PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
14/07/2004 SAINT MARIES DE LA MER

 

La plaza de toros de Saint Maries de la Mer, situada en plena camarga francesa, ha sido, desde el verano de 1996 en que Pablo debutó en ella, una de las citas casi fijas del navarro dentro del calendario francés.

En esta bonita plaza situada en la misma playa, junto al mar Mediterráneo, se celebran varios festejos de todo tipo, destacando varios de ellos de rejones por la gran afición que existe al caballo en esta zona camarguesa.

Las dos fechas más importantes de ese calendario la constituyen el 14 de julio, fecha en la que se celebra la tradicional corrida del Centauro de Oro, trofeo que se disputan los participantes en ese festejo. Y la otra es el día 14 de agosto, con la disputa del trofeo conmemorativo a Ginés Cartagena.

Como hemos dicho anteriormente pocas han sido las ausencias de Pablo a estas citas desde que debutara el 14 de julio de 1996, en un mano a mano con Fermín Bohórquez, con toros del hierro de Fermín Bohórquez Escribano, y donde al navarro se alzó con el trofeo Centauro de Oro tras obtener cuatro orejas de los tres toros de lidió. Este triunfo fue compartido con los caballos ALDABICA, GIRALDA, BUENAVENTURA, CAGANCHO, CHICUELO, GALLO, PRINCIPE y BORBA, con el que colocó un par a dos manos, que era el primero en la carrera de este caballo en esta modalidad.

Esa temporada no pudo actuar en la corrida de agosto, pese a estar contratado, por un percance sufrido en la plaza de toros de Vitoria que le hizo perder varias fechas, entre ellas la de Saint Maries de la Mer.

Al año siguiente, y como siempre el mismo día 14 del mes de julio, volvió Pablo a lidiar una corrida, también de Bohórquez, pero ahora para una terna formada por Fermín Bohórquez, el propio Pablo y Andy Cartragena. Esa tarde Pablo obtuvo una oreja de cada uno de sus enemigos, que dieron un muy pobre juego y montó a caballos como GIRALDA, ALDEBARAN, SABICAS o CHICUELO, que fue el más destacado de la tarde.

Ese mismo año. Pablo toreó en la corrida del mes de agosto, en un cartel compuesto por Fermín Bohórquez, Maria Sara, Pablo Hermoso de Mendoza, Joao Salgueiro, Paco Ojeda y Andy Cartagena, que lidiaron toros de Apolinar Soriano, obteniendo dos orejas el rejoneador navarro y otras dos el portugués Joao Salguerio que tuvo una extraordinaria tarde montando a un caballo que luego sería de Pablo: FUSILERO.

No pudo triunfar al año siguiente en la primera comparecencia, el 14 de julio, donde fue ovacionado en su toro y en el que lidió en collera con Paco Ojeda. El resto del cartel lo componían Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, quienes lidiaron una corrida de Viuda de Flores Tassara.

Pero si en la corrida del Centauro de Oro de ese año no tuvo suerte, en la de agosto, sí obtuvo el Trofeo Ginés Cartagena, tras una memorable faena en la que obtuvo dos orejas y un rabo, con un inconmensurable CAGANCHO que precisamente reaparecía tras su cornada en Valencia, quince días antes. Los toros fueron de Los Espartales y el resto del cartel lo compusieron Fermín Bohórquez, Joao Salgueiro, María Sara, Nathalie y Andy Cartagena. También esa tarde-noche brilló CHICUELO.

En la edición de 14 de julio de 1999 se volvió a apostar por un mano a mano, esta vez, entre Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena. Pablo brilló en las lidias de sus tres toros, pero falló con los rejones de muerte y sólo obtuvo una oreja y dos ovaciones, ante los toros de Los Espartales y montando a MARTINCHO, BATISTA (en la foto superior llegando muy de frente), CHABELA, LABRIT, CAGANCHO, QUECHUA, FUSILERO y CHICUELO. Pablo no obtuvo el trofeo al Centauro de Oro, pero CAGANCHO fue distinguido como el mejor caballo de la tarde (en la foto).

Ese año, la corrida agosteña, se adelantó dos días, y se celebró el día 12, con un cartel nuevamente de seis rejoneadores, donde predominaba la juventud y donde Pablo obtuvo una oreja de su toro de la Viuda de Flores Tassara. Los otros alternantes fueron María Sara, Francisco Benito, Martín González Porras, Patricia Pellen y Andy Cartagena.

El 14 de julio de 2000 regresó de nueva cuenta el coloso español al albero galo, con una corrida de Luis Terrón y junto a Fermín Bohórquez y Andy Cartagena, obteniendo una oreja y montando a LABRIT, MAGRITAS, FUSILERO, CAGANCHO, ALDEBARAN y un jovencísimo SILVERIO (en la foto calentando en la playa).

Debieron transcurrir tres años para que Hermoso de Mendoza retornará al coloso camargues con lo que es su última actuación hasta la fecha en este escenario; el 14 de julio de 2003, haciendo el paseíllo al lado del portugués Joao Salgueiro y Andy Cartagena para despachar bureles de Rosa Rodríguez u Santa María. Pablo bordó el toreo al segundo de la tarde, enroscándose con el desde la salida misma de chiqueros hasta que lo despenó de un certero rejonazo, llevándose así las dos orejas (en la foto) con las que saldría de la plaza. Vieron acción esa tarde MISTRAL, GAYARRE, NATIVO, CHACAL, LABRIT, CHICUELO y CERVANTES.

VER CARTEL

FECHA 14 de Julio de 2004
LUGAR Plaza de toros de Saint Maries de la Mer, Francia
ENTRADA Lleno
RESEÑA

Leonardo Hernández (vuelta y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (saludos y oreja)
Alvaro Montes (oreja y dos orejas)

TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de José Rosa Rodríguez, número 132. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas, un par de cortas a dos manos, un rejón de muerte y seis descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de José Rosa Rodríguez, número 123. De salida SAMURAI (2 rejón de castigo); en banderillas CAMPOGRANDE (3 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS GAYARRE, NATIVO y CHICUELO

 

El ganadero portugués José Rosa Rodríguez presentó una corrida grande, bonita y con unas hechuras que a priori parecían complicadas para una plaza como la de Saint Maries, de no muy grandes dimensiones y con un piso excesivamente duro para el toreo a caballo.

Pero los toros murubeños fueron saliendo al ruedo y lo cierto es que todos presentaron un extraordinario comportamiento, siendo ovacionados en el arrastre cuatro de ellos y el sexto premiado con la vuelta al ruedo. Sólo hubo un garbanzo negro y fue el quinto, un toro manso, parado y que nunca puso interés en ninguno de los caballos que Hermoso de Mendoza presentó para su lidia. A lomos de SAMURAI le tuvo que “pinchar” en dos ocasiones en el lomo para animarlo antes de colocar un rejón en lo alto. No cambió la actitud del toro como no fuera para huir más todavía del embroque. Sin posibilidad de lucirse, Pablo optó por CAMPOGRANDE y su cercano toreo. El caballo hizo lo posible y lo imposible, se arrimó a una estatua que no transmitía nada y consiguió poner el calor que a aquello le faltaba…..pero no era suficiente, como no lo fue el valor de FOSFORO en las rosas, tras la primera de las cuales el toro se fue a tablas. No había ligazón por la mansedumbre del toro. Y mira por donde ahora Pablo acierta con el rejón de muerte y termina con el toro al primer intento. Oreja al esfuerzo y al rejonazo.

Y decimos que ahora acierta, porque con el extraordinario segundo toro de lidia, primero de Pablo, éste y sus caballos había bordado una labor perfecta….hasta el descabello. Perfecto fue todo el trasteo a lomos de CURRO, parando al toro con un galope templado que luego paso a círculos pequeños, girando casi en parado. Preciosas la ejecución de los rejones y sobre todo de dos pasadas toreando con el sombrero y pasando al toro a milímetros del cuerpo del caballo. Apareció CHENEL y la fiesta continuó al encelar al bravo toro con la cola y llevarlo pegado en eternos galopes de costado, con inverosímiles remates por los adentros y sobre todo con tres palos perfectos de ejecución. Destacamos el primero de ellos, esperando, saliendo de la suerte sin batir y que al que escribe, le puso la carne de gallina y no es un eufemismo. La colocación de las banderillas cortas, saliendo de tablas hacia el tercio donde se ejecutaba la reunión dieron paso a un par de banderillas cortas a dos manos de similar ejecución. La obra ya estaba hecha y había que rematarla con el rejón de muerte, el cual, al primer intento quedó enterrado hasta la bola….pero excesivamente perpendicular. Después Pablo se puso pesado con el descabello y tiró por tierra un triunfo ganado a ley ante un gran toro.

No obstante el jurado del festejo no fue ajeno a la actuación de Pablo y premió a CHENEL como el mejor caballo de la corrida, trofeo que en forma de cuatro recogió Pablo al terminar la corrida en un restaurante local. CHENEL sustituía a otro caballo de Pablo, NATIVO, premiado el año anterior con el mismo trofeo.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL