FECHA 3 de Julio de 2005
LUGAR Plaza de toros de San Pedro del Pinatar, Murcia, España
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Joao Moura (silencio y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Andy Cartagena (ovación y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Sánchez Cobaleda, número 39: De salida CURRO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio NATIVO (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Sánchez Cobaleda, número 10; De salida SAMURAI (1 rejón de castigo); en banderillas RANCHERO (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SILVETI

   
 

Volvía Hermoso de Mendoza a San Pedro del Pinatar cinco años después de su última actuación y lo hizo llenando los tendidos como no se habían llenado en toda la moderna historia de esta localidad. La aceptación del público fue realmente espectacular y el festejo tuvo que retrasarse casi media hora para que todo el público que había obtenido su entrada, pudiera acomodarse. Incluso durante toro el toro que abrió plaza hubo entrando espectadores, que seguirían de pie, sin poder sentarse, durante toda la corrida y a los que incluso, hubo que devolver en muchos casos el dinero de las entradas, por no poder acceder a su localidad.

Pablo que lidió el segundo de la tarde, lo castigo poco con CURRO, porque el toro no tenía mucha fuerza. Lo dejó entero para poder lucir a CHENEL, pero aún así, el toro colaboró poco y sólo la maestría del caballo arrancó las exclamaciones y los olés del público, sobre todo en los embroques, en los que mostraba toda su anatomía a un toro, por entonces, muy reservón. Poco lució sus galopes de costado porque el Cobaleda no corría, pero sí dejó patente su agilidad para salir de las suertes.

El toro se refugiaba en tablas, o más bien en la escasa sombra que daban las tablas, y eso complicaba la colocación de las banderillas cortas. Las dos primeras las colocó con NATIVO en los medios, pero la tercera tuvo que ser, aprovechando la huída del toro a tablas y pasando entre el hueco que dejaban toro y burladero. E la jugó el navarro, pero le salió bien la apuesta. Mató al primer intento de rejón casi entero y algo trasero y obtuvo la primera oreja de la tarde.

También en su segundo, Pablo colocó un rejón de castigo, ahora sobre SAMURAI, para que el toro tuviese movilidad. Pero no por esas, el toro no colaboró para nada, manseando en todo momento hacia tablas. Con RANCHERO y CHICUELO en banderillas, tanto el caballero, como los caballos pusieron todo lo que el toro no tenía. Cada acción de RANCHERO, tocando muy bien al pitón contrario en las suertes, así como la vibración de un CHICUELO llegaban a los tendidos. Tras dos banderillas cortas con NATIVO, colocó un par a dos manos de banderillas cortas sin apenas sitio entre el toro y las tablas. El toro no ayuda nada para matar y al segundo intento Pablo enterró el rejón en todo lo alto, obteniendo dos orejas y convirtiéndose en el máximo triunfador del festejo.