Después de tomarse un breve descanso en su tierra natal, Pablo Hermoso de Mendoza reanuda este viernes su campaña americana, cumpliendo con su segunda actuación de la presente temporada en plaza de toros El Relicario Joselito Huerta de la bella capital Puebla de los Angeles.

La única vez que no se acabó el papel en esta ciudad, en una presentación de Hermoso de Mendoza, fue precisamente la de su debut el día 11 de diciembre de 1999 cuando lidió toros de la Viuda de Ochoa junto a Mariano Ramos y Marco Antonio Camacho, obteniendo una oreja en su primero y dando la vuelta al ruedo en su segundo.

La expectación ya era máxima en su segunda actuación, el día 19 de noviembre de 2000, ahora con toros de Piedras Negras y partiendo plaza con Uriel Moreno "El Zapata" y Jerónimo, saliendo a hombros al final del festejo tras haber obtenido una oreja de cada uno de sus enemigos, con la colaboración esa tarde de LABRIT, TABASCO, DANUBIO, VITI, ALBAICIN, CHICUELO y BORBA.

Igualmente abandonaría "El Relicario" a hombros el 10 de febrero de 2001, cuando obtuvo dos orejas de un toro de El Vergel, siendo testigos en esa ocasión Mariano Ramos e Ignacio Garibay y utilizando los siguientes caballos LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, DANUBIO, CHICUELO, VITI y MARIACHI.

El 13 de octubre de 2001, Pablo montó a LABRIT, CAGANCHO, TABASCO, ALBAICIN, CHICUELO y MARIACHI (foto superior) y obtuvo una oreja ante toros de Mariano Ramírez, si bien la nota negativa de esa tarde fue la cornada sufrida por CAGANCHO en el primer toro de la tarde y que ya pesó como una losa en la actuación del navarro. Manolo Mejías y Rafael Ortega completaron la tarde.

Pablo regresaba a Puebla, el 17 de febrero de 2002, para volver a obtener dos orejas de un toro de Piedras Negras y ser ovacionado en el otro, abandonando el ruedo a hombros junto a Uriel Moreno "El Zapata" y como testigos la rejoneadora Mónica Serrano y el matador de toros Leopoldo Casasola. La foto ilustra precisamente ese momento. En aquella ocasión Pablo montó a RONCAL (entonces conocido como LIPIZANO), FUSILERO, DANUBIO, LABRIT, CHICUELO, VITI y MARIACHI.

Dentro de este mismo año y temporada, se presentó el día 25 de octubre, junto a los matadores Eulalio López "Zotoluco" y Paco González y el joven rejoneador Horacio Casas, lidiando un toro de San José y otro de Refugio Peña, a éste último consiguió Pablo tumbarle las dos orejas, mientras que con el de San José escuchó división de opiniones al descordar con el rejón mortal. En este festejo nocturno Pablo triunfó a lomos de RONCAL, MONTERREY, CHICUELO, ALBAICIN, MAZANTINI y MARIACHI.

Menos de dos meses después tendría lugar la siguiente actuación del coloso de Estella en la arena poblana. El 7 de diciembre de 2002, en punto de las cuatro de la tarde, se abría la puerta de cuadrillas para que por ella apareciera Pablo, acompañado esta vez por su compatriota, el diestro hispano José Miguel Arroyo "Joselito", además de Oscar San Román y el joven tlaxcalteca Rubén Ortega quien tomaría la alternativa. Hermoso de Mendoza lidió dos bureles de Refugio Peña, de los que obtuvo un total de tres trofeos, dos en el primero de su lote y uno en su segundo, sumando así su quinta Puerta Grande en el Relicario poblano (imagen derecha). Los caballos que utilizó esa tarde el navarro fueron: RONCAL, ALBAICIN, DANUBIO, MARIACHI, MONTERREY, FUSILERO Y GAYARRE.

El 24 de octubre de 2003, Pablo obtuvo su sexta Puerta Grande en El Relicario al cortar tres orejas y volver a provocar una gran entrada. El navarro hizo el paseíllo al lado de los matadores Rafael Ortega y Uriel Moreno "El Zapata", lidiando bureles procedentes de Los Encinos y Pilar Labastida. Los caballos que vieron acción esa tarde fueron FUSILERO, GAYARRE, CAMPO GRANDE, NATIVO, CHACAL, LABRIT y CHICUELO.

Menos de dos meses después, el 20 de diciembre, tendría lugar una actuación más del coloso español en la angelopolís. Acompañado en el cartel por Jorge Gutiérrez y Jerónim;, Pablo se enfrentó a un toro de Refugio Peña y a otro de Bernaldo de Quirós, llevándose de ambos un apéndice para lograr hilvanar su séptima Puerta Grande en esta plaza. Para esta ocasión tuvieron llamado: CHACAL, GAYARRE, FOSFORO, FUSILERO, LABRIT, CHICUELO y NATIVO.

La decima y hasta el momento última comparecencia del oriundo de Estella ante el entusiasta público poblano tuvo lugar hace menos de dos meses, el 15 de octubre del presente año, ya como parte del actual periplo americano de Hermoso de Mendoza. La plaza volvió a presentar una entrada de "no hay billetes" para la corrida mixta nocturna en la que también tomaron parte Eulalio López "Zotoluco" y Alfredo Gutiérrez, despachando un encierro de Jose Marrón, que no se prestó para el lucimiento de los alternantes. Pablo debió batallar para poder rescatar una oreja del segundo de su lote, inventándose una faena ante un burel manso complicado, contando para ello con la ayuda de SAMURAI, CHENEL, FUSILERO y FOSFORO, además de CURRO Y DE PAULA que vieron acción en el que abrió plaza.
 
FECHA 3 de Diciembre de 2004
LUGAR Plaza de toros "El Relicario Joselito Huerta" de Puebla, México
ENTRADA No hay billetes
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y vuelta al ruedo)
Jorge Gutiérrez (silencio y palmas)
Uriel Moreno “El Zapata (palmas y dos orejas).
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Puerta Grande, número 63, de nombre BILLETERO, 475 Kg. De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (3 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (3 cortas y 1 par de banderillas a dos manos y 1 metisaca).

Segundo toro de la Ganadería de Puerta Grande, número 117, de nombre CAMOTITO, 480 Kg. De salida SULTAN (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas), CAMPO GRANDE (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (3 rosas, 1 par de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CALE Y FOSFORO

Esta noche retornó a la acción taurina Pablo Hermoso de Mendoza, cumpliendo con una buena actuación en El Relicario Joselito Huerta poblano, lleno a su máxima capacidad; debiendo lidiar con un lote poco colaborador de Puerta Grande, no pudiendo a fin de cuentas tocar pelo debido a la inexplicable actitud del palco presidencial, que se empeñó injustificadamente en no conceder ningún trofeo al navarro en el segundo de su lote, a pesar de la fuerte, unánime e insistente petición del público que a diferencia de la autoridad si supo valorar el trabajo del estellés en el ruedo.

En sí la labor de Pablo en este toro fue impecable, desde los rejones de salida con SULTAN hasta las rosas, un par de banderillas a dos manos y el certero rejonazo de muerte colocados a lomos del reaparecido CERVANTES. Mayor valor cobra la faena si se toman en cuenta las complicaciones del cárdeno de Puerta Grande, muy frío, que iba al paso y no transmitía; por ello podemos considerar como monumental el tercio de banderillas que le cuajó el navarro, primero con CHENEL, que brindó un palo extraordinario, el segundo, citando, encarando y rematando con aroma de figura, prendiendo la mecha del entusiasmo al galopar de costado, consintiendo y aguantando mucho el paso de su oponente, rematando con una pasada por los adentros que ahí quedó para privilegio de quienes la atestiguamos. Después CAMPO GRANDE agobió al de Puerta Grande, pisándole los terrenos para provocarle y poder llevarle posteriormente muy toreado en su grupa, y todavía Hermoso de Mendoza se dio el lujo de sacar a FUSILERO para colocar dos garapullos más, ganando siempre los terrenos con verdad y rematando con ceñidas piruetas que elevaron el termómetro en el albero poblano. Por todo ello causo total extrañeza la actitud del presidente, ya que la plaza se vistió de pañuelos blancos al rodar el burel, solicitando la premiación para una faena que a criterio de muchos era de dos orejas; más sin embargo la autoridad desestimo el sentir general y se mantuvo firme en una postura que solo él entendió y que nadie en los tendidos compartió. El público obligó a Pablo a dar una vuelta al ruedo que resultó clamorosa por las circunstancias ya expuestas.

El que abrió plaza, primero del lote para el jinete español, fue un inválido que apenas caminaba y cuando lo hacía tendía a pararse en el momento menos esperado. El centauro estellés intentó vanamente alegrarlo y hacerlo embestir, primero con SAMURAI, después con CHICUELO que se mostró por todo el ruedo intentando encelarlo y finalmente con un valiente CERVANTES que reapareciendo se pegó otro arrimón para que Pablo dejase tres cortas, un par a dos manos y un metisaca que hizo doblar al de Puerta Grande. El público agradeció la voluntad del caballero en plaza con una fuerte ovación.

Ir a Google
ACTUACIONES
11
TOROS
LIDIADOS
22
TROFEOS
OBTENIDOS
19 orejas
PUERTAS
GRANDES
7