pablohermoso.net
 

Tres son las ocasiones en las que Pablo Hermoso de Mendoza ha actuado en la plaza de toros Alejandra de Durango, siendo la primera de ellas el 20 de octubre de 2001, cuando con los tendidos casi llenos, se presentó junto a los también rejoneadores Horacio Casas, Gerardo Trueba y Gastón Santos, para lidiar toros de Mariano Ramírez, en la actualidad Puerta Grande. Pablo tuvo posiblemente la tarde más completa desde que debutó en México, con dos extraordinarias faenas en las que obtuvo cuatro orejas y dos rabos. Los caballos que contribuyeron a una tarde tan redonda fueron LABRIT, TABASCO, FUSILERO, BATISTA (estos dos últimos, precisamente debutaron en México en esa corrida), CHICUELO, DANUBIO, GÜERO y MARIACHI (en la ilustración participando en un "telefono").

Fue tal la conexión entre Pablo y el público de Durango, que en las vueltas al ruedo del estellés, aventaron al ruedo todo tipo de objetos como símbolo de generosidad hacia el espectáculo que habían presenciado, pero con tan mala suerte que una bota golpeó con su tacón en la cabeza de Pablo, produciéndole un pequeño corte que hubo de ser atendido en la enfermería, proporcionándole cuatro puntos de sutura. Fue la anécdota de la tarde, que no pasó de eso, de una pura anécdota.

La segunda comparecencia del estellés en la tierra de los alacranes tuvo lugar casi un año después, el 19 de octubre de 2002, ahora participando en un festejo mixto al lado de los diestros Alfredo Ríos "El Conde" y Manuel Martinez, lidiando el navarro bureles de Celia Barbabosa y San Martín. De nueva cuenta Hermoso de Mendoza cumplió con una labor de alto nivel, tumbándole una oreja a su primero y llevándose los máximos trofeos de su segundo, ayudado por: MONTERREY, FUSILERO, DANUBIO, MARIACHI, RONCAL, CHICUELO y MAZANTINI (fotografía derecha).

La tercera y hasta el momento última presentación de Pablo en la arena duranguense se llevó a cabo el 6 de marzo de 2004, fecha en que montando a SAMURAI, CURRO, NATIVO, DE PAULA, SULTA, CHENEL FUSILERO y REBUJO; desorejó por partida doble a un buen lote proveniente de las dehesas de Luis Felipe Ordaz. En esa tarde le acompañaban en el cartel Fernando Ochoa y Christian Aparicio.

 
FECHA 12 de Marzo de 2005
LUGAR Plaza de toros Alejandra de Durango, México
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas y rabo simbólicos)
Eulalio López “Zotoluco” (silencio y dos orejas)
Mario Zulaica (silencio y oreja).
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Puerta Grande, número 39, de nombre TAQUILLERO, 480 Kg. De salida SAMURAI (1 rejón de castigo); en banderillas DELFIN (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio TOSCANO (3 cortas y 1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Bernaldo de Quiros, número 49, de nombre PALOMO, 500 Kg. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (3 banderillas) y CHAPULIN (2 pares de banderillas a dos manos y 2 rosas); y para el último tercio TOSCANO (3 rosas).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

ROBLES

Desde que PALOMO salió al ruedo por la puerta de chiqueros, de inmediato proyectó ser un gran toro. Con un galope franco y alegre, el bravo burel de Bernaldo de Quiros acometió encelado metiendo el morro con suavidad tras la grupa de un clásico CURRO que dejó ver la calidad de su oponente en dos reuniones perfectas, yendo completamente de frente, recreándose en la suerte mientras su jinete le hacía sangre para descongestionar al burel. Con dos rejones de castigo en sus carnes, PALOMO se fue para arriba y junto con FUSILERO protagonizaron un tercio de banderillas inolvidable, con la bravura del toro en perfecta exposición y con la clase del de Río Frío que simple y llanamente destapó el frasco de las esencias en cada garapullo; citando en todas las distancias posibles, quebrando la suerte justo en los pitones y prolongando las acometidas para llevar embebido al astado en series de hasta cinco piruetas seguidas, todas ellas ceñidísimas. Mejor no se puede torear a caballo. A pesar de la intensidad de la faena, a estas alturas PALOMO mantenía el hocico cerrado y continuaba embistiendo con una franqueza admirable, así que los dos pares de banderillas a dos manos colocados a lomos de CHAPULIN fueron también dignos de cartel taurino, consumados ambos al estribo y en el centro del ruedo, asomándose Pablo al balcón mientras el burel seguía encelado al caballo por donde este le marcase el camino. En estos momentos el público comenzó a pedir el indulto del nobilísimo astado, que fijo en la arena aguardó a que su lidiador cambiara de cabalgadura. Hermoso de Mendoza apareció montando a TOSCANO, y consciente de la extraordinaria calidad que había tenido el toro, le hizo todavía lucir su bravura en las rosas y en los desplantes hasta que el presidente terminó por perdonarle la vida al extraordinario burel, que merecidamente se fue de regreso a los corrales con la plaza duranguense prácticamente puesta de cabeza. Capítulo de oro en la historia del toreo el que hoy protagonizó este burel en las manos del coloso español, quien fue premiado con las dos orejas y el rabo simbólicos, si bien lo más importante para él es que este es el primer indulto que realiza en su trayectoria taurina, confirmando además que se encuentra en un momento de madurez excepcional, con una cuadra completísima, a la que se siguen incorporando nuevos caballos, los cuales seguramente darán mucho de que hablar en la ya inminente campaña europea.

Con el primero de su lote, el caballista estellés tuvo por el contrario un manso de Puerta Grande que en nada colaboró para el lucimiento de la faena. El astado sabía para que traía los pitones y siempre intentó prender a sus oponentes. La labor del navarro fue de total entrega, y los caballos sortearon exitosamente, con valentía, el peligro que ofrecía su adversario. Destacó especialmente DELFÍN, con una flexibilidad admirable de su poderosa grupa y una madurez acentuada para no amilanarse a pesar de su novatez. Con medio rejón de muerte Pablo pasaportó a la alimañaza, retirándose en silencio al callejón.

También actuaron los forcados de Mazatlán, realizando buenas pegas en los dos toros del centauro navarro, que al término del festejo fue sacado, en olor a multitud, en hombros por la Puerta Grande de la Alejandra duranguense.

Ir a Google
ACTUACIONES
4
TOROS
LIDIADOS
8
TROFEOS
OBTENIDOS
13 orejas
y 4 rabos
PUERTAS
GRANDES
4