FECHA 16 de Agosto de 2004
LUGAR Plaza de toros de Baeza, Jaén, España
ENTRADA Tres cuartos largos
TOROS
RESEÑA Joao Moura (oreja y vuelta)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja y dos orejas)
Alvaro Montes (dos orejas y oreja)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de la Viuda de Flores Tassara, número 34. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (4 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (tres cortas, un par de cortas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de la Viuda de Flores Tassara, número 37. De salida SAMURAI (2 rejones de castigo); en banderillas CAMPOGRANDE (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y FOSFORO (tres rosas, un par a dos manos de cortas, pinchazo y rejonazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CURRO, NATIVO y LABRIT

   
 

La oreja que Pablo obtuvo en el segundo de la tarde, la podemos considerar como un premio al toreo “a toro parado”. Fue una labor en la que la emoción y las ganas de triunfo las tuvo que poner Hermoso, ya que el toro, salvo en los primeros momentos, bien solucionados por FUSILERO, no tuvo movilidad y solo acudía al cite de los caballos muy a última hora. Este fue el motivo que toda la emoción del tercio de banderillas fuese en la ejecución de las mismas a lomos de CHENEL, porque llevarlo toreado y encelado ni en una sola ocasión, pese a los intentos de caballo y caballero por encelarlo. Como decimos al no haber emoción en el toreo de costado, se basó todo en las tres banderillas, de buena ejecución y muy ajustadas, sobre todo la segunda, en la pudimos comprobar como el astado rozaba la pierna del navarro, sin llegar a golpearle. También tuvo emoción la faena de FOSFORO, un caballo que por su propia energía transmite electricidad a los tendidos. Con él colocó tres banderillas cortas y ejecutó el desplante del “teléfono”, antes de pedir un par más para ponerlo a dos manos, en una muy buena ejecución. Con el rejón de muerte, el tandem FOSFORO-Pablo sigue sin verlo claro y hoy dejaron medio rejón trasero que bastó para que el toro doblara.

Más movilidad tuvo el quinto de la tarde y eso se notó en la labor de los caballos y en la conexión con el tendido. Desde el primer momento el toro galopaba detrás de SAMURAI y aunque en la suerte siempre se ponía por delante, el caballo solventó bien el tercio, dejándolo un tanto más templado para que los aficionados pudieran deleitarse, una vez más con el toreo de CAMPOGRANDE y con la chispa de CHICUELO y sus piruetas. Y finalizó esta segunda faena de la tarde, a lomos de FOSFORO que ejecutó todo su repertorio y a pesar del pinchazo inicial que dejó el rejón prendido de una banderilla, el segundo intentó quedó enterrado en lo alto, fulminando al toro al instante.Al final abandonó el coso a hombros en solitario.