FECHA 24 de Abril de 2005
LUGAR Plaza de toros de La Misericordia, Zaragoza, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Leonardo Hernández (vuelta al ruedo y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y oreja)
Sergio Galán (silencio y palmas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 36, 538 Kg: De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y para el último tercio TOSCANO (3 cortas y tres rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 7, 530 Kg: De salida SAMURAI (1 rejón de castigo); en banderillas LABRIT (1 banderilla) y FUSILERO (4 banderillas); y para el último tercio TOSCANO (3 rosas y un rejón de muerte tras un pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHICUELO y CHAPULIN

   
 
El primer toro que tocó en suerte a Pablo Hermoso de Mendoza estuvo en la línea del segundo toro lidiado el día anterior en Badajoz. Con fijeza y pies de salida e incluso con buen son tras los rejones de castigo y esperando, guardando su terreno y pegando cuando sabía que hacía daño a partir del tercio de banderillas.

Lo mejor lo aprovechó CURRO muy bien en su tercio y que hacía presagiar una buena faena en banderillas. Pero lo cierto es que CHENEL tuvo que arriesgar y lidiar con la más fea. El toro galopó muy bien de costado detrás del castaño, que lo llevó templadísimo y toreándolo al hilo de las tablas, incluso con dos remates por los adentros de ejecución perfecta y ajustada. Pero todo se complicaba a la hora de colocar las banderillas porque el toro se tapaba y cerraba la salida a CHENEL. Muy bien en la primera banderilla, pero en la segunda el toro golpeó la pierna de Pablo, sin consecuencias, pero desluciendo la banderilla. Pablo optó por dar entrada a CAMPOGRANDE que si siempre da la cara en el ruedo, hoy tuvo que dársela ante un toro que estaba deseoso de partírsela. No obstante el caballo ejecutó una labor limpia, de riesgo y pudiendo siempre con un toro, como decimos, que siempre le esperaba. Quizás quien más intuyó ese peligro sordo del toro fue el novel TOSCANO al que le costó poder colocar la tercera banderilla corta y los rejones de muerte. No pudo Pablo ni intentar la suerte del teléfono.

El segundo fue otra cosa. Un toro bravo y ante el que FUSILERO pudo dar un auténtico recital de toreo y demostrar que es el caballo más en forma de la cuadra de Hermoso de Mendoza. Antes del caballo tordo, habían destacado de salida SAMURAI y en la colocación de la primera banderilla el reaparecido LABRIT. Bien los dos caballos, pero lo que luego ejecutaría FUSILERO dejó en pequeñeces lo de sus compañeros de cuadra. Sensacional y vibrante en banderillas atacando desde lejos y quebrando en la misma cara, torero en los galopes de costado, llevando al bravo toro a cámara lenta embobado en su cola y poniendo la plaza boca abajo con varias series de piruetas, en alguna ocasión hasta cuatro piruetas seguidas y haciendo que el público se entregara a caballo y caballero. Las dos piruetas que cerraron su labor las ejecutó sin apenas espacio entre el toro y él, pero sin que el cornupeta le rozara ni un pelo de su blanca cola. Fueron imposibles. Continuó la transmisión con los tendidos a lomos de TOSCANO y con la colocación de tres rosas en lo alto del morrillo, como en la suerte del teléfono. Sólo faltaba el rejón final para un gran triunfo, pero este se vio empañado por el pinchazo primero que privó a Pablo de la puerta grande. A pesar de que la petición de la segunda oreja fue multitudinaria, la Presidencia tuvo en cuenta ese pinchazo y no la concedió.