FECHA 8 de Agosto de 2004
LUGAR Plaza de toros de San Lorenzo del Escorial, Madrid, España
ENTRADA Un tercio de plaza
TOROS
RESEÑA Fermín Bohórquez (ovación y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (ovación y oreja)
Sergio Vegas (oreja y vuelta al ruedo)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Herederos de Angel Sánchez, número 16. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas y dos rejones de muerte, además un descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Herederos de Angel Sánchez. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas DE PAULA (2 banderillas) y NATIVO (2 banderillas); y FOSFORO (dos rosas, un par de cortas a dos manos y dos rejones de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CAMPOGRANDE y CHICUELO

   
 

Tarde gris, nublada y un tanto fresca la vivida en San Lorenzo de El Escorial, en la que por fin salió un toro embistiendo a los caballos de Hermoso de Mendoza y así pudimos ver emplearse al navarro y sus caballos ante un enemigo con movilidad y que embestía. Además pudimos asistir a la vuelta a los ruedos de FUSILERO, que debido a una enfermedad había permanecido apartado de la actividad desde el día 22 de mayo cuando actuó en la Plaza de Sanlucar de Barrameda. Y no pudo reaparecer mejor el caballo tordo del hierro de Riofrío, parando al toro con esos doblones sensacionales, colocando los rejones de poder a poder y rematando la suerte con piruetas, que ejecutadas en el primer tercio aún le dan más valor. Muy bien FUSILERO y muy bien CHENEL, que también había atravesado una racha negativa por unas dolencias en la parte interna de la boca. Hoy volvimos a ver a gusto, tanto al caballo, como al jinete, y hasta en cuatro ocasiones clavaron banderillas, sin ventajas, limpiamente y colocando al toro en un lado o en otro con suaves galopes de costado. Quien no pasa malas rachas, sino que es el símbolo de la regularidad es FOSFORO, con un valor único y siempre dejándose ver. Tres cortas además de la ejecución del teléfono dieron paso a dos pinchazos con el rejón de muerte y un descabello pie a tierra. Hoy que tuvimos toro, no tuvimos acierto con la hoja de peral.

En el quinto volvimos a encontrar un toro parado, difícil y que cuando embestía, lo hacía sin temple, ni son, sino a oleadas violentas. Costó encelarlo de salida, pero cuando lo hizo, las carreras eran a mil por hora. Buenas las colocaciones de banderillas a lomos de DE PAULA, ambas al sesgo, pero poco más. Y lomismo sucedió con NATIVO, más eficaz que brillante, ante un toromuy serio y muy poco colaborador. Lo mejor de la lidia vino a lomos de FOSFORO y dos rosas en todo lo alto, precedente de un gran par de banderillas cortas a dos manos. Pablo acabó con este quinto de la tarde al segundo intento y fue premiado con una oreja.