PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
30/05/2004 CORDOBA

 

El debut de Pablo Hermoso de Mendoza en el coso de los Califas de Córdoba se produjo el día 29 de mayo de 1996, ante una descastada corrida de Concha y Sierra y junto a Fermín Bohórquez, Luis Domecq y Antonio Domecq. Fue una tarde en conjunto deslucida y donde lo más destacado corrió a cargo del caballo CHICUELO, que actuó junto a CAGANCHO, ALDABICA (en la foto), GALLO o PRINCIPE y obtuvo el premio de una vuelta al ruedo en su toro y otra en el que lidio a dúo con Fermín Bohorquez.

Tampoco pudo lucir en la siguiente actuación, el día 25 de mayo de 1998, junto a Javier Buendía, Fermín Bohórquez, los hermanos Domecq y Paco Ojeda. Ante un toro parado de Bohórquez Escribano, ante el que todo lo tuvo que hacer el jinete navarro, destacando sobre todo el tercio de banderillas a lomos de ALDEBARAN, completando la actuación con LABRIT de salida y MAZANTINI en el último tercio. Una oreja fue el premio al esfuerzo para lidiar al manso.
En la tercera actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en la capital cordobesa, vino el triunfo y la salida por la Puerta de los Califas. Fue el 23 de mayo de 1999 y Pablo en esa fecha había tenido que dividir la cuadra, porque al día siguiente, por la mañana, tenía que actuar en la corrida de rejones de Nimes y no daba tiempo al camión de llegar a ambos sitios. Pablo combinó, caballos experimentados, como LABRIT, con caballos que entonces comenzaban a destacar como FUSILERO y QUECHUA, y así fue premiado con las dos orejas del toro de Ramón Sánchez que lidió en solitario, siendo ovacionado en la collera junto a Fermín Bohórquez y completando el cartel, Leonardo Hernández y Paco Ojeda.

En la temporada 2002, concretamente el día 30 de mayo, Pablo topó en esta plaza con la mansedumbre de los toros de Benítez Cubero, ante los que RONCAL, FUSILERO, MONTERREY, BATISTA, CAMPOGRANDE (en la imagen), MARIACHI y MAZANTINI, tuvieron que poner toda la carne en el asador, y así "arrancar" literalmente una oreja de cada uno de los toros, pese a lo cual, el navarro no quiso abandonar el coso a hombros. Esa tarde la corrida fue mixta y actuaron los matadores José Luis Moreno y Juan Antonio "Morante de la Puebla".

Volvería a atravesar la Puerta de los Califas el 1 de junio de 2003, después de obtener tres orejas, una de su primero y dos en su segundo, de una buena corrida de la Viuda de Flores Tassara. Esa tarde el coloso navarro dio una lección de toreo a caballo en dos faenas que sobre todo tuvieron variedad y la prueba de ello es que utilizó nada más u nada menos que ocho caballos distintos, cuatro en cada toro. MISTRAL y COYOTE de salida; LABRIT fotografía izquierda), FUSILERO, GAYARRE y NATIVO en banderillas; y CHACAL y CERVANTES en el último tercio. Completaron la tarde cordobesa, Joao Moura y Andy Cartagena.

VER CARTEL

FECHA 30 de Mayo de 2004
LUGAR Plaza de toros "Los Califas" de Córdoba, España
ENTRADA Media plaza
RESEÑA

Luis Domecq (silencio y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Andy Cartagena (ovación y oreja)

TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Viuda de Flores Tassara, nombre Hornero, número 33, 589 kg. De salida SULTAN (2 rejones de castigo); en banderillas CAMPOGRANDE (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Viuda de Flores Tassara, nombre Pissanlo, número 15, 659 kg. De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (dos rosas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS CURRO, CHICUELO, GAYARRE y NATIVO

 

Córdoba se convirtió en la sexta plaza de primera categoría en la que actúa Pablo Hermoso de Mendoza en la presente temporada, y salvo en Sevilla y San Sebastián, donde en ambas rozó la puerta grande, en las restantes ha salido triunfador a hombros de los costaleros.En Córdoba, nuevamente atravesó la Puerta de los Califas, honor para el que es imprescindible obtener por lo menos tres trofeos.

Y no se presentaba la tarde muy positiva viendo los movimientos de salida del primero de los toros de Tassara que tocó en suerte al navarro. El toro despistado, miraba a todas partes menos al caballo y Pablo trataba de encelarlo con SULTAN. Tras una trabajosa lidia consiguió colocar los dos rejones de castigo en el lomo de Hornero, ambos con poca brillantez, pero lo eficaz privaba sobre lo bonito. El público que recibió con una gran ovación al estellés, se mostraba un tanto desencantado por la nula colaboración del astado. Pero en banderillas apareció la capacidad lidiadora del binomio Pablo-CAMPOGRANDE, que conun toreo de cercanía, envolvieron al toro en el poderoso cuerpo del caballo y así conseguían que el burel se interesara por ellos. La tarde de venía arriba y donde parecía que no había nada, ahora era mucha la tela que cortar. Al toro no se le podía permitir un segundo de distancia, porque huía, y por eso decimos que Hermoso de Mendoza sacó su mejor dote lidiadora, porque en las tres banderillas que colocó montando al del hierro de Vidrié, consiguió que el toro no se fuera a tablas en ninguna ocasión.

El último tercio a lomos de FOSFORO, también fue torero y emocionante. Sin ninguna duda, el caballo tordo es una de las mejores adquisiciones de Pablo para esta temporada. Llega encima, en el momento de la reunión se retira levemente y permite a Pablo colocar las banderillas cortas a la altura misma del estribo. Lo mismo sucede con el rejón de muerte, que en esta ocasión enterró completamente, fulminando al Tassara al instante.

El quinto de la tarde era un cinqueño casi tan alto como alguno de los caballos. El volumen no amilanó la labor de otro caballo casi debutante y al que habíamos visto hasta hoy en el último tercio. SAMURAI esperó al toro un tanto nervioso e inquieto, pero cuando se acercó y lo enceló, demostró que él también quiere hacerse un hueco en esta cuadra. Caballo de una lámina impresionante por su belleza y de una gran expresión ante el toro. Notable debut para el alazán, ante un toro que no daba facilidades.

La gente esperaba ya la presencia de CHENEL, convertido en santo y seña de una nueva generación de caballos toreros. Hoy el toro no iba a colaborar mucho con el caballo, pero éste le provocaba una y otra, le arrancaba cortas galopadas de costado, aunque siempre ajustadas y emocionantes, lo colocaba y lo banderilleaba siempre dando el pecho.

De nuevo para cerrar la lidia al quinto, el encargado era FOSFORO. Dos buenas rosas, colocadas a un toro que casi tenía la altura del caballo, dieron paso a un gran par a dos manos de banderillas cortas que hicieron que el coso de los Califas se viniera debajo de emoción y entrega. El rejón de muerte quedó hundido hasta la bola, Pablo descabalgó y se plantó ante él para verle morir. El toro tardó en doblar pero no lo suficiente como para que el entregado público cordobés solicitara con insistencia los dos trofeos para el de Estella y con ellos el pasaporte para abrir en solitario la mítica Puerta de los Califas.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL