FECHA 31 de Agosto de 2005
LUGAR Plaza de toros de Linares, Jaén, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (saludos y saludos)
Alvaro Montes (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Felipe Navas, número 33, 465 Kg: De salida EXCALIBUR (2 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Felipe Navas, número 28, 505 Kg: De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas MONTERREY (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (3 rosas dos rejones de muerte y un descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT, SILVETI, CHENEL, CHICUELO y DOMINGUIN

   
 

En este final de temporada vamos a tener un denominador común que va a ser el cambio de los toros anunciados debido al problema de la lengua azul. Cada día se van cerrando nuevas zonas y a los toros que no han salido con tiempo de esas zonas, ya no se les permite la salida. Este es el caso de la ganadería de Sánchez Cobaleda, anunciada en Linares y que a última hora tuvo que ser sustituida por la de Felipe Navas.

Y desde luego que el lote que tocó a Pablo lidiar en su reaparición en los ruedos, tras la lumbalgia sufrida, no pudo ser peor. El primero manso, tapando siempre la salida de los caballos y sin ninguna transmisión. Ya desde los rejones de castigo, el toro cerraba la salida de EXCALIBUR, como luego sucedería con FUSILERO, quien tenía que abrirse en la suerte más de lo habitual para escapar de los pitones del manso. Además entre banderilla y banderilla el toro huía a galope hacia tablas. Primero Pablo y luego los subalternos lo volvían a colocar en suerte para la nueva reunión y tras ella, nueva huída. Ni siquiera en las banderillas cortas colaboró lo más mínimo, eso sí, dificultaba lo que podía, ahora echando la cara arriba en cada embroque. Como colofón a semejante tarde, Pablo descordó con el rejón de muerte. Ovación para Hermoso de Mendoza al concluir la lidia y pitos para el toro en el arrastre.

Los comentarios vertidos sobre el toro anterior, se quedan pequeños para los adjetivos calificativos del que hizo quinto. Un auténtico “regalito”. Tan malo como el anterior, pero con más kilos y peores ideas. Le costó lo suyo a SAMURAI colocar el primer rejón de castigo, que sentó como un tiro al cornupeta. Salió cabreado tras el caballo, pero unos segundos. Después a tablas y ya no las abandonó. En tablas tuvo que hacer todo MONTERREY, incluso hubo un momento que se defendió a cozes del arreón del manso e igualmente en tablas tuvo que terminar FOSFORO. Deprimente vuelta a los ruedos de Pablo, que estaba impaciente por regresar y que se encontró con el que posiblemente haya sido uno de los peores lotes de la temporada.