FECHA 22 de Mayo de 2005
LUGAR Plaza de toros de Barcelona, Cataluña, España
ENTRADA Un tercio de plaza
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Diego Ventura (ovación y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Hermanos Peralta, número 421, 533 kg. de peso. De salida EXCALIBUR (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio NATIVO (2 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Viento Verde, número 247, 545 kg. de peso. De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (3 corta y un rejón de muerte, tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, CHICUELO, CAMPOGRANDE y GARBANZO

   
 

Es una lástima que no vaya más público a la plaza de Barcelona a festejos como el de ayer, y puedan disfrutar del toreo a caballo en su máxima expresión, como lo hicieron los casi cuatro mil aficionados que vibraron, saltaron, aplaudieron y jalearon todos los movimientos de la cuadra de Pablo Hermoso de Mendoza, encabezada por un CHENEL que con apenas cinco años y solamente dos en la cima del toreo, se esta convirtiendo en una leyenda viva. Se notaba en el ambiente la gran actuación del día anterior en Madrid y eso hacía de él la estrella de un festejoque se volvió a saldar con un gran éxito en una plaza de primera.

Es curioso que una de las plazas menos propicia para Pablo durante muchos años, como ha sido Barcelona, ahora lleve tres actuaciones consecutivas abriendo su puerta grande. Antes habían acaecido grandes faenas, pero sin el remate final de la salida a hombros.

Bueno fue el primer toro de los Hermanos Peralta, el cual galopó con codicia y transmisión detrás de todos los caballos del navarro. Fue una lidia breve, pero intensa, sin ningún tiempo muerto y con tres protagonistas, uno por tercio: EXCALIBUR, CHENEL y NATIVO. Negro, castaño y tordo, cada uno una capa, cada uno un interpretar el toreo, pero tres toreros. EXCALIBUR le toca bailar con los toros enteros, de salida y con una grupa poderosa los hipnotiza y los templa, metiéndolos en la canasta. CHENEL es la apoteosis total, el toreo total. Son inevitables las comparaciones con su tío CAGANCHO (es curioso que nadie lo compare con su padre GALLO, con quien tiene más cosas en común), pero CHENEL tiene una personalidad propia, tiene un estar en la plaza más anárquico que aquél, parece que está jugando a torero y que disfruta de lo que hace. En resumen, un mismo toreo, para dos estilos muy diferentes. Hoy volvió a poner una plaza importante boca abajo y se llevó la ovación de la tarde. La bronca se la llevaría el presidente al negar un rabo pedido con intensidad por los aficionados, después que Pablo hundiera hasta la bola el rejón de muerte a lomos de NATIVO. Antes había colocado dos banderillas cortas, atacando de frente y echándose literalmente encima del toro y posteriormente apoyando el codo en el testuz del toro en la suerte del “teléfono”. Dos orejas, fuerte petición de rabo y triunfal vuelta al ruedo, en la que Pablo compartió aplausos con el ganadero y rejoneador Angel Peralta.

También dio buen juego el quinto de la tarde, este del hierro de Viento Verde, también propiedad de los hermanos Peralta. Y también con el hierro de hermanos Peralta está marcado SAMURAI que fue con quien Pablo se empleó de salida en este toro. Bien el caballo, eficaz con los rejones de castigo y galopando con el toro. Lo mejor en la lidia de este toro lo pondría LABRIT con sus quiebros y su calidad en la lidia. Un caballo que nunca protesta, que siempre acude a donde le mandan y que todo lo que hace, lo hace bien. Menos brilló FUSILERO, muy irregular hoy en banderillas, aunque espectacular y calentando los tendidos con las piruetas, más ajustadas que nunca. Volvió a subir el listón de la faena NATIVO con tres banderillas cortas y con la cercanía en los “telefonazos”. El pinchazo inicial emborronó al rejón final y el resultado quedó en una oreja.