FECHA 23 de Abril de 2004
LUGAR Plaza de toros de Alcalá de Henares, Madrid, España
ENTRADA Media plaza
TOROS
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (oreja)
Dámaso González (saludos)
Curro Vázquez (silencio, regaló un sobrero de Casillón con el que fue ovacionado)
José María Manzanares (oreja)
Juan Antonio Ruiz “Espartaco” (dos orejas)
Matías Tejela (dos orejas)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Murube número 28. De salida CURRO (2 rejones de castigo); en banderillas CHENEL (3 banderillas) y CAMPO GRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORO (3 cortas y un rejón de muerte tras pinchazo).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

DE PAULA, LABRIT, CHICUELO y GAYARRE

   
 

Festival taurino en pro de los damnificados por los atentados terroristas, precisamente en la ciudad de donde partieron los trenes con las bombas del 11-M.

Al tratarse de un día laborable, la asistencia de público no fue todo lo buena que cabía esperar, pero eso no fue óbice para que al recaudación si resultara satisfactoria para los organizadores, porque lo que sí funcionó fue la venta de entradas de Fila 0.

En cuanto a la actuación de Pablo, tenemos que decir que el toro de Murube fue un tanto “sosito” y despistado de salida. Tras varios intentos con CURRO, al final consiguió meterlo en el capazo y que el toro diera una vuelta completa a la plaza embistiendo a la cola del equino. Ahora ya sí pudo Pablo colocarlo en suerte, para la ejecución de los rejones de castigo, el segundo de ellos llegando muy de largo y dejándose ver el caballo.

En banderillas, tomo el relevó CHENEL y tras un principio de faena de trasteo, consiguió encelar al toro con su cola y llevarlo galopando a lo largo del anillo, con un galope de costado templado y regular, y el cual, para sorpresa de los asistentes, remató con una pasada por los adentros, en el mejor estilo CAGANCHO. Este potro no deja de sorprendernos, sobre todo, con una progresión que se le nota día a día.

Con el toro ya más entregado, le llegó al hora al toreo encimista de CAMPO GRANDE, con su suerte de cara y su valor a prueba de todo tipo de enemigo.

Dos cortas, de buena nota con FOSFORO y una ejecución de la suerte del teléfono, dieron paso al rejón mortal, del cual, también hoy, necesitó un pinchazo previo.