas al máximo y contra la querencia del toro. FOSFORO se encargó de la colocación de las banderillas cortas ante un toro ya excesivamente parado. Todo lo hizo el caballo que tampoco tuvo ninguna facilidad con el rejón de muerte y eso se notó en el resultado final.

El quinto de la tarde fue un burraco, atacado de kilos, pero con mucha calidad, fue el mejor toro de la tarde. Y cuando un buen toro cae en manos de Hermoso de Mendoza ya sabemos que el espectáculo está asegurado. De todas formas, de salida, el toro hizo como la mayoría de sus hermanos y huía hacia tablas cuando salía suelto del caballo. Pero este cambió con los castigos colocados a lomos de SAMURAI, quien dejó al toro templado y atemperado para el tercio de banderilla. Ahí comenzaron los mejores momentos de la tarde, primero a lomos de FUSILERO, caballo que vuelve al tercio de banderillas y que ayer protagonizó una espectacular labor, sobre todo en las piruetas. Hubo varias ocasiones en las que FUSILERO hacía la pirueta y la terminaba quieto, aplomado sobre sus cuatro patas esperando la arrancada de nuevo del toro. Fueron todas ajustadísimas y consiguieron poner el tendido en pie. Luego Pablo cambió de estilo y dio paso a MONTERREY. El caballo luso-mexicano aprovechó al máximo el buen tranco del astado y lo llevó muytemplado con el testuz en el estribo. Lo toreó hacia ambos lados. Torea tan frontal y tan cerca del toro, que al igual que hizo el otro día en Calahorra, hubo un momento en que llegó a morder al toro. En este toro, también FOSFORO consiguió transmitir a los tendidos y tras la colocación de las banderillas cortas, vinieron los desplantes del teléfono. El triunfo estaba servido, pero el primer intento pinchó en hueso, luego nuevo intento que golpea en una banderilla y al tercer intento, rejonazo perfecto. Petición mayoritario y una oreja que sabe a muy poco.