FECHA 12 de Agosto de 2005
LUGAR Plaza de toros de Pontevedra, Galicia, España
ENTRADA Tres cuartos
TOROS

RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y oreja)
César Jiménez (ovación)
Julio Benítez (silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Hermanos Peralta, número 454, 510 Kg, de nombre Galopón: De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas MONTERREY (4 banderilla); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Viento Verde, número 271, 500 Kg, de nombre Forrajero; De salida ZAPATA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y CHICUELO (1 banderilla); y para el último tercio FOSFORO (3 banderillas cortas y un rejón de muerte, tras dos pinchazos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, LABRIT, SILVETI y DOMINGUIN

   
 

Al igual que sucedió hace ocho días en La Coruña, Pablo no pudo tener una agradable presentación en la otra plaza importante de Galicia, en este caso en Pontevedra, al navarro le tocó debutar con un manso peligrosísimo de Hermanos Peralta.

Ya desde los primeros momentos de la lidia pudimos ver un toro que se refugiaba en tablas, pero que cuando las abandonaba, era en violentos arreones, tratando de arrollar con todo cuando se le ponía por delante. No había forma de colocarlo en suerte para ejecutarle el primer rejón de castigo y fue con FUSILERO, en un relance de manso, cuando se lo tuvo que colocar. A partir de aquí, todo en tablas. El segundo rejón de castigo y las cuatro banderillas que colocó con MONTERREY, fueron todas al sesgo. El toro no abandonaba las tablas y el buen hacer de un caballo especialista en toros duros como es MONTERREY no erró ni un solo lance. Cuatro reuniones, cuatro banderillas en lo alto. Continuó Pablo a lomos de FOSFORO y solamente la primera corta se la pudo colocar en los medios, las otras dos de una forma tan poco habitual como el sesgo.

Los subalternos tuvieron que sacar al toro al tercio para que Pablo lo matara al primer intento. El buen público gallego, agradeció el esfuerzo del navarro y le premió su labor con una oreja, aunque en este toro se quedaran con las ganas de ver a Hermoso de Mendoza y sus caballos, con un toro que les de juego.

Pero afortunadamente esas ganas se pudieron ver saciadas con el cuarto toro de la ganadería de Viento Verde, también propiedad de los hermanos Peralta. Un toro bravo, que aunque complicado de salida porque también presentaba querencia a tablas, fue muy bien castigado por ZAPATA para que luego viniera el lío de la tarde. Un lío comenzado con CHENEL, quien cuando tiene toro que se mueve, lo aprovecha al máximo. Se “cansó” el navarro montando al castaño de torearlo a dos pistas, en ambos sentidos de la lidia y con remates toreros. Tres banderillas ajustadísimas y una ovación de despedida como no recuerda el que escribe. Vio Pablo que la movilidad del toro la aprovecharía muy bien CHICUELO y por él se fue. Una banderilla y cinco piruetas acabaron de volver a un tendido que a pesar que comenzó merendando, para esas alturas habían olvidado todo menos lo que sucedía en la plaza. Continuó el escándalo FOSFORO con tres banderillas cortas, ahora sí en los medios, volcándose encima del toro caballo y caballero y efectuando largos desplantes “telefónicos”. La sombra del rabo del toro en las manos de Pablo sólo estaba a un rejón de muerte de distancia. Pero a ese rejón, se sumaron dos pinchazos previos que redujeron el premio a una oreja, a pesar de la fuerte petición de la segunda.

No obstante Pablo acabó encantado de su presentación en Pontevedra y el público nos consta, que se lo pasó de lo lindo con el navarro, que en apenas una semana de tiempo, ha conquistado las dos plazas más importantes de Galicia y en las que hacía su debut.