PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
24/07/2004 TUDELA

 

El 24 de julio de 1992, con caballos como BYRON, CAGANCHO o ULZAMA, Pablo Hermoso de Mendoza se presentaba en la Feria de Santa Ana de TUDELA (NAVARRA), en un cartel compuesto por los caballeros rejoneadores Joao Moura, Javier Buendía y Ginés Cartagena, además del propio Pablo y lidiando toros de Encinagrande, ante los que solo pudo dar la vuelta al ruedo en ambos, en el segundo tras collera con Joao Moura (en la foto entrando a matar con el cuatralbo).

Al año siguiente, Pablo no fue incluido en los carteles de la Feria tudelana, pero no por ello dejó de actuar en su popular Plaza, y lo hizo prologando un festival con motivo de la festividad del "Navarro Ausente" que se celebró el 12 de junio de 1993 y con un cartel casi completamente navarro: Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Sánchez, Francisco Javier Martínez "Paquiro", Raúl Gracia "El Tato" y Edu Gracia. Pablo a lomos de INDIO y CAGANCHO, entre otros, lidió un toro de Isabel Núñez, antes César Moreno, tras lo cual dio la vuelta al ruedo.
El primer gran triunfo del navarro en este coso se produjo el 29 de julio de 1994, con toros de Terrubias y en un festejo mixto compuesto por el rejoneador portugués José Manuel Duarte y el entonces novillero Oscar Díaz "El Trueno" , obtuvo tres orejas a lomos de INDIO, TEMPRANILLO, BORBA y CAGANCHO.
Una oreja sería el premio obtenido el 29 de julio de 1995, también en corrida mixta, con un toro de Jandilla y junto a Rafi de la Viña, Sergio Sánchez y Juan Carlos García. BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO y GARBANCITO fueron los caballos utilizados por Pablo en esa tarde.

Volvieron los rejones al año siguiente a Tudela, el 26 de julio de 1996, con Rafael Peralta, Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza, con toros de Martínez Elizondo y una tarde lluviosa y complicada. Dos orejas en su primero con ALDABICA, CHICUELO y PRINCIPE y vuelta al ruedo en su segundo con MAZANTIN de salida, GALLO y PRINCIPE.

Al año siguiente, concretamente el 25 de julio, también con toros de Martínez Elizondo y en un cartel mixto junto a Manuel Díaz "El Cordobés" y Cristina Sánchez, obtuvo un saldo de ovación y ovación pese al buen hacer de caballos como IRATI, GALLO, PRINCIPE, ALDEBARAN, CAGANCHO, VENTURA o SABICAS.

Tardó cinco años en regresar a Tudela y lo hizo el 25 de julio de 2002, también en corrida mixta, junto a Manuel Caballero y Miguel Abellán y con toros de El Casillón, que resultaron mansos, Pablo obtuvo una oreja del primero y las dos del cuarto, resultando el máximo triunfador del festejo y saliendo a hombros de la plaza. Para ello se enfrentó a los toros montando a RONCAL, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, ALBAICIN, CAMPOGRANDE, MARIACHI y MAZANTINI (en la imagen).

Este triunfo le volvió a abrir las puertas de la “Chata de Griseras” el 26 de julio de 2003, también con un cartel mixto. No pudo triunfar, sobre todo por el pobre juego de los toros de Luis Terrón, ante los que tuvieron que vérselas MISTRAL, MONTERREY, LABRIT, CHICUELO, GAYARRE, CAMPOGRANDE y CERVANTES. Obtuvo Una oreja del cuarto de la tarde siendo silenciado en el que abrió plaza. La tarde la completaron los matadores Fernando Robleño y César Jiménez, que despacharon toros de Esteban Isidro.

VER CARTEL

FECHA 24 de Julio de 2004
LUGAR Plaza de toros de Tudela, Navarra, España
ENTRADA Media plaza
RESEÑA

Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y oreja)
Javier Conde (pitos y oreja)
Matías Tejela (oreja y dos orejas)

TOROS (1,4)(2,3,5,6)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 18. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y cinco rejones de muerte antes de un descabello pie a tierra).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 14: De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas DE PAULA (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (un par de banderillas a dos manos, una rosa y un rejón de muerte además de un descabello pie a tierra).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS GAYARRE, NATIVO y CHICUELO

 

La corrida quedó marcada por el percance sufrido por el auxiliador de Pablo, el lodosano José Manuel Rodríguez, que cuando ejecutaba su labor en el primero de la tarde, ya en el tercio de muerte, fue lesionado por uno de los rejones de muerte, el cual, al caer a la arena quedó con la punta hacia arriba y se le clavó en el muslo izquierdo, provocándole una herida de quince centímetros de profundidad, que afortunadamente no afectó a ninguna arteria importante. Fue intervenido en la clínica de la Plaza de Toros y regresó a su domicilio al finalizar el festejo. Su reaparición se espera para el festejo de Santander el próximo miércoles.

Antes del percance, Pablo había lidiado un toro de Los Espartales, que aunque con calidad, mostraba síntomas de mansedumbre en los primeros envites y embestía siempre con la cara muy alta. A cada cite de CURRO el toro salía suelto hacia las tablas. Eso lo subsanó Pablo y con el caballo como muleta, a cada recorte y en cuanto el toro amagaba con escapar, Pablo con la cola del caballo lo tocaba y lo volvía a encelar y a meter en la canasta. Perfecta la labor de salida, dando al toro la lidia exacta que necesitaba y consiguiendo que se olvidara de huir a tablas. Salió CHENEL y enseguida conecto con los tendidos, enganchando al toro en su cola y llevándolo de costado a lo largo del anillo de la Chata de Griselas. No obstante hoy el caballo destacó sobre todo en las tres banderillas que colocó, la segunda de ella con la cola pegada a tablas, el toro en los medios se venía hacia él. El caballo impasible esperaba al cornúpeta aguantando hasta tenerlo en el mismo pecho y entonces con el leve toque salir de la suerte limpiamente. Fue perfecta. Como también lo fue la tercera, aunque esta con el caballo en los medios. Con el toro ya mucho más metido en tablas, FOSFORO se arrimó en la colocación de tres banderillas cortas, pasando por los adentros con expresión y riesgo. La buena faena la tiró Pablo por tierra con el uso del rejón de muerte, del cual necesitó hasta cinco golpes del mismo y que no fueron suficientes, rematando el toro pie a tierra de un golpe de descabello.

En su segundo toro, más parado y muy reservón, no pudo estar lo brillante que había estado en el anterior, pero como en este estuvo más breve con el rejón mortífero, obtuvo una oreja. Lo mejor vino a lomos de CAMPOGRANDE, al que su toreo arrimista, le ocasionó algún susto, sobre todo por lo reservón del toro, que esperaba, esperaba ….y cuando sabía que llegaba, pegaba. También brilló un buen par a dos manos a lomos de FOSFORO, sobre todo, porque para esos momentos el toro ya no daba facilidades.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL