FECHA 20 de Junio de 2004
LUGAR Plaza de toros de Alicante, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y ovación)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Andy Cartagena (oreja y dos vueltas al ruedo)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 2, 498 kg. de nombre Cazador: De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 41, 500 kg. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CAMPOGRANDE (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (dos rosas y dos pares de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

GAYARRE, SULTAN, CHICUELO y MONTERREY

   
 

Parece abonado esta temporada Pablo al número tres en cuanto a los trofeos adquiridos. De nuevo tres orejas para la mochila del navarro, aunque quizás se nos antojen pocos trofeos, sobre todo después de ver la actuación ante su primero y la mayoritaria petición de la segunda oreja, que la presidencia se negó a conceder, con la bronca correspondiente.

Y desde luego que la bronca tenía razón de ser, porque Pablo Hermoso de Mendoza, montando a SAMURAI, CHENEL y FOSFORO, habían firmado una de las faenas cumbres de la temporada. Desde salida, con SAMURAI templó muy en corto y muy despacio al buen toro de Bohórquez. Lo dejó perfecto para que recogiera el testigo CHENEL y nos dejara bien claro que el susto de Granada, había quedado en el olvido. Sencillamente sensacional estuvo el joven caballo. Templado, sereno, dejando siempre llegar al toro desde lejos, y permaneciendo inmóvil hasta la llegada del toro, al que quebraba con suavidad y torería. El bravo toro daba vueltas al anillo cosido a la cola del caballo. La plaza entregada a Pablo, despidió al caballo con una fuerte ovación y Pablo con un beso en el cuello. La fiesta continuaba con la colocación de las banderillas cortas y la vibración que FOSFORO pone en cada una de sus actuaciones, como el teléfono y en alguna pasada en la que incluso Pablo soltó las riendas y agarró ambas astas con las manos. El rejón de muerte entero, acabó con el toro y parecía que iba a ser el pasaporte para la obtención de las dos orejas…..pero la presidencia consideró que aquello sólo merecía una.

Sí obtuvo dos en el quinto de la tarde, el peor toro de la gran corrida de Bohórquez, y ante el que destacó de forma extraordinaria CURRO en el tercio de salida. Los pases toreando con el sombrero fueron de lo mejor de la tarde. En banderillas CAMPOGRANDE arriesgó como siempre, aunque el toro, cortando, lo puso en apuros y pudo brillar menos que otras tardes. La tarde se vendría arriba con FOSFORO y la colocación arriba de dos rosas, pero sobre todo con dos pares de banderillas cortas a dos manos, que encendieron los tendidos y dieron paso a la euforia colectiva a la colocación del definitivo rejón de muerte. Los pares a dos manos se los brindó el navarro al veterano fotógrafo Cano.

Al final Pablo Hermoso de Mendoza a hombros, acompañado en esta ocasión por el mayoral de Bohórquez, Luis Salguero.

   
 
 

LAS PROVINCIAS
Por Blas de Peñas

HUBO ESPECTACULO Y LLENO

Hermoso de Mendoza cortó tres orejas y Andy Cartagena, sólo una

Llegó el espectáculo de los caballeros rejoneadores y llegó el público a la plaza. A pesar de jugar España frente a Portugal y el tirón que supone ver a la selección por las pantallas de televisión, el cartel compuesto por Fermín Bohórquez, Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena tienen el suficiente atractivo para llenar los tendidos.

El triunfador de la tarde fue el caballero rejoneador navarro Hermoso de Mendoza.

Pablo Hermoso de Mendoza lidió a su primer enemigo, un toro de casi 500 kilos, con una monta espectacular y una efectividad absoluta. Sus banderillas al quiebro levantaron al público de sus asientos. Con el rejón de muerte estuvo fácil y fue premiado con una oreja, con fuerte petición de la segunda.

Su segundo toro, de 500 kilos justos, tuvo mucha codicia y fue muy bueno para el caballo. Hermoso de Mendoza se lo brindó al fotógrafo Paco Cano. El navarro le realizó una faena similar al primero. Con banderillas a dos manos puso al público en pie. Mató de un rejón, bien puesto, y esta vez el presidente no tuvo duda para concederle las dos orejas.

