PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
07/09/2003 RONDA

 

Si dentro de la geografía española existe una feria taurina especial, en cuanto a colorido, en cuanto a su ubicación y en cuanto a su puesta en escena, que se podría destacar sobre las demás, sin duda alguna que sería la miniferia goyesca de Ronda.

Con sus dos corridas goyescas, una a pie y otra a caballo, con su concurso matinal de enganches, con sus parajes en plena Sierra Morena, tierra de legendarios bandoleros, Ronda es uno de los enclaves más bonitos de España y una de las citas taurinas más recomendables de la temporada.

Su plaza de toros, auténtico monumento nacional, acoge a primeros de septiembre estas dos corridas goyescas, generalmente el primer fin de semana, repartiendo entre el sábado la corrida a pie y el domingo la de rejones.

Pablo Hermoso de Mendoza se ha vestido de goyesco en esta plaza en seis ocasiones, consiguiendo salir a hombros, junto al monumento a Antonio Ordóñez, en cinco de ellas, y teniendo en su centenaria plaza, grandes tardes, sobre todo montando a CAGANCHO, aunque su triunfo mayor, lo obtuvo el año 2001, precisamente sin el famoso cuatralbo.

Su primera tarde fue el 8 de septiembre de 1996 (en la foto superior el paseillo), y por entonces la fórmula que se estilaba era la de seis rejoneadores. Por lo tanto esa tarde actuaron Javier Buendía, Joao Ribeiro Telles, Joao Salgueiro, Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena, ante toros de la Viuda de Flores Tassara. Pablo obtuvo dos orejas y la consiguiente salida a hombros en una tarde mágica de BUENAVENTURA, CAGANCHO y CHICUELO.

El 7 de septiembre de 1997, sólo un cambio en el cartel, saliendo del mismo Joao Salgueiro y entrando en su lugar Joao Moura. También obtuvo dos orejas el navarro, pero ahora con MARTINCHO, CAGANCHO y VENTURA.

Tampoco se produjeron muchos cambios el 6 de septiembre de 1998, porque los toros seguían siendo de Tassara y los actuantes los mismos que el año anterior, salvo el portugués Ribeiro Telles, ahora sustituido por Paco Ojeda. Esta fue la única tarde de Pablo en Ronda sin puerta grande, debido sobre todo a la mansedumbre del astado que lidió y al mal uso de los rejones de muerte, porque lo cierto es que la faena estuvo a gran altura, sobre todo destacaron LABRIT y CAGANCHO (en las dos fotos).

El día 5 de septiembre de 1999, sí que hubo más modificaciones, porque lo primero que se cambiaron fueron los toros, ahora de Murube, y en cuanto al cartel, las modificaciones fueron para mal, porque se incluyó el cartel de colleras. No obstante la fórmula no fue mal para Pablo, que obtuvo dos orejas en su toro individual y una oreja en el lidiaron con Fermín Bohórquez, completando la tarde, Luis y Antonio Domecq. Tarde importante, con caballos importantes: LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO, MAZANTINI, QUECHUA y FUSILERO.

En la temporada 2000, Pablo no actuó en Ronda, volviendo el 9 de septiembre de 2001, en la que ha sido su tarde más completa en el coso bandolero. Cuatro orejas de dos toros de Campos Peña, por fin lidiados en solitario, sin colleras, ni sin la fórmula de un solo toro. Como decimos su tarde más completa, sin CAGANCHO, pero con una cuadra de lujo compuesta por LABRIT, TABASCO, ALBAICIN, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI. Completaban el cartel Leonardo Hernández y José Luis Cañaveral.

VER CARTEL

FECHA 7 de septiembre de 2003
LUGAR Real Maestranza de Caballería de Ronda, Málaga, España
ENTRADA Lleno
RESEÑA Leonardo Hernández (dos vueltas y silencio tras aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (saludos y dos orejas)
Andy Cartagena (silencio y oreja)
TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 40. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y DANUBIO (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (2 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Benítez Cubero, número 58. De salida MISTRAL (2 rejones de castigo); en banderillas GAYARRE (3 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (2 rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS COYOTE y CERVANTES

 

Extraordinario ambiente en la preciosa plaza de toros de Ronda para asistir a la corrida de rejones de la Feria goyesca de la ciudad malagueña. Un ambiente que estuvo a punto de venirse al traste por el casi nulo juego de los toros de Benítez Cubero, con escasa fuerza, cayéndose continuamente por el suelo -con lo extraño que resulta que se caigan los toros de rejones- y dificultando la labor a los caballeros. Y si el festejo no se vino abajo del todo, fue sobre todo por el pundonor y la buena labor de Pablo Hermoso de Mendoza en el quinto, un toro con buena condición, pero de escasa fuerza, al que tuvo que mimar y cuidar para que le aguantara y como le dijo el presidente de la corrida al comenzar la vuelta al ruedo con las dos orejas "por sacar agua de donde no había".

Fue una labor, como hemos dicho, de mimo desde el primer tercio con MISTRAL, lo llevó despacio con la bandera, sin someterlo en exceso, por el toro se caía. Las intentonas de GAYARRE de encelarlo de costado, también tenían que ser muy justas y sin doblarse, ni rematar, pero sobre todo muy cerca, porque si se alejaba, también el toro se rajaba y no seguía. GAYARRE comenzó un tanto desconfiado por la quietud del Cubero, pero fue a más, rematando un gran tercio de banderillas. CHICUELO estuvo superior en dos banderillas dejándose ver desde lejos, llegando a los medios y cuarteando de forma fenomenal, rematando con las piruetas justas que aguantaba el toro. NATIVO se ha convertido este fin de semana en el caballo de matar que Pablo tanto buscaba, y tras dos fenomenales rosas, cercanas y toreras, efectuó la suerte del teléfono con la proximidad con que la efectuaba con MARIACHI y sobre todo, pudo colocar un rejón de muerte en lo alto, perfecto, y de efectos definitivos.

No fue un triunfo fácil, porque no era un toro fácil y además había que venirse arriba tras una primera faena, en la que Pablo no estuvo muy acertado. Cierto es que el toro fue posiblemente el peor de la corrida, porque además de reservón, resultó violento y certero en sus embestidas. Comenzó bien con FUSILERO de salida y pese a las dificultades para encelarlo, lo consiguió y dejó los rejones en buen sitio. Luego sacó a LABRIT y se fue de lado a lado de la plaza en el primer quiebro, ajustado como siempre, pero el toro no obedeció el "toque" y la banderilla quedó en el brazuelo. Mejoró notoriamente las dos siguientes banderillas, aunque el toro no permitía lucimientos. DANUBIO también lo intentó, pero también sin mucha lucidez, al igual que NATIVO en las cortas y el rejón de muerte. La rápida muerte del toro y la brillantez de NATIVO en las cortas provocaron una fuerte petición de oreja, que la Presidencia, creemos que acertadamente, no concedió.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL