FECHA 22 de Mayo de 2004
LUGAR Plaza de toros de Sanlucar de Barrameda
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA María Sara (oreja y vuelta)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Andy Cartagena (oreja y saludos)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 45. De salida SULTAN (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y NATIVO (1 banderilla); y para el último tercio FOSFORO (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 8. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas DE PAULA (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres rosas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte con descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

LABRIT y CAMPOGRANDE

   
 

Tarde redonda la del debut de Pablo Hermoso de Mendoza en la Feria de la Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, donde obtuvo cuatro orejas y un rabo, de una corrida de Benítez Cubero, buena en general, salvo el segundo de Pablo que presentó más dificultades.

Dos faenas vibrantes, manteniendo siempre la atención de un público que disfrutó por todo lo alto y que pudieron asistir al debut en Europa de otro caballo de la casa, también de cuatro años, pero este hijo de BORBA. Su nombre, momentáneo, SULTAN. Con este caballo recibió Pablo al segundo de la tarde, y le endosó dos rejones de castigo en todo lo alto. Buen debut para este caballo castaño.

De nuevo el peso de este toro lo llevó CHENEL, con una nueva tarde de triunfo, tres banderillas ajustadas y templando las embestidas del buen Cubero. El toro tras la lidia del joven caballo se rindió y apenas aguantó una banderilla a NATIVO, que giró en la cara del toro con su expresividad habitual. Tras una rueda de cortas un rejón de muerte acabó con el toro.

El segundo, fue el garbanzo negro de la corrida. Un toro con sentido, manseando, casi siempre en tablas, pero que fue superado por la veteranía y magistral lidia de salida de FUSILERO y en banderillas, primero con DE PAULA, con dos grandes banderillas al sesgo y posteriormente con un CHICUELO, que todavía conserva la frescura de un valor a prueba de mansos. Precisamente el toro se vino arriba en el último tercio y trató de complicar la colocación de las rosas a Pablo montando a FOSFORO, pero este caballo atraviesa por un momento excepcional y sobre todo se la jugó en un par de banderillas cortas a dos manos, realmente espectacular. El colofón fue el rejón de muerte en lo alto para obtener los máximos trofeos y salir a hombros en solitario del coso gaditano.