Este jueves 4 de agosto el centauro español, Pablo Hermoso de Mendoza, se trasladará a la provincia de Galicia para debutar en el coso de La Coruña, haciendo por vez primera el paseíllo en el moderno Coliseum de esta ciudad gallega, tomando parte en la Corrida Homenaje a la Asociación de la Prensa de La Coruña, que festeja su 100 aniversario; festejo programado dentro de la XV Feria Taurina de María Pita.
 
a
FECHA 4 de Agosto de 2005
LUGAR Coliseum de La Coruña, Galicia, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Leonardo Hernández (vuelta y dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y dos orejas)
Raúl Martín Burgos (dos orejas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luís Terrón, número 3, 485 kg, de nombre Olvido: De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (3 banderillas) y FOSFORO (2 cortas); y para el último tercio DOMINGUIN (un rejón de muerte tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Luis Terrón, número 14, 518 Kg, de nombre Ranito; De salida EXCALIBUR (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y SILVETI (1 banderilla); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

SAMURAI y LABRIT

a

Buen debut de Hermoso de Mendoza en el Coliseum de La Coruña, a pesar de que fue el menos favorecido en el sorteo matutino y sobre todo el segundo de la tarde apunto estuvo de amargar la presentación del estellés.

Y es que el toro con el que Pablo Hermoso de Mendoza debutó en Coruña, no se le puede llamar ni toro bravo. Fue un toro manso, huidizo y que amargó la existencia tanto el caballero navarro, como al numeroso público que se había congregado para ver el debut de Pablo.

Pablo a lomos de FUSILERO se pegó todo el primer tercio galopando detrás del toro para conseguir que le prestara atención. Era patético ver huir a un toro bravo de un caballo. Para colocar los dos rejones de castigo, Pablo tuvo que aprovechar los relances hacia las tablas del toro y lo mismo para ejecutar las piruetas, que fueron muy ovacionadas.

Ante semejante panorama, Pablo echó mano del veterano CHICUELO, con el que colocó tres banderillas, siempre llegando el caballo hasta el mismo toro y aprovechando las pronunciadas querencias de este hacia tablas. Apenas se pudieron ajustar las piruetas porque el toro no seguía los cites de CHICUELO.

Con este panorama llegamos a las banderillas cortas, donde se lograron los momentos de más transmisión con FOSFORO. Siempre con el toro casi pegado a tablas, Pablo y FOSFORO colocaron dos banderillas cortas, efectuando luego el teléfono durante varios segundos. Fueron los momentos de más transmisión. Luego con DOMINGUIN Pablo necesitó de dos golpes con el rejón de muerte para tumbar al manso. El toro fue despedido con una sonora pitada y el navarro con una fuerte y sincera ovación por la entrega demostrada.

En el quinto y cuando ya, Leonardo Hernández y Martín Burgos habían obtenido las orejas necesarias para abrir la Puerta Grande, Pablo no quiso quedarse a pie y echó toda la carne al asador para triunfar. Enfrente tenía un toro que de salida hacía cosas muy parecidas al anterior. Huía de EXCALIBUR e incluso de los capotes. No obstante tras el primer rejón de castigo el toro se transformó y comenzó a encelarse detrás del negro caballo. En banderillas a pesar de no tener la continuidad en la embestida que necesita un torero poderoso como el de CHENEL, sí que había transmisión por momentos y sobre todo en las banderillas, excelentemente colocadas, marcando los tiempos y clavando en el mismísimo estribo. Al final de la lidia de CHENEL el toro comenzó a venirse arriba y el torero lo aprovechó con una galopada de costado que puso al público en pie. SILVETI no fue a la zaga a su hermano, y toreó en redondo, muy en el estilo de CAMPOGRANDE, mostrando su pecho a un toro que se estaba transformando a medida que la lidia avanzaba. Muy bien el caballo, toreando de pecho a cola y siempre comprometido con el toro. La fiesta continuó con un recuperado FOSFORO y con tres banderillas cortas muy continuas y muy jaleadas en las gradas. Había que matar al toro y ahora sí que Pablo acertó con un rejonazo en todo lo alto (posiblemente el mejor de la temporada) que acabó en un instante con el toro. Fuerte petición de rabo que la presidencia, una vez más protagonista, no concedió.

 
ACTUACIONES
1
TOROS
LIDIADOS
2
TROFEOS
OBTENIDOS
2 orejas
PUERTAS
GRANDES
1
 


 

 

Ir a Google