PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
15/11/2003 TEXCOCO

 

Texcoco es una ciudad famosa tanto en el mundo del toro como en el del caballo. En el del toro especialmente por ser la tierra donde nació y vive uno de los toreros mexicanos más importantes de todos los tiempos, "El Faraón de Texcoco" Silverio Pérez.

En el horizonte de los caballos la localidad mexiquense es reconocida por su famosa Feria Internacional del Caballo y además por considerarse la cuna del caballo azteca, ya que en Texcoco se encuentra el centro de reproducción equina Domecq, lugar donde se creó y desarrolló esta raza, que ha tenido como uno de sus máximos exponentes al recordado MARIACHI.

Y hasta Texcoco acudirá este sábado Pablo Hermoso de Mendoza para actuar por primera vez en su carrera, debutando en el coso "Silverio Pérez", donde participará en un festejo de rejones compartiendo cartel con su compatriota Fermín Bohórquez, y con los caballistas mexicanos Rodrigo Santos y Eduardo Cuevas.

VER CARTEL

FECHA 15 de noviembre de 2003
LUGAR Plaza de toros "Silverio Pérez" de Texcoco, Estado de México, México
ENTRADA Casi lleno
RESEÑA Fermín Bohórquez (oreja y bronca tras descabellar al toro cuando le tocaban el tercer aviso)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Rodrigo Santos (oreja y dos orejas y rabo)
Eduardo Cuevas (silencio y vuelta al ruedo)
TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Puerta Grande, nombre Consentido, número 15, 485 kg. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y CAMPO GRANDE (2 banderillas); y para el último tercio NATIVO (3 cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Puerta Grande, nombre Triunfador, número 359, 480 kg. De salida CHACAL (2 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (4 banderillas); y para el ultimo tercio CHACAL (3 cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DANUBIO, FOSFORITO y GAYARRE

 

Para quienes tuvieron la oportunidad de asistir la tarde de este sábado al bello coso Silverio Pérez de Texcoco, les resultaría difícil de creer que Pablo Hermoso de Mendoza viene saliendo de una lesión que le mantuvo alejado de los ruedos por veinte días, y que la corrida que presenciaban era apenas la segunda para el navarro después del percance.

Hacemos referencia a lo anterior porque el coloso estellés ha tenido una tarde excepcional en el albero texcocano, olvidándose de sus cada vez menores limitaciones físicas e iluminando el ruedo con la plenitud de su concepto taurino, gustando y gustándose, aprovechando al máximo las condiciones de los dos astados de Puerta Grande que le correspondieron en suerte.

El primero de ellos, un toro de calidad que tenía galope y transmisión, fue descubierto desde salida por el navarro a lomos de FUSILERO, desarrollando un primer tercio de excelsitud, siempre de frente, templando al extremo la acometida del burel y consumando las reuniones con exactitud de reloj suizo; fueron dos rejones de castigos de gran nivel, rematados perfectamente por las piruetas que el tordo de Río Frío ejecutó para despedir las suertes. En banderillas inició la fiesta un renovado LABRIT, que dejando atrás las inconsistencias del día anterior, hoy se mostró a un altísimo nivel, iluminando la arena con dos precisas batidas, en el momento justo, concediendo todas las ventajas a su jinete para asomarse al balcón y mostrándose con una solvencia fuera de serie. Enhorabuena por el tordo luso-árabe que al parecer ya superó las secuelas del percance de Juriquilla. Para la parte complementaria del tercio de banderillas Hermoso utilizó a CAMPO GRANDE, en momentos en que el toro había perdido ya fuelle, aún así se esforzaron para dejar dos banderillas más, debiendo consentir mucho y aguantar al toro que se venía más al paso. La faena había mantenido un tono ascendente y NATIVO vino a poner el broche de oro con las cortas y un rejón de muerte de perfecta ejecución que hizo rodar sin puntilla al astado, llevándose Pablo sus dos primeros apéndices de la tarde.

Su segundo fue otro buen toro aunque de menor calidad que su hermano. El centauro estellés le quebrantó inicialmente con dos rejones a lomos de CHACAL, que pegó auténticos muletazos para recortar los terrenos a su oponente. CHICUELO apareció para demostrar que su calidad y alegría están más vigentes que nunca, protagonizando en solitario un tercio de banderillas de clamor auténtico, cuatro de ellas aderezadas por el completo quehacer torero de este tordo que se dobló con el toro, le incitó andándole por ambos lados, lo doblegó de poder a poder y concluyó cada suerte con sus insuperables piruetas. Para el final Hermoso de Mendoza sorprendió al sacar de nuevo a CHACAL, colocando con él 3 cortas, realizando en varias ocasiones el desplante de "el teléfono" que volvió locos a los asistentes, recordando al malogrado MARIACHI y fulminando de nuevo a su oponente con otro certero rejonazo hasta la empuñadura que provocó la muerte inmediata del burel que se fue al destazadero sin orejas y rabo, los cuales paseó orgulloso el centauro español.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL