FECHA 24 de Julio de 2004
LUGAR Plaza de toros de Tudela, Navarra, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y oreja)
Javier Conde (pitos y oreja)
Matías Tejela (oreja y dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 18. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y cinco rejones de muerte antes de un descabello pie a tierra).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 14: De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas DE PAULA (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (un par de banderillas a dos manos, una rosa y un rejón de muerte además de un descabello pie a tierra).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

GAYARRE, NATIVO y CHICUELO

   
 

La corrida quedó marcada por el percance sufrido por el auxiliador de Pablo, el lodosano José Manuel Rodríguez, que cuando ejecutaba su labor en el primero de la tarde, ya en el tercio de muerte, fue lesionado por uno de los rejones de muerte, el cual, al caer a la arena quedó con la punta hacia arriba y se le clavó en el muslo izquierdo, provocándole una herida de quince centímetros de profundidad, que afortunadamente no afectó a ninguna arteria importante. Fue intervenido en la clínica de la Plaza de Toros y regresó a su domicilio al finalizar el festejo. Su reaparición se espera para el festejo de Santander el próximo miércoles.

Antes del percance, Pablo había lidiado un toro de Los Espartales, que aunque con calidad, mostraba síntomas de mansedumbre en los primeros envites y embestía siempre con la cara muy alta. A cada cite de CURRO el toro salía suelto hacia las tablas. Eso lo subsanó Pablo y con el caballo como muleta, a cada recorte y en cuanto el toro amagaba con escapar, Pablo con la cola del caballo lo tocaba y lo volvía a encelar y a meter en la canasta. Perfecta la labor de salida, dando al toro la lidia exacta que necesitaba y consiguiendo que se olvidara de huir a tablas. Salió CHENEL y enseguida conecto con los tendidos, enganchando al toro en su cola y llevándolo de costado a lo largo del anillo de la Chata de Griselas. No obstante hoy el caballo destacó sobre todo en las tres banderillas que colocó, la segunda de ella con la cola pegada a tablas, el toro en los medios se venía hacia él. El caballo impasible esperaba al cornúpeta aguantando hasta tenerlo en el mismo pecho y entonces con el leve toque salir de la suerte limpiamente. Fue perfecta. Como también lo fue la tercera, aunque esta con el caballo en los medios. Con el toro ya mucho más metido en tablas, FOSFORO se arrimó en la colocación de tres banderillas cortas, pasando por los adentros con expresión y riesgo. La buena faena la tiró Pablo por tierra con el uso del rejón de muerte, del cual necesitó hasta cinco golpes del mismo y que no fueron suficientes, rematando el toro pie a tierra de un golpe de descabello.

En su segundo toro, más parado y muy reservón, no pudo estar lo brillante que había estado en el anterior, pero como en este estuvo más breve con el rejón mortífero, obtuvo una oreja. Lo mejor vino a lomos de CAMPOGRANDE, al que su toreo arrimista, le ocasionó algún susto, sobre todo por lo reservón del toro, que esperaba, esperaba ….y cuando sabía que llegaba, pegaba. También brilló un buen par a dos manos a lomos de FOSFORO, sobre todo, porque para esos momentos el toro ya no daba facilidades.