FECHA 14 de Agosto de 2005
LUGAR Plaza de toros de Huesca, Aragón, España
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Luis Domecq (silencio y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Alvaro Montes (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 25, 520 Kg, de nombre Coliblanco: De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas MONTERREY (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas, dos rosas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Pallarés, número 54, 535 Kg, de nombre Espolón: De salida ZAPATA (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y SILVETI (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (3 banderillas cortas, dos rosas y un rejón de muerte.

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, LABRIT, CHICUELO y DOMINGUIN

   
 

Esta temporada Hermoso de Mendoza está debutando en varias ferias de segunda categoría en cuyas plazas todavía no se había presentado. Este es el caso de La Coruña, Pontevedra o la propia Huesca. Y en todas ellas ha habido un denominador común, además del triunfo final: ha sido el pésimo comportamiento del toro de su presentación.

En Huesca, podíamos titular tranquilamente este comentario como “La forma de cortar dos orejas a un armario”. Por que eso precisamente fueron los toros, unos armarios. Sólo a base de ganas de agradar, de echar los caballos encima del toro y sacar la raza que el enemigo no tiene se consigue triunfar con esta materia prima.

El primero ya desde el tercio de salida no quiso saber nada de FUSILERO y Pablo tuvo que colocar los rejones de castigo como pudo, sin florituras y sin poder efectuar ni una sola de las características piruetas del caballo FUSILERO. Visto lo cual, Pablo optó por la sobriedad de MONTERREY, que se está especializando en toros duros. Muy por encima el caballo de su enemigo, cada vez que fue a la reunión, clavó el caballero. Ni una sola pasaba en falso, aunque también sin esa emoción que el toro debe poner de su parte. Pero Pablo no quería dejar escapar el triunfo en su presentación en la capital oscense y por eso a lomos de FOSFORO, puso la emoción que le correspondía y la que le tocaba a su enemigo. Con tres banderillas cortas girando sobre el toro, puso el tendido boca abajo. Agarró luego dos rosas y de nuevo las colocó en el morrillo del toro en perfecta comunión con el público, rematando la labor con un gran desplante en el testuz del toro. Como mató de un rejón fulminante en todo lo alto, la petición del doble trofeo fue mayoritaria e incluso hubo gran parte del público que se quedó pidiendo el rabo.

El segundo, parecía otra cosa y salió dispuesto a comerse a ZAPATA. Galopando detrás del caballo con codicia e incluso poniendo en aprietos a Pablo. Pero toda esa furia se le esfumó con el primer rejón de castigo, colocado en todo lo alto, en todo el sitio y que el toro sintió como si fuese su freno. Ya no pegó ni una sola carrera en todo el tercio. El segundo rejón de castigo apenas entró en su cuerpo y cayó posteriormente al suelo. En banderillas CHENEL sólo pudo destacar en las banderillas y no fue hasta después del segundo palo que el toro se interesó en el caballo y le siguió un cuarto de plaza a dos pistas. Luego vendría SILVETI que también lo intentó en galopes a dos pistas, pero tuvo que decantarse por el toreo en círculo ante un toro muy parado. El último tercio fue nuevamente vibrante con FOSFORO y las banderillas cortas. Pablo intentó colocar un par a dos manos, pero una banderilla cayó al suelo. Los intentos posteriores fueron imposibles porque el toro no abandonaba tablas y no daba ni un paso. Optó por colocarlas a una mano y matar, nuevamente de un certero y fulminante rejón de muerte.

Triunfo por todo lo grande de Pablo Hermoso de Mendoza, que a pesar de todo no pudo desplegar todo el toreo que él y sus caballos llevan dentro, pero que no obstante dio una lección de cómo torear a toros que no colaboran.