La de este viernes será apenas la segunda ocasión en que Pablo Hermoso de Mendoza visite Culiacán, capital del estado mexicano de Sinaloa.

Su debut en esta plaza tuvo lugar el 16 de noviembre de 2002, estableciendo un referente histórico ya que la fiesta taurina regresaba a Culiacán después de una prolongada ausencia de 9 años. El público respondió con creces al evento, haciendo una gran entrada para atestiguar el triunfo del oriundo de Estella, que le gano el mano a mano a Gerardo Trueba al sumar un total de tres orejas y un rabo. Los toros fueron de Refugio Peña y Golondrinas, y Pablo utilizó en su quehacer a EBANO, FUSILERO, MARIACHI, MONTERREY, GAYARRE, CHICUELO y MAZANTINI.

 
FECHA 19 Noviembre de 2004
LUGAR Plaza de toros La Sinaloense de Culiacán, Sinaloa, México
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Antonio Urrutia (palmas tras aviso y silencio)
Israel Tellez (silencio y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Jaral de Peñas, número 46, de nombre PRIMOROSO, 535 Kg. De salida SAMURAI (3 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (3 cortas y 1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Jaral de Peñas, número 47, de nombre JORONGUITO, 510 Kg. De salida SULTAN (2 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (2 banderillas) y CAMPO GRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (2 rosas, 1 par de banderillas a dos manos, 1 pinchazo Y ½ rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO

Después de que por diversas circunstancias, ya de sobras conocidas, Pablo Hermoso de Mendoza tuvo un descanso forzoso durante el pasado fin de semana; este viernes el estellés regresó a la actividad y lo hizo de la mejor manera posible al triunfar en la corrida nocturna celebrada en la plaza La Sinaloense, que presentó una muy buena entrada.

El coloso español enfrentó dos toros con bastante romana, ambos por arriba de los 500 kilogramos de peso, que acusaron a lo largo de la lidia el tonelaje que traían a cuestas. El primero de su lote fue un toro al que le costaba mucho arrancarse, y que cuando se decidía a hacerlo iba con violencia. Hermoso de Mendoza intentó limar sus asperezas con tres hierros de castigo colocados montando a un eficiente SAMURAI que porfió bastante para hacerse con las intermitentes embestidas del burel, desengañándolo lo suficiente para que CHENEL se luciese en el galope de costado, sumamente meritorio tomando en cuenta las condiciones de su oponente, y realizando con pureza los embroques, teniendo que pisarle mucho los terrenos a su adversario que a cada momento acentuaba más su incertidumbre para acometer. Por ello fue monumental la ovación que el público brindó a FUSILERO cuando el tordo le realizó una pirueta ceñidísima, aprovechando el arreón que el de Jaral de Peñas pegó al sentir un palitroque más en sus carnes. FOSFORO aportó su esfuerzo en las cortas, con mínima colaboración del burel, y en el certero rejón de muerte con el que su jinete lo pasaportó, mandándolo al rastro sin orejas, trofeos que fueron paseados con gusto por Pablo al dar la vuelta al ruedo triunfal.

Su segundo se mostró de inicio muy distraído, por lo que SULTAN debió esforzarse para colocarlo en sitio y posteriormente ganarle la cara mientras su jinete le hacía sangre con dos rejones en el morrillo. El quebranto hizo que el animal rompiese momentáneamente, mostrando son y un galope alegre que fue aprovechado perfectamente por CHICUELO en las dos banderillas en las que participó, toreándole arrogantemente en las reuniones y rematándolas con la maestría de sus giros. CAMPO GRANDE salió enseguida a la arena, lamentablemente el toro para esos momentos había ya perdido el poco gas que traía, por lo que comenzó a defenderse intentando ponerse por delante, el tordo resolvió la papeleta con efectividad dejando su lugara FOSFORO que con ese valor desmedido que le caracteriza se arrimó una y otra vez para las rosas, un aclamado par de banderillas a dos manos, al que le siguió un desplante del teléfono que fue el acabose en los tendidos. Se sentían seguros otros dos apéndices para la cuenta de Pablo, pero al pinchar en el primer intento la premiación se redujo a una sola oreja, la cual convirtió al navarro en el triunfador absoluto del festejo nocturno, saliendo a hombros por la Puerta Grande de La Sinaloense.

Ir a Google
ACTUACIONES
2
TOROS
LIDIADOS
4
TROFEOS
OBTENIDOS
6 orejas y
1 rabo
PUERTAS
GRANDES
2
 

Noroeste.com

Noche de elegancia y valentía

La elegancia del rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza y la valentía del guanajuatense Israel Téllez les valieron salir en hombros de la Plaza de Toros La Sinaloense en corrida con cierre emocionante celebrada ayer ante un lleno impresionante que disfrutaron de la fiesta brava.

Hermoso de Mendoza, con la elegancia de sus 3 caballos utilizados, castigó al primero de la noche, 'Primoroso', con par de rejones en el primer tercio, toreó vistoso y clavó 4 banderillas, colocando el rejón de muerte a la primera, haciéndose acreedor a 2 orejas y la entrega del público en lo que a la postre sería su mejor corrida.

Su segundo burel, 'Joronguito' fue un poco más incómodo para el mejor rejoneador del mundo y con algunas fallas en los rejones de castigo y sobre todo con el de muerte, le permitieron sólo festejar una oreja y el reconocimiento del público que salió contento con su actuación.

Se queda Pablo Hermoso de Mendoza con ganas de volver

Al término de la corrida, el español se paseaba por el ruedo, fue elevado en hombros y se abrazó con el joven Téllez. A Pablo Hermoso de Mendoza le gustó la respuesta del público.

"Me voy contento y con ganas de volver, porque la verdad que la respuesta del público fue magnífica", comentó.

Sólo una oreja logró capturar en su segunda salida, pero se llevó sin duda los aplausos y el festejo de cada una de sus suertes.

"La gente ha estado muy cariñosa conmigo y creo que he podido corresponderles con el espectáculo que ellos esperaban ver, quizás el segundo toro creí que iba a dar un poquito más de juego por su salida, pero después se apagó demasiado, en cambio el primero salió muy frío, parecía que no iba a embestir pero luego vino para arriba", dijo.