FECHA 26 de Junio de 2004
LUGAR Plaza de toros Las Palomas de Algeciras, Cádiz, España
ENTRADA Dos tercios de plaza
TOROS
RESEÑA Luis Domecq (oreja y vuelta al ruedo)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja)
Alvaro Montes (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 73, 498 Kg. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (dos cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 59, 631 Kg. De salida SAMURAI (1 rejón de castigo); en banderillas MONTERREY (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

GAYARRE, SULTAN y CHICUELO

   
 

Tras un año de ausencia, regresaba Pablo Hermoso de Mendoza al coso de Las Palomas de Algeciras dentro de su feria Real 2004. Y el regreso no pudo ser más afortunado, ya que triunfó por todo lo alto, obteniendo tres orejas y abriendo la Puerta Grande.

Pablo basó su triunfo, en mayor medida, con su labor ante el segundo toro de la corrida. Un gran toro, bravo y con codicia, pero un tanto endeble de adelante. Toreó muy en corto de salida sobre CURRO, con una labor de mimar al astado, que a pesar de todo, ya perdió las manos en una ocasión.

Sensacional el momento que atraviesa CHENEL y que hoy confirmó en Algeciras. Toreo completo, llevando al toro muy cerca en los galopes de costado, al galope justo que el toro requería y rematando las carreras con imposibles pasadas por los adentros. Las banderillas que colocó, todas de diferente ejecución, fueron un variado catálogo de la suerte de frente. Clavó en diferentes terrenos y de distintas formas. La primera atacando al toro colocado en los medios, la segunda recibiendo al toro, consintiéndole una barbaridad, constituyó una obra perfecta y la tercera al sesgo, con el toro en tablas. Después de esta tercera banderilla, el toro volvió a caer en la arena y ahora le costó levantarse. Con ayuda de los auxiliadores, el Cubero se levantó y la cuarta banderilla, prácticamente el caballo se subió en lo alto de un toro, ahora totalmente entregado. Todavía quedaba la labor de FOSFORO, con quien colocó dos banderillas cortas de una en una y posteriormente, un par de las mismas a dos manos, muy ajustado todo y exponiendo al máximo ante la poca movilidad que a estas alturas tenía el astado. Un rejonazo en todo lo alto confirmó el triunfo del estellés en su primera actuación en la nocturna algecireña.

El quinto de la tarde fue un “zambombo” de 631 kilos que como hacia presagiar por su volumen,no se movería mucho. Tras la colocación del primer rejón de castigo con SAMURAI, el toro confirmó lo que se presagiaba y comenzó a huir a tablas. Pablo decidió no castigarlo con otro rejón para no acentuar su falta de fuerza y se fue directamente por MONTERREY, que debutaba en Europa esta temporada y que ejecutó dos buenas banderillas, siempre con torería y buen gusto. CAMPOGRANDE transmitió la emoción que el toro no ponía y volvió a meterse entre los mismos pitones del burel. No lo tuvo fácil FOSFORO para dejar tres rosas en lo alto del morrillo, sobre todo, porque el toro permanecía pegado a tablas. Pablo tiraba del toro con FOSFORO para sacarlo al tercio y colocarle allí las rosas. El medio rejón de muerte en lo alto fue suficiente para acabar con el quinto de la tarde.