La plaza de toros México, el coso taurino más grande del mundo, inicia este domingo 7 de noviembre su Temporada Grande 2004-2005; contando para ello con la figura del jinete navarro Pablo Hermoso de Mendoza, quien de nueva cuenta tendrá el honor de abrir este importante serial taurino, el más trascendente de cuantos se organizan en el continente americano.

El coloso español tuvo su esperado debut en México, el 14 de noviembre de 1999, cuando compartió cartel con Jorge Gutiérrez y Manolo Mejías, lidiando el navarro dos toros de Manolo Martínez, al segundo de los cuales cortó las dos orejas, saliendo por primera vez a hombros, en el festejo que además suponía también su debut en tierras mexicanas. Si bien no todo fueron alegrías en esta tarde, porque CAGANCHO resultó corneado en el primer toro de la tarde, lo que lo tuvo apartado de los ruedos unos quince días.

Ya con CAGANCHO repuesto, Pablo volvió a la México, el 5 de diciembre de 1999, donde la empresa había preparado para Pablo dos toros de nuevo de Manolo Martínez, pero esta vez muy justos de presentación y junto a Alfredo Lomelí y Rafael Ortega, que lidiaron toros de La Misión. Cuando apareció en el ruedo el primer "novillete" de Martínez, el público comenzó a molestarse y el ambiente se puso en contra, principalmente del navarro, que mucho tuvo que poner de su parte para que dicho ambiente se volviese a favor, consiguiéndolo hasta el punto que al primero casi le corta una oreja, el juez no consideró la petición mayoritaria, y al segundo sí se la cortó, dejando muestra, sobre todo de profesionalidad.

Así llegamos a la histórica fecha de 5 de febrero de 2000, fecha del Aniversario y una de las tres fechas importantes del Calendario Taurino Mundial. Ya la semana anterior fue movida, porque Pablo exigía dos toros grandes, con trapío, no quería que ocurriese lo mismo que en la anterior corrida del mes de diciembre, y la Empresa se mantenía en que lidiase lo que había o que no actuaba. Así Pablo estuvo fuera del cartel durante toda la semana y fue el mismo viernes, justo el día anterior de la corrida, cuando la Empresa aceptó los dos toros presentados por Pablo y este volvía a la México acorde a su categoría. Así el cartel quedaba compuesto por Pablo Hermoso de Mendoza, Jorge Gutiérrez, Enrique Ponce e Ignacio Garibay, que tomaba la alternativa, con toros de Teófilo Gómez para la lidia ordinaria y uno de Lebrija, muy complicado, pero muy bien presentado, y otro de Javier Garfías, bueno, además de excelente presentación, al que Pablo, cortaría las dos orejas y el rabo tras una emocionante lidia, dando la vuelta al ruedo en olor de multitud junto a sus caballos CAGANCHO y CHICUELO. Tras esta vuelta al ruedo, el torero valenciano Enrique Ponce, lanzó su montera a los pies de Pablo cuando este se retiraba al burladero, en un gesto de admiración, por el espectáculo que había brindado. La salida a hombros por los túneles del coso de Insurgentes, es de las que no se olvidan en la vida. Las fotografías presentadas corresponden precisamente a esta fecha; en la primera de ellas se observa a CAGANCHO templando de costado al de Garfías, y en la segunda la clamorosa vuelta al ruedo del estelles acompañado de sus corceles.

Tras una temporada de injustificada ausencia de los carteles de la Temporada Grande, regresó Hermoso de Mendoza al embudo de Insurgentes y volvió a inaugurar temporada el 28 de octubre de 2001 con un toro de Vistahermosa y otro de Bernaldo de Quirós, obteniendo dos orejas de su primero y saludando en el tercio en el segundo. Fue la tercera salida a hombros de Pablo del coso mexicano, en una tarde que compartió cartel con Eloy Cavazos y Leopoldo Casasola, que confirmaba alternativa y en la que montó a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN y MARIACHI.

Los mismos caballos, con la única ausencia de CAGANCHO, sustituido por FUSILERO, fueron los que actuaron en el festejo celebrado el 9 de diciembre de 2001 y que tampoco estuvo exenta de polémica. Esta fecha, Pablo la tenía apalabrada desde antes de comenzar la temporada Grande con el empresario Rafael Herrerías, pero una maniobra a última hora de un torero español, que se encaprichó de esta fecha, estuvo a punto de dar al traste con la intervención del navarro, quien se mantuvo siempre firme y al final consiguió actuar junto a Fermín Spínola, que confirmó alternativa, Juan Serrano "Finito de Córdoba" y Jerónimo. Los toros lidiados por Pablo fueron de Vistahermosa y Fernando de la Mora y en esta ocasión los trofeos fueron una oreja y ovación.

Pablo Hermoso de Mendoza también inauguró la Temporada Grande del 2002, el día 3 de noviembre de ese año, junto a los matadores Manuel Mejía y Fernando Ochoa, lidiando toros de Javier Garfias. Esta fue la tarde más gris de Hermoso de Mendoza en la México, en la que tampoco los toros colaboraron nada con EBANO, MONTERREY, FUSILERO, CHICUELO, DANUBIO (imagen derecha), CAMPO GRANDE, MARIACHI y MAZANTINI y fue la única tarde en toda esa temporada mexicana en la que lidiando dos toros, Pablo no ha obtenido ningún trofeo.


Proseguimos este recuento haciendo alusión a otro día especial, el 15 de diciembre de 2002, fecha que ha quedado grabada para la posteridad por ser la de la despedida definitiva del mejor caballo que ha pisado la arena de una plaza de toros: CAGANCHO; quien esa tarde en perfecta simbiosis con su jinete, se sublimó para brindar una de la tardes más emotivas de las que se tenga memoria, dejando muy en claro que se encontraba en plenitud de facultades, regando el albero de Insurgentes con su incomparable calidad. Pablo se llevó las dos orejas del toro de la despedida del cuatralbo, saliendo ambos, en un heco que aún se recuerda, por la Puerta Grande de la plaza, cabalgando por los tuneles de acceso hasta la calle misma entre el delirio total de la afición. Una tarde imborrable en la memoria de quienes tuvieron al oportunidad de verla. El navarro compartió cartel ese día con Oscar San Román y Fermín Spínola, lidiándose toros de Vistahermosa y uno de De Santiago que fue precisamente el de la despedida. Con su primero Hermoso de Mendoza fue ovacionado y estuvieron en el ruedo ayudándole aparte del cuatralbo MONTERREY, ALBAICIN, DANUBIO, MARIACHI y RONCAL .

Para el 2003 también estaba contemplado que el jinete estellés abriese la Temporada, pero el percance de Juriquilla impidió que Pablo hiviese el paseíllo inaugural, posponiéndose su presentación hasta el 14 de diciembre, en un cartel integrado además por el diestro español Javier Conde y los mexicanos José María Luévano y Jerónimo ante toros de Bernaldo de Quiros. El navarro resultó a la postre el triunfador de este largo festejo, cortando dos orejas de su segundo, estando de por medio una gran actuación de CHICUELO; saliendo a hombros nuevamente ante una arrolladora muestra de cariño popular. Actuaron también esa tarde FUSILERO, GAYARRE, FOSFORO, LABRIT, CHACAL y NATIVO.

El 5 de febrero del presente año, en la fecha postinera del Aniversario, tuvo lugar lo que hasta el momento es la última actuación del centauro español en la monumental capitalina. El cartel lo completaban los diestros Eulalio López "Zotoluco, Enrique Ponce y Rafael Ortega; lidiándose astados de Bernaldo de Quiros para rejones y de Julio Delgado para la lidia ordinaria. En esta ocasión Hermoso de Mendoza no pudo tocar pelo, a pesar de esforzarse ante los dos bureles poco colaboradores que le correspondieron, estando también de por medio los fallos a la hora de entrar a matar. El balance fue de silencio en su primero y una fuerte ovación en su segundo, habiéndo tenido llamado FUSILERO, LABRIT, FOSFORO, SAMURAI (en ese entonces conocido como MUDEJAR), CHICUELO, NATIVO y CERVANTES.

 
FECHA 7 de Noviembre de 2004
LUGAR Plaza de toros México, Distrito Federal
ENTRADA Más de tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y división)
Alfredo Ríos (ovación y silencio tras dos avisos)
Marcial Herce (silencio y ovación).
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Reyes Huerta, número 684, de nombre HOJA DE ORO, 458 Kg. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y CAMPO GRANDE (1 banderilla); y para el último tercio FOSFORO (3 cortas y 1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Reyes Huerta, número 611, de nombre MELOSO, 506 Kg. De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (2 banderillas) y CAMPO GRANDE (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (2 rosas, 1 par de banderillas a dos manos) y FOSFORO (2 pinchazos y 2 golpes de descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHICUELO y SULTAN

Tarde de contrastes la que vivió Pablo Hermoso de Mendoza al inaugurar la Temporada Grande 2004-2005 de la Monumental plaza de toros México y obtener la primera oreja de este serial taurino; ya que por una parte al conjuro de su nombre el embudo de Insurgentes presentó una gran entrada, con el boletaje numerado prácticamente agotado a pesar de que a la misma hora de la corrida tenía lugar un importante evento automovilístico que atrajo la atención de numeroso público capitalino. Mientras que en lo taurino, el jinete navarro obtuvo la primera oreja de la temporada, producto de una sentida y emotiva faena realizada a un buen toro castaño de Reyes Huerta; teniendo como aspecto negativo la cornada sufrida por CERVANTES en el cuarto de la tarde, circunstancia que definitivamente influyó para que Pablo no pudiese culminar con acierto otra buena faena, la cual seguramente le hubiera deparado una oreja más y con ello la Puerta Grande de la plaza más grande del mundo.

En el que abrió plaza y temporada, un castaño de armónicas hechuras con mucha calidad, pero que a la contra tuvo muy poco gas; Pablo inició recreándose con CURRO en los rejones de castigo, aprovechando el tranco alegre del de Reyes Huerta que con dos hierros en el morrillo quedó perfectamente atemperado para enfrentar a un inspirado CHENEL que de inmediato lo llevo embebido en su grupa recorriendo a dos pistas el largo ruedo del coso capitalino, templándolo soberbiamente, dejándolo listo para realizarle dos quiebros de gran exposición, yendo del tercio hacia los medios, llegándole mucho a la cara del toro que tendía a pararse cuando el hijo de GALLO le citaba, permitiéndole a Hermoso de Mendoza asomarse al balcón para clavar los garapullos y rematar finalmente las suertes nuevamente de costado, con una pasada por los adentros que arrancó un estentóreo “ole” de una afición puesta de pie para aclamar a esta fulgurante nueva estrella en la cuadra del estellés. CAMPO GRANDE apareció para conmocionar a la asistencia con su arrogante toreo, describiendo círculos perfectos mientras toreaba con su pecho a su adversario, cada vez más aplomado, arrancando los “oles” más sentidos de toda la tarde. Después de un palitroque con el de Vidrié, Pablo vino con FOSFORO para colocar tres cortas en un alarde de precisión y cerrar su labor con un rejonazo fulminante, que aunque provocó derrame se encontraba en perfecta colocación, terminando así con la vida de HOJA DE ORO, concediéndole la autoridad al navarro, por petición mayoritaria, lo que a la postre sería la única oreja del festejo. Hermoso de Mendoza dio la vuelta al ruedo escuchando algunos pitos de un sector del público que toda la tarde estuvo midiendo en demasía al estellés y que en esos momentos se dejó llevar por la apariencia de que el acero de muerte había caído bajo.

SAMURAI cuajó un buen tercio de salida al cuarto de la tarde, rodando muy bien y permitiéndole a su jinete torear limpiamente con la bandera mientras castigaban a un astado que presentaba un peligro sordo en aumento. FUSILERO le plantó batalla al de Reyes Huerta y lo superó ampliamente, ganándole siempre el pitón contrario, reuniéndose al estribo y prodigándose en las piruetas que trajeron aún más emoción en los tendidos. CAMPO GRANDE regresó y volvió a torear a milímetros de los pitones, metiendo casi la cara en ellos, intentando hacer embestir a un toro que cada vez se quedaba más corto y que en cuanto lo sentía a la distancia intentaba prenderlo. El sentido que desarrolló el toro quedó de manifiesto cuando acertó un seco derrote en el anca de CERVANTES, cuando el binomio intentaba colocar un comprometido par de banderillas a dos manos con el toro muy cercano a tablas. Pablo cambió de inmediato de caballo y trajo de nuevo a FOSFORO para terminar la faena, despachando al bicho de dos pinchazos y dos golpes de descabello, retirándose al callejón entre una clara división de opiniones.

 
Ir a Google
ACTUACIONES
10
TOROS
LIDIADOS
20
TROFEOS
OBTENIDOS
13 orejas
y 1 rabo
PUERTAS
GRANDES
5
 

La Crónica

Para Hermoso de Mendoza la primera oreja


Con más de tres cuartos de público en los tendidos y bajo una tarde radiante dio principio la inauguración de la temporada grande en la plaza México. El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza resultó el primer triunfador de la Monumental, al cortar una oreja que fue presenciada por más de 25 mil personas.
Pablo Hermoso de Mendoza realizó una excelente monta en cuatro jacos distintos que fueron la delicia de los tendidos. El rejoneador navarro abrió la tarde con “Hoja de Oro” de 480 kilos, con el que lució desde el inicio en sus distintas monturas, “Campo Grande”, “Fusilero” y “Fósforo”, al lograr varias ejecuciones que gustaron al público.
Puso banderillas largas y cortas en buen sitio y dejó un rejón mortal fulminante que fue premiado con una oreja, la cual fue algo protestada, sin embargo, se convirtió en la primera que se corta en esta temporada Grande 2004-05.
Con “Meloso” de 505 kilos, Hermoso de Mendoza volvió a lucir con “Samurái”, “Fusilero”, “Campo Grande” y “Cervantes”, penco que resultó prendido en el anca derecha por el cuarto astado de la tarde que le infirió un cate de 12 centímetros. El público dividió sus opiniones para el rejoneador.

El Universal

Divide Oreja otorgada a Mendoza

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza se llevó ayer entre división de opiniones, el único apéndice de la primer corrida de la Temporada Grande 2004-2005 de la Plaza México...
Ante poco más de tres cuartos de entrada, fueron corridos dos toros para rejones de Reyes Huerta, justos de presentación; el primero de buen estilo, medido de fuerza y el segundo, que estuvo pegado al piso...
El rejoneador navarro al primero de la tarde, tras pasar en falso, logró templarlo a la grupa con su caballo "Curro". Montando a "Chenel", logró llevar al burel a dos pistas, hasta dar una vuelta completa al redondel, para llevarse una ovación. Colocó banderillas con exposición al quiebro.
Con "Campo Grande", poco pudo hacer, pues su enemigo se aplomó; lo cambió por "Fósforo", para colocar banderillas cortas. Dejó el rejón de muerte un tanto defectuoso y causó abundante derrame. Una oreja que paseó ante fuerte división en los tendidos.
A su segundo, lo banderilleó con acierto montando a "Fusilero", para ejecutar a la salida del embroque, vistosas piruetas de 360 grados. Arriesgó con "Cervantes" para colocar banderillas a dos manos cerrado en tablas, en donde el astado le pegó una cornada de 12 centímetros en el anca derecha al caballo que le causó derrame. Dos rejones de muerte y un golpe de descabello. División.

Reforma

Divide a público oreja a Hermoso

Hermoso de Mendoza escuchó división de opiniones cuando recibió el único trofeo que se entregó este domingo en la México

La primera sorpresa de la Temporada Grande la dio el público, que ocupó cerca de 30 mil localidades en la Plaza México, pese a que pocos apostaban por un cartel en el que solamente aparecía una figura, el rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza, quien cortó una discutida oreja al primero de la tarde para erigirse como el triunfador.
Pocos esperaban lo que al final fue una gran realidad, la magnífica entrada producto de la expectación que produce el caballista navarro, quien, sin embargo, se enfrentó a ese mismo público que se emociona, pero que ya poco le perdona los errores y le protesta con dureza.
Por ello es que, pese a haber toreado con temple y dominio de sus cabalgaduras a su primero, un bravo y noble toro de Reyes Huerta, al que mató pronto con un rejón trasero, el público le pitó cuando le concedieron la oreja que la misma gente había pedido.
El más sorprendido fue Pablo, quien, sabedor de que había estado bien con el caballo "Chenel", que debutó este domingo en la México, no se inmutó y dio la vuelta la ruedo con la primera oreja de esta campaña, en medio de una marcada división de opiniones.
Su segundo, también de Reyes Huerta, fue más complicado. Se quedaba corto y buscaba herir a las cabalgaduras, como sucedió con "Cervantes", un precioso tordillo que sufrió una cornada de 12 centímetros en el anca derecha.
Ese percance y algunas pasadas en falso enrarecieron el ambiente, hasta que Pablo, quien había fallado con dos rejones de castigo, echó pie a tierra y mató al astado de un descabello