PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
06/06/2004 SANTAREM

 

Las tres actuaciones de Pablo Hermoso de Mendoza en la Plaza de Toros Monumental Celestino Graça, de Santarem (Portugal), se circunscriben entre los años 1998 y 2000. Precisamente fue con motivo del inicio de las conmemoraciones de los veinte años de alternativa de Joao Moura, cuando se produjo el debut de Pablo en esta Plaza. Fue el día 11 de junio de 1998 y Portugal asistía a una auténtica conmoción taurina por las últimas actuaciones del estellés.

La revista Novo Burladero, tras comentar las actuaciones de Joao Moura y Antonio Ribeiro Télles, que a juicio de quien escribía, no habían estado a la altura, sobre el navarro decía: “E acabou por ser Pablo Hermoso de Mendoza –ainda que para alguns patrioteiros lhes custe tragar a verdade- quem pôs o toque de classe na lide do sexto, a afirmar que, hoje em dia, nao há quem lhe faça frente.”

Los toros en esa tarde fueron de Conde de Cabral y Pablo destacó en la lidia a lomos de LABRIT (imagen derecha), GALLO (fotografías superior e inferior) o CAGANCHO, que por cierto, sufrió un tremendo susto cuando resbaló cerca de las tablas y quedó a merced del toro durante unos minutos, pero de cuyo percance, tanto Pablo como el cuatralbo, salieron ilesos y continuaron la lidia.

El día 12 de junio de 1999, de nuevo Pablo se presentaba en Santarem, con los mismos compañeros de cartel (Joao Moura y Antonio Ribeiro Télles), pero ahora con toros de Vinhas. Pablo escuchó una ovación en su primera actuación y dio la vuelta al ruedo en su segundo. De nuevo tarde triunfal de Pablo y de LABRIT, CHICUELO, BATISTA, MARIACHI y FUSILERO, de quienes se dijeron cosas como: “Pablo Hermoso é o grande culpado de esta corrida ter sido histórica, de se ter virado a tal página na Tauromaquia portuguesa. Foi ele que desde há dois anos veio trazer a força de renovaçao que faltava à nossa Festa. Foi ele que levou Moura e Telles a terem as actuaçoes que tiveram nesta tarde. E desde já lhe agradecemos.”. Esto se podía leer en Novo Burladero, donde su director Joao Queiroz, continuaba con su análisis de la corrida: “Excelente em toda a lide, brilou intensamente na execuçao de cinco espectaculares curtos, montando o “Fuzileiro” –o Rio Frio que foi de Salgueiro- vindo de largo em velocidade, fazendo uma suave batida à distancia, para reunir na “zona permitida” e cobrar con impacto, poderio e beleza, dando tambén ele um enorme contributo para o êxito final do festejo.”

La última actuación hasta el momento, de Pablo en Santarem, que fue el 24 de junio de 2000 y fue un festejo que lo cierto es que se complicó desde antes de comenzar. El cartel inicial era Joao Moura, Joao Salgueiro y Pablo Hermoso de Mendoza, con toros de Santa María. Problemas entre la empresa y Moura, hicieron que a última hora, este se cayera del cartel, y el mismo quedara en un mano a mano entre Salgueiro y Pablo. Eso unido a la celebración de la Eurocopa 2000 de fútbol, donde esa tarde Portugal, jugaba uno de los partidos decisivos en el campeonato. También a que se celebraban varias ferias ecuestres en ciudades cercanas e incluso otras corridas de toros, hicieron, todo ello, que el público que acudió a la Plaza fuera bastante escaso. No obstante lo que acudieron pudieron comprobar las buenas evoluciones de LABRIT, MARTINCHO, MAGRITAS, FUSILERO, CHICUELO y MAZANTINI, quienes facilitaron que Pablo triunfara y diera una vuelta al ruedo en cada uno de sus toros.

VER CARTEL

FECHA 6 de Junio de 2004
LUGAR Plaza de toros Monumental Celestino Graca de Santarem, Portugal
ENTRADA Media plaza
RESEÑA

Joao Moura (vuelta y vuelta)
Pablo Hermoso de Mendoza (vuelta y vuelta)
Rui Fernándes (vuelta y palmas)

TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 32, 515 kg. De salida SAMURAI (2 farpas); en banderillas CHENEL (6 banderillas).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 10, 525 kg. De salida SAMURAI (2 farpas); en banderillas CURRO (3 banderillas), CAMPOGRANDE (2 banderillas) y FOSFORO (dos cortas y un par a dos manos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS SULTAN, CHICUELO, GAYARRE y NATIVO

 

No pudo ser más triunfal el retorno de Pablo Hermoso de Mendoza a los cosos portugueses, tras una temporada completa sin haber actuado en el país del toreo a caballo por excelencia.

El cartel era de los de expectación, y así se pudo comprobar en las gradas de la plaza Celestino Graça, con una entrada muy superior a lo que últimamente se puede ver en la mayoría de las Plazas de Portugal, donde el cierre momentáneo, pero demasiado largo de la plaza de Campo Pequenho en Lisboa, está perjudicando en demasía a la fiesta brava lusa y a su afición.

La tarde transcurría con buen toreo por parte de los tres alternantes y buenas pegas de los Forçados de Santarem y de Montemor. Pero faltaba emoción en las gradas. Los toros colaboraban, pero al que tenía movilidad le faltaba transmisión, y el que se paraba, pegaba arreones en el momento de la reunión que hacían que los palos no quedaran clavados en buen sitio.

Pablo lo intentó en su primero, y de salida sobre SAMURAI, con el que enceló al toro y colocó las dos farpas reglamentarias, brilló, pero sin entusiasmar, como tampoco lo hizo con CHENEL, que colocó hasta seis banderillas, con pureza, siempre dando la cara, pero todo lo hacían jinete y caballero, porque el toro lo único que hacía era complicar la labor de ambos, sobre todo en el momento de la reunión, que como hemos dicho, se venía muy brusco y sorprendía al binomio ecuestre. Una faena llena de técnica, pero que no consiguió acalorar los tendidos.

El quinto de la tarde salió dispuesto a colaborar y así pronto estaba embebido en la cola de SAMURAI que lo templó. Bien el caballo alazán en la colocación de las farpas, sin muchos alardes, pero con gran eficacia. Pablo tenía muchas ilusiones en esta corrida y sobre todo en poder presentar en Portugal a un caballo que va a ser muy del gusto de los aficionados de este país. El caballo es DE PAULA, pero desgraciadamente una lesión producida el fin de semana pasado en el camión y de la que recayó este viernes, hizo que el caballo no pudiera desplazarse a Santarem. Esta baja la suplió Pablo con CURRO que hasta ahora siempre había actuado de salida y que esta tarde colocó tres banderillas, que fueron los mejores palos de la tarde. Atacando de lejos, llegando muy encima y saliendo de la suerte rematando. Todo un curso de ejecución de la suerte el que dio el joven caballo de la PH. No obstante aquello no acababa tampoco de venirse arriba y Pablo se fue por CAMPOGRANDE, que apenas llevaba dos minutos sobre la arena y ya tenía a la plaza en pie con su toreo frontal, llevando al toro pegado a la piel, sin perderle la cara, con el cuerpo arqueado y formando una estampa torera cien por cien. El público se volvía loco con cada intervención de Pablo sobre CAMPOGRANDE que en cada suerte mejoraba la anterior. Aquello no se podía terminar ahora que el público comenzaba a divertirse y Pablo apostó por FOSFORO. Pocas veces Pablo había colocado banderillas cortas en Portugal y apenas podemos contar con una actuación de MARIACHI o MAZANTINI, caballos emblemáticos del último tercio, en el país luso. Pero Pablo colocó dos banderillas cortas, y la plaza continuaba alborotada y agarró un par de cortas y solicitó permiso para colocarlas a dos manos. Permiso concedido, banderillas en todo lo alto y las gradas que se venían abajo en una borrachera de pasión y entrega mutua, continuada con una interminable suerte del “Teléfono” también jaleada. Terminó Pablo su “telefonazo” y saltó de FOSFORO en la cara del toro, dando por finalizada una faena que será recordada durante mucho tiempo. La ovación final fue interminable y verdadera de una afición que añoraba el toreo del rejoneador navarro.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL