FECHA 2 de Agosto de 2004
LUGAR Plaza de toros de Estella, Navarra, España
ENTRADA Lleno
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (silencio y silencio)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Paulo Jorge Santos (oreja y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 120. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (2 banderillas) y NATIVO (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 70. De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas DE PAULA (2 banderillas) y CAMPOGRANDE (2 banderillas); y FOSFORO (dos rosas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHICUELO

   
 

Cuando Pablo Hermoso de Mendoza terminó de dar la vuelta al ruedo en su segundo toro, la banda de la Peña La Bota, comenzó a tocar la canción mexicana “El Rey”, que coreada por toda la plaza, fue el colofón perfecto a una gran tarde de toreo a caballo y que venía a dejar a las claras quien hoy en día para el público estellés y para el público en general, “sigue siendo el rey” del rejoneo mundial.

Y lo es, y hoy lo demostró con dos faenas vibrantes y emocionantes, poniendo a la plaza en pie con un par a dos manos de banderillas cortas, imposible por la verdad con que FOSFORO encaró la suerte. En ese momento la plaza estaba en pie y ya no se sentarían en los siguientes segundos cuando Pablo giraba una y otra vez alrededor del toro ejecutando un interminable teléfono. El rabo se mascaba en el ambiente y solo la un tanto baja colocación del rejón mortal hizo que la presidencia denegara la mayoritaria petición. Pero no fue este el único momento de emoción en este buen toro quinto de la tarde. Antes CAMPOGRANDE había bordado una de sus tardes memorables. Había momentos en los que parecía que entre el toro y el caballo no había espacio. El caballo miraba desafiante a su enemigo, lo citaba y retrocedía lo justo para que los pitones cortaran el poco espacio que los separaba. Fueron momentos del mejor rejoneo que hoy se puede ver en plazas mundiales. Había comenzado el tercio de banderillas con DE PAULA, un caballo que ejecuta la suerte muy de verdad, pero que hoy acusó el mal estado del piso de la plaza, que no se sabe porque razón, pero hoy era un patatal. En algunas ocasiones al ejecutar la suerte, el caballo resbalaba y no se agarraba lo suficiente al suelo para poder salir limpio y por eso recibió algún toque sin importancia. Había comenzado la labor en este quinto SAMURAI, del que recordamos sobremanera el segundo rejón de castigo, “despatarrándose” en la misma cara del toro y clavándolo en todo lo alto. Una gran faena que pudieron disfrutar los aficionados y paisanos de Hermoso de Mendoza.

En el toro anterior, los más destacado fue de nuevo FOSFORO y en banderillas un NATIVO que sin llegar a los límites de CAMPOGRANDE, dejó bien claro que puede ser un buen recambio para éste y que incluso sin pisar terrenos tan comprometidos, si tiene más plaza y más presencia. CURRO estuvo valiente de salida, parando al toro muy en corto y dejándolo medido para su hermanos CHENEL, que mira por donde, hoy fue quien menos brilló. Hizo una faena de menos a más, haciendo un extraño en la primera banderilla y siendo arrollado por el toro, aunque luego enmendó la plana y destacó sobre todo en los galopes de costado.

Triunfo compartido hoy con el portugués Paulo Jorge Santos, que fue una grata sorpresa con dos buenas actuaciones, y que además cuenta en sus filas con dos caballos hijos de CAGANCHO y nacidos en casa del navarro. El primero de ellos de nombre ORDOÑEZ es un regalo que Pablo le hizo hace unos años. Y el segundo, RANCHERO, es una de las máximas esperanzas de Pablo, y se lo ha prestado a este cavaleiro, amigo desde hace muchos años, para que lo vaya rodando, ahora que el navarro está en plena temporada. RANCHERO dejó ver el gran futuro que tiene en el sexto de la tarde, donde la presidencia negó al debutante la merecida segunda oreja. No obstante, ambos toreros abandonaron el coso estellés en hombros de los capitalistas.

Otra novedad que se produjo, fueron los carteles informativos que a la salida de cada caballo se presentaban en el ruedo con el nombre de cada uno de los equinos. Así cada vez que un caballo pisa la arena, aparece en la puerta de cuadrillas el nombre del caballo y el público puede conocer uno a uno a cada ejemplar de la nueva cuadra del rejoneador de Estella. Esta novedad se seguirá efectuando en el resto de plazas en las que actúe Pablo, siempre que la autoridad lo permita.