FECHA 17 de enero de 2004
LUGAR Plaza de toros de Celaya, Guanajuato, México
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Guillermo Capetillo (ovación)
Alejandro del Olivar (palmas)
Oscar San Román (oreja)
Jerónimo (ovación)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Puerta Grande, nombre Agradecido, número 357, 450 kg . de peso. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas GAYARRE (2 banderillas) y NATIVO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (3 cortas y 1 rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Puerta Grande, nombre Buen Amigo, número 350, 455 kg . de peso. De salida CHACAL (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (2 cortas, 1 rosa, 2 pares de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

MONTERREY

   
 

Con gran entusiasmo acogió la afición celayense el festejo taurino celebrado en la plaza de toros portátil “Modelo”, apreciándose minutos antes de que iniciara la corrida, largas filas de gente que esperaba ingresar al coso, el cual prácticamente se llenó para atestiguar un triunfo notable del coloso navarro Pablo Hermoso de Mendoza, quien brindó una gran actuación, obteniendo un total de cuatro orejas y saliendo a hombros por la Puerta Grande entre el entusiasmo desbordado de los asistentes.

El jinete navarro rayó a gran nivel toda la tarde, si bien debió lidiar, aparte de los toros, con el estado resbaloso del piso que resintió las intensas lluvias caídas en Celaya todavía el día anterior a la corrida.

En primer término Pablo se enfrentó a un astado que embestía empleándose con buen son, por ello el estellés se recreó ya desde los hierros de castigo colocados montando a FUSILERO que recortó con clase al de Puerta Grande y le llevó perfectamente encelado en su grupa. Los hermanos GAYARRE y NATIVO se responsabilizaron del tercio de un tercio de banderillas sobresaliente, destacando los galopes de costado del castaño que llevó siempre templado a dos pistas a su oponente y realizó las batidas cargando la suerte, transmitiendo mucho al tendido, mientras que el tordo brilló al citar desafiante realizando la levada y consumando las suertes al estribo, permitiendo a Hermoso de Mendoza asomarse al balcón para clavar. Buena tarde la de los hijos de NEPTUNO, al igual que CERVANTES quien salió al ruedo para finiquitar la tarea con tres cortas y un rejonazo certero y fulminante que hizo descabalgar espectacularmente a Pablo para lucir la muerte del toro entre una algarabía generalizada que celebró también la concesión de los dos primeros apéndices para el jinete español.

El segundo del estellés fue otro cantar, ya que el toro perdió muy pronto el poco gas que tenía, parándose en el tercio y defendiendo sus terrenos sin prestarse al lucimiento de las suertes. CHACAL inició la lidia en dos rejones de castigo de correcta ejecución que hicieron aflorar las escasas condiciones del astado. LABRIT realizó los quiebros en zonas prohibidas, arrimándose prácticamente hasta los cuernos del burel, todo ello con la precisión que le caracteriza. CHICUELO intentó jalar del toro y cambiarlo de terreno esperando así que su oponente se creciese y fuera en pos de él, pero sus esfuerzos fueron en vano por lo que le plantó pelea en cercanías y le ganó la cara en las ocasiones que quiso, dándole siempre ventajas al toro y rematando las suertes con suficiencia dejando muy en claro que quien mandaba en el ruedo era él. La faena había mantenido hasta ese momento un nivel de emoción constante entre los aficionados que valoraban las dificultades presentes en el burel, por ello aplaudieron a rabiar los dos pares de banderillas a dos manos que Pablo ejecutó montando ahora a CERVANTES y especialmente un nuevo rejonazo que hizo doblar al de Puerta Grande, obteniendo así dos orejas más que el coloso español paseó orgullosamente en la triunfal vuelta al ruedo ante una afición totalmente entregada que le despidió con especial cariño cuando salió a hombros por la Puerta Grande de la plaza.