LA VERDAD
Por Tirso Marín

La corrida de rejones registró el primer lleno del serial. Apoteosis de Hermoso de Mendoza, que cortó tres orejas.

LOS CABALLITOS TRAEN DINERO

Corrida del arte del rejoneo y primer lleno de la feria, a pesar del fútbol y a pesar de que en Alicante no hubo demasiada afición por los caballos. Y es que el toreo ecuestre ha cambiado mucho. Se anuncian tres rejoneadores que sortean los lotes de toros al igual que los toreros de a pie.

El rejoneo ha recobrado el esplendor que nunca debió de perder desde los tiempos gloriosos de Álvaro Domecq. No conocimos a Antonio Granero, que fue el primer bastión del rejoneo, pero vimos al caballero de Jerez y a su hijo, y a los Peralta. Ahora hay un gran plantel de toreros ecuestres, con sus caballos toreros famosos. Como dice Federico Arnás, estamos en la edad de oro del rejoneo. Estas corridas salvan a los empresarios. Son las que llenan la plaza y traen dinero. Antes, las salvaban los toreros cómicos, los charlots, pero ahora son los caballos. Alguien dijo “el numerito de los caballitos”. ¡El numerote de los caballotes¡.

Pablo Hermoso de Mendoza presentó lo mejor de la cuadra de sus caballos toreros. Se ganó la primera atronadora ovación a lomos de Chenel, quebrando en la cara del toro para clavar, llevándolo toreado a dos pistas, haciendo regates y cabriolas. El rejón de muerte cayó algo trasero, lo que le privó de la segunda oreja, pero las ovaciones fueron sonoras.

Con Monterrey clavó dos pares de las cortas a dos manos en un más difícil todavía. Estos pares se los brindó a Cano, nuestro fotógrafo nonagenario. Iba a por la puerta grande y lo fulminó de certero rejonazo. Ovaciones, vueltas, flores, sombreros y bolsos de señora. Y las dos orejas del noble animal fueron a parar a sus manos. La tarde fue ayer para el rejoneador navarro apoteósica.

La corrida gustó mucho a la concurrencia, los espectadores se pasaron la tarde rompiéndose las manos de tanto aplaudir. Lo dicho, las corridas de rejones salvan a las empresas.

INFORMACION
www.diarioinformación.com
Por Miguel Lizón

EL TOREO A CABALLO GANA ADEPTOS

Tres orejas y puerta grande para Hermoso de Mendoza y una para Cartagena

Menudo entradón presentaban los tendidos. Muy poco faltaba para que el lleno fuera total. Desde hace un par de años atrás se ha venido viendo cómo la cita del toreo a caballo ha venido concitando, cada vez más, la atención del público. De un público especial, desde luego, que ha llegado a la conclusión de que este tipo de espectáculo rara vez defrauda. Nadie pondrá pegas al ganado por sus manipuladas defensas. O sea, que no cabe fraude, ni matute sospechoso de barbería, puesto que la mutilación está claramente admitida en el reglamento. De otra parte, justo es reconocerlo, el toreo a caballo, que cuenta con un esplendido plantel de buenos toreros, se ha enriquecido en la interpretación del arte de torear. Sin olvidar la magnífica serie de caballos que, magistralmente manejados por sus jinetes, contribuyeron al total enriquecimiento del espectáculo. Una gran etapa la presente.

Cierto es que ese público no anda muy avisado en diferenciar reuniones al estribo o a la grupa, en los medios o por los aliviados adentros. Tampoco en el toreo a pie se dan tantos degustadores como para saber diferenciar el toreo de hondas verdades del de pitiminí y apariencias más o menos resultonas. No es que el toreo a caballo, por la ley pendular de la Historia, viva una involución hacia los tiempos en que el caballero en plaza era la figura principal, frente al de a pie, que no pasaba de ser un mero ayudante. Lo cierto y verdad es que cada vez hay más adeptos a este tipo de festejo, que concede variadas oportunidades para el entretenimiento cuando no para el deleite y la emoción.

Bravo de veras resultó el primero de Hermoso de Mendoza, de franca y clara embestida. Pasó sus apuros el caballero, hasta el punto de necesitar la ayuda de algún capote que distrajera al toro y permitiera respirar a caballo y jinete. Ya atemperado el bravo ejemplar, hubo lucimiento aclamado con las farpas, en corto, y quebrando muy ceñido. Como si de un banderillero de a pie se tratara. Hizo bien el usía al no conceder más que una oreja ante el feo rejonazo final. Se llevó las dos orejas del quinto, más bonancible, en faena en que hubo abundancia de ajustes al estribo. Sus manifestaciones de amplía doma se aderezaron con un par y medio de las cortas, a dos manos, con el toro ya muy aplomado. Quizá sobrara la segunda oreja, si se tiene en cuenta que le tropezaron las cabalgaduras en alguna ocasión por fallarle la distancia adecuada. Salió a hombros.

INFORMACION
www.diarioinformación.com
Por Rosa Carrizosa

Trucos los hay, como en casi todo, pero pundonor también. Hermoso de Mendoza propinó un bajonazo a su primero, que su peón sacó con disimulo con el capote. Pero el navarro no se permitió tal borrón y en su segundo clavó un efectivo rejón de muerte. Salió en hombros.

El fútbol no fue competencia para el arte del rejoneo.

DE BAJONAZO A REJON EFECTIVO DE MUERTE

En difícil tesitura ponen los rejoneadores a los toreros si el casi lleno que se registró ayer en la plaza de toros de Alicante se repite en los otros cosos de la geografía nacional. Lisboa – con la evolución del desarrollo de los partidos de la selección española y de la rusa-no representó competencia para la fiesta de los toros. Sólo algunos claros en el sol después de las 20,45 horas y los ecos de comentarios por los tendidos de los aficionados, preparados con auriculares para seguir también los goles, especialmente los de Rusia. Los espectadores divididos ante dos pasiones, se retransmitían unos a otros las novedades, y mostraron su fidelidad a los caballos.

Entregado estuvo el respetable con Hermoso de Mendoza, incluso más que con el rejoneador de la tierra, Andy Cartagena en el primero que le correspondió al benidormí. Aquello de bajonazo del principio ocurrió en el segundo de la tarde. El navarro, que hizo unos alardes codo-testuz tras las clavar lucirse en banderillas erró con el rejón de muerte que quedó tan bajo, que su peón –muy disimuladamente- lo sacó rápidamente tapando la acción con el capote. El caballista o caballero, según se quiera, mató con descabello, pies en albero. Una oreja la permitió dar la vuelta al ruedo.

Otra cosa fue en su segundo, donde pareció que quiso desquitarse de la mancha del bajonazo. Primero se recreó en dominios para levantar al público y lo hizo con las banderillas. Tanto se emocionó el navarro que pidió dos pares más de las reglamentarias a la presidencia que le fueron concedidos. Ayela no supo decir que no. Antes fueron las rosas y, después, a dos manos quiso rematar su faena porque quería puerta grande. Sobrada apertura tuvo, ya que el palco le concedió dos trofeos en el quinto, al que mató con un rejón de muerte efectivo. Ahí vino el desquite del pundonor. Al final, tres orejas.

DIARIO DE NAVARRA
www.diariodenavarra.es
Por EFE

PABLO HERMOSO DE MENDOZA SALIO A HOMBROS EN ALICANTE TRAS HABER CORTADO TRES OREJAS

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que cortó tres orejas, salió a hombros junto al mayoral de la ganadería de Fermín Bohórquez en la tercera corrida de la Feria de Hogueras de Alicante celebrada ayer.

Se lidiaron toros de Fermín Bohórquez, buenos y de extraordinario juego.

Pablo Hermoso de Mendoza, una oreja y dos orejas.

6 TOROS 6
www.6toros6.com
Por José Luis Ramón

COMPETENCIA, VARIEDAD Y TOREO

Hermoso de Mendoza, por la puerta grande

Gran corrida de Fermín Bohórquez para rejones.

Un gran espectáculo en todos los sentidos. En competencia, en rivalidad y, naturalmente, en torear. Sólo salió a hombros Hermoso de Mendoza, que cortó tres orejas…………

Siguió Hermoso con una lidia ajustada, en la que armó un gran alboroto montando a “Chenel”. Sus carreras de costado, sus pasadas por dentro en terrenos inverosímiles, sus quiebros perfectos…..toda la faena tuvo un clima continuado. Mató de un rejón trasero que quedó bajo.

La gran faena de la tarde se la hizo Hermoso de Mendoza al quinto, un toro bravo y bueno que le permitió realizar un toreo ligado y de mucha cadencia. La clase de Pablo, en esta ocasión tintada de garra, llegó mucho a los espectadores. Todo fue bueno, aunque de nuevo los quiebros dando los pechos de sus monturas tuvieron un altísimo nivel. Mató pronto y bien.

LA EXCEPCION YLA REGLA. Creíamos que a la hora de matar a los toros de rejones valía casi todo. Estocadas bajas o traseras, pinchazos no importa donde cayeran….todo daba igual. Ahora hemos visto que hay una excepción, inútil si lo anterior no se tiene en cuenta: un pinchazo en todo lo alto, si deja descordado al toro –lo que no deja de ser un involuntario accidente, alejado de toda intención-, impide la concesión de un trofeo.

APLAUSOS
Por Isabel Donet

PUERTA GRANDE PARA HERMOSO DE MENDOZA EN ALICANTE

El gran triunfador de la tarde fue Hermoso de Mendoza, tres orejas que acreditan una importantísima actuación en la que hubo mucha torería. Con Chenel en el primero de su lote se lució en las banderillas al quiebro y el público vibró en los galopes a dos pistas por los adentros. Pero el auténtico clamor llegó con el desplante final. Se le concedió una oreja y se le pidió con insistencia la segunda. De nuevo la plaza se hizo un clamor con la segunda faena del de Estella, sobre todo clavando a dos manos banderillas cortas. El rejón de muerte tuvo una inmediata efectividad y suma dos nuevos trofeos a su triunfal marcador.

El público que llenó casi en su totalidad el aforo de la plaza de la capital alicantina permaneció en sus localidades hasta el final a pesar del España-Portugal.

ABC
www.abc.es
Por Zabala de la Serna

ABULTADA VICTORIA DE HERMOSO SOBRE UN CARTAGENA PERJUDICADO POR EL PRESIDENTE

Las corridas de rejones funcionan como nunca en taquilla. Se han convertido en una garantia de lleno y, a la par, en un seguro de divertimento para los espectadores, que gozan con la belleza de los caballos espoleada por la magia de una generación que sigue la estela de Pablo Hermoso de Mendoza. El caballero navarro rompió moldes en el ruedoy esquemas en las ferias: las colleras se derogaron por imperativo suyo. A Hermoso le gusta competir en buena lid con sus compañeros y de tú a tú con el toro. El actual momento boyante del rejoneo es una consecuencia directa de su paso por el arte de Marialva. La prueba se constató ayer mismo con un entradón, sorprendente a tenor de la expectación que recorría España entera con el partido de la selección, una final anticipada, como siempre nos pasa en las fases prologales de eurocopas y mundiales.

Hermoso de Mendoza lo bordó a lomos de ¿”Chenel”?. La nueva cuadra del fenómeno estellés la tengo que repasar, que se retiró “Cagancho” y no me he vuelto a aprender el nombre de un solo caballo. Las carreras a dos pistas, los quiebros, uno muy en corto, y los alardes arrucistas finales calentaron los tendidos hasta el límite de las orejas. Pero el rejón definitivo se le fue al número, de trasero y caído, motivo por el cual el palco se reservó acertadamente el segundo apéndice.

No se resistió el usía a la muerte del quinto y asomó los dos pañuelos. Fue faena valiente más que limpia, de exposición, más de que lucimiento, porque el murube jerezano echaba la cara arriba en las reuniones, sin temple, ni continuidad, alcanzando las ancas de los equinos en tres o cuatro ocasiones. Pero Hermoso de Mendoza no cesó en su empeño en busca del triunfo grande, y cuando una de las cortas (a dos manos) le falló, repitió el par, brindado al “joven” Cano.