PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
23/05/2004 BARCELONA

 

Pablo Hermoso de Mendoza hizo su debut en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona el día 1 de julio de 1990, apenas un año después de tomar la alternativa. Era el tiempo en que la peste equina afectaba al transito de caballos por las distintas provincias españolas, algunas de las cuales, prohibían la entrada a equinos que habían pisado tierras andaluzas. Por este motivo, el cartel programado en un principio para esta tarde en Barcelona era Manuel Vidrié, Curro Bedoya, Javier Buendía y Ginés Cartagena. Como tanto Vidrié, como Buendía y Cartagena, habían actuado en tierras andaluzas durante esa temporada, no les fue permitida la entrada a tierras catalanas y la empresa tuvo que buscar sustitutos, la noche anterior de la corrida y con toreros que no hubiesen actuado de Despeñaperros para abajo. Los elegidos, entre las pocas posibilidades que había, fueron, el navarro Hermoso de Mendoza y el catalán Carlos Torres, que junto al inicialmente programado Curro Bedoya, lidiaron toros de varias ganaderías, correspondiéndole a Pablo dos de El Toreo, de mucho tamaño y poco juego y ante los que Pablo no obtuvo trofeo alguno, pero dio una vuelta al ruedo en su segundo y causó una muy grata impresión montando a IMPERIAL (en la foto del paseíllo) GIRALDA, que ya se iba de frente a los toros de salida como se puede apreciar en la foto de ese día, ALBAICIN, un caballo del hierro de Salgueiro, que no tenía nada que ver con el actual ALBAICIN y CAFETERO, espectacular en los quiebros y un atípico caballo de raza apalousa, ARLEQUIN, para el último tercio.

GIRALDA fue la única que repitió en la segunda comparecencia de Pablo en Barcelona y que se produjo el 2 de julio de 1995, con toros de Concha y Sierra, y junto a Fermín Bohórquez, Luis Domecq y Antonio Domecq. Pablo obtuvo una oreja con fuerte petición de la segunda, en su toro individual, dando una vuelta al ruedo junto a Bohórquez en el de collera. En esa actuación, además de GIRALDA, brillaron caballos como CAGANCHO, auténtico protagonista de la tarde, CHICUELO o GARBANCITO.

Ese mismo año fue anunciado otra vez el 13 de agosto de 1995, en una corrida mixta, junto a "El Fundi" y Miguel Rodríguez, lidiando toros portugueses de Herederos de Manuel Vinhas y cortando otra oreja, basando su labor prácticamente en los mismos caballos que en la actuación anterior. Ese año fue premiado con el premio al mejor rejoneador de la temporada en la Monumental Barcelonesa.

El año 1996 no fue un año de grato recuerdo para Pablo en esta Plaza. Primero estaba anunciado para el día 11 de agosto, pero un percance sufrido el día anterior en Vitoria, le impidió actuar en esa corrida. Posteriormente fue anunciado el 1 de septiembre en corrida de rejones, junto a Joao Moura, Fermín Bohórquez y Paco Ojeda, lidiando toros de Herederos de Manuel Vinhas. La tarde quedó marcada cuando apenas pisar el suelo de la plaza sobre su caballo ALDABICA, éste dio un mal paso, fracturándose la mano derecha y quedando imposibilitado de por vida. Ese percance pesó como una losa en la actuación de Pablo, que pese a los esfuerzos sobre CAGANCHO y CHICUELO, solo pudo dar la vuelta al ruedo en su toro y recibir la ovación del público tras la collera junto a Paco Ojeda.

La temporada 1997, nuevamente dos citas, la primera el 8 de junio, junto a Fermín Bohórquez y los hermanos Domecq, con toros de Louro Fernández de Castro, sin cortar ningún trofeo, y la segunda, en corrida mixta, el 17 de agosto, y de nuevo en circunstancias adversas, ya que el día anterior, en Bilbao, MARTINCHO resbaló en la cara del toro, y el burel propinó a Pablo una tremenda paliza, dejándolo magullado y con politraumatismo general. Pese a todo Pablo actuó junto a Fernando Cepeda y David Luguillano, lidiando un toro de Guardiola y otro de Fermín Bohórquez, toreando en esta tarde, además de CAGANCHO y CHICUELO, su hermano GALLO.

Tras su ausencia en la temporada 1998, Pablo regresó el 6 de junio de 1999, junto a Joao Moura, Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, y montando a caballos como CAGANCHO, ALDEBARAN o MAZANTINI, lidió toros de Mariano Sanz Jiménez y cortando una oreja en su actuación en solitario.

Tampoco pudo triunfar rotundamente el 1 julio 2001 con toros de Sánchez Cobaleda, que lidió junto a Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez, y consiguiendo una oreja en su segundo toro, ayudado por la buena actuación esa tarde de DANUBIO, quien compartió cuadra con LABRIT y TABASCO de salida; CAGANCHO, ALBAICIN y CHICUELO en banderillas y MARIACHI para el último tercio.

Sería el día 26 de mayo de 2002 cuando Pablo por fin conseguiría salir por la Puerta Grande de la Monumental, completando así la totalidad de Plazas de primera que se encuentran en activo, y de las cuales, de todas ellas, ha conseguido salir a hombros. Esa tarde, también con toros de Sánchez Cobaleda, Pablo rayó a gran altura, obteniendo dos orejas de su primero y una del que hacía quinto, y triunfó con RONCAL, MONTERREY (en la foto), FUSILERO, CHICUELO, BATISTA, CAMPO GRANDE y MARIACHI. La terna de esa tarde la completaban Leonardo Hernández y Fermín Bohórquez.

Volvió a ser contratado Pablo para actuar en Barcelona el día 25 de mayo de 2003, pero la lluvia impidió que el festejo se pudiera celebrar, ya el piso de la plaza presentaba un muy mal estado y ya desde la mañana se decidió la suspensión. Se trató de celebrar la corrida en otro domingo dentro del verano, y de hecho se celebró, pero ahora sin la presencia del coloso español, en virtud de que para esas fechas ya no disponía de domingos libres en su calendario.

VER CARTEL

FECHA 23 de Mayo de 2004
LUGAR Plaza de toros Monumental de Barcelona, Cataluña, España
ENTRADA Un tercio de plaza
RESEÑA

Fermín Bohórquez (silencio y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Diego Ventura (dos orejas y dos orejas)

TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Sánchez Cobaleda, número 150, 550 kg. De salida FUSILERO (1 rejón de castigo).

Primer toro “bis” de la Ganadería de José Manuel Sánchez Cobaleda, número 108, 545 kg. De salida FUSILERO (1 rejón de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (2 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Sánchez Cobaleda, número 125, 535 kg. De salida LABRIT (2 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (dos rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS SULTAN, NATIVO y DE PAULA

 

Una nueva gran actuación de Pablo Hermoso de Mendoza y CHENEL que volvió a hacer vibrar y levantarse de los asientos al público de Barcelona, le sirvió al navarro para salir por segunda vez consecutiva a hombros de la Monumental catalana.

La tarde comenzó para el navarro con un pequeño contratiempo, porque al recibir a su primer toro, un precioso toro berrendo, parecía que éste no estaba del todo bien de sus cuartos traseros. El público comenzó a protestarlo, pero el estellés continuó con su lidia colocándole el primer rejón de castigo a lomos de FUSILERO. El toro saltaba doliéndose al castigo, pero galopaba con calidad, tras la cola de FUSILERO.

Ante el buen son del toro, Pablo pidió el cambio para ir por el caballo de banderillas y entonces la presidencia sacó el pañuelo verde y devolvió el toro a los corrales.

Salió en su sustitución un toro de José Manuel Sánchez Cobaleda, andarín, pero también con mucha calidad, aunque justo de fuerzas. Pablo lo mimó de salida de nuevo con FUSILERO, colocándole un solo rejón de castigo, y se fue por CHENEL. Nada más pisar el suelo de la Monumental, CHENEL enganchó en su cola al toro y lo llevó pegado a lo largo del anillo de coso, provocando la primera ovación del público que asistía a la recién comenzada faena, puesto en pie. Continuó la exhibición del castaño, tanto en la perfección de cuatro banderillas puestas todas al estribo, dos de ellas atacando de largo y las otras recibiendo, esperando que llegara el buen toro a sus terrenos y allí tocarlo levemente al pitón contrario. Tal fue la entrega de toro y caballo, que en uno de los galopes de costado, el toro cayó rodado en el piso. Tuvo que ser ayudado por los subalternos de Pablo a levantarse, pero en cuanto se puso en pie, se fue bravísimo de nuevo hacia el caballo. La plaza despidió a CHENEL puesta en pie con una fuerte ovación. Continuó Pablo, ahora con FOSFORO, pisando los terrenos del toro para colocarle dos banderillas cortas, con limpieza y dando el caballo siempre el pecho. Continuó con dos vueltas completas efectuando el “teléfono” y enterrando el rejón de muerte hasta la bola. Dos merecidísimas orejas para abrir de nuevo la Puerta Grande de la Monumental.

En el quinto Pablo incrementó la cuenta de trofeos, pero ahora con más efectividad y entrega, que vistosidad. El toro, berrendo, precioso, el más bonito de la corrida, también fue el más complicado, el más reservón y el que más complicó la labor de los toreros. Lo paró con LABRIT, que lo cierto es que no estuvo cómodo con la incierta embestida del toro, pero que no obstante nunca volvió la cara y se la jugó como siempre en los dos rejones de castigo. Pablo continuó dando entrada a un equipo veterano, y ahora fue CHICUELO quien llegó muy bien en banderillas y piruetas, al igual que posteriormente CAMPOGRANDE con su toreo frontal. La vibración de FOSFORO en la colocación de dos rosas y la efectividad del rejón de muerte final, volvieron a colocar una oreja en el esportón de Hermoso de Mendoza.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL