FECHA 5 de Junio de 2005
LUGAR Plaza de toros de Las Ventas, Madrid, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Joao Moura (oreja y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y ovación)
Joao Moura Junior (silencio y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 14, 583 Kg, de nombre Encijano: De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio NATIVO (2 cortas y cuatro pinchazos con el rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 34, 562, de nombre Mayordomo: De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (2 cortas y un rejón de muerte y tres descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SAMURAI, EXCALIBUR, CHICUELO y CHAPUL

   
 

Pablo cerró su segunda intervención en la Plaza de toros de Las Ventas Madrid y lo hizo parecido a como la empezó. Perdiendo una nueva Puerta Grande por al mal uso del rejón de muerte. Contrariedad, mal sabor de boca y un regusto agridulce quedó en el equipo del navarro. De nuevo fue tarde con todo a favor, con una gran actuación de la casi totalidad de los caballos, con un CHENEL que de nuevo bordó el toreo, aunque el toro no era tan cierto en la embestida como el día anterior, pero pese a todo, consiguió levantar el público de sus asientos en varias ocasiones. LABRIT, sensacional, quebrando con suavidad en el último e imposible momento o CAMPOGRANDE que volvió a ser el mejor CAMPOGRANDE que el aficionado recuerda. Ambos caballos tordos levantaron una tarde que parecía que se había venido abajo tras la decepción del rejón de muerte en el primer toro. Pablo quería un triunfo, es natural, pero podemos asegurar que el público lo deseaba tanto o más que el propio navarro. Un público que había colocado el “No hay billetes” en una corrida fuera de abono de San Isidro, fuera de la Feria de San Isidro y que sin datos en nuestro poder, creemos que esto será la primera en la historia que sucede: una corrida de rejones, fuera de Feria, coloca el “No hay billetes”. Y de eso mucha culpa fue de Pablo y de la gran actuación que tuvo hace apenas quince días en esta misma Plaza.

Volviendo a los caballos, tampoco podemos olvidarnos de los dos tercios de salida de CURRO, ambos con un solo rejón de castigo y ambos ante toros que no resultaron fáciles en este tercio. Ambos salieron abantos, pendientes de las tablas y del callejón y sólo la maestría y el temple del binomio CURRO-Pablo hicieron que a los pocos instantes ambos toros estaban embobados en la cola del castaño. La facilidad con que efectúa CURRO su tercio hace que quizás parezca que carece de la importancia que en realidad tiene. El otro caballo que repitió Pablo en los dos toros fue NATIVO. Estuvo bien, expresivo como siempre, brillante en un par de cortas a dos manos en el primer toro y en las cortas del segundo, y siempre arriesgando ante dos toros, que siempre levantaban la cara en el momento de la reunión: Todo bien, pero…..a este siempre le toca bailar con la fea, que es el rejón de muerte. ¿Culpa del caballo?, ¿Culpa del caballo?, ¿Mala suerte?, ¿Mala puntería?.....Lo cierto es que otro triunfo que se esfuma, aunque en la lectura más positiva de esta tarde, como de la anterior tarde isidril, es que Pablo y los caballos continúan marcando una tremenda diferencia con el resto de actuantes.