PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
16/11/2003 ORIZABA

 

Concluyendo el fin de semana de su reaparición, Pablo Hermoso de Mendoza pisará por sexta ocasión la arena del coso veracruzano de La Concordia, en la que debutó el 13 de Febrero del año 2000, en un festejo de rejones compartiendo cartel con los mexicanos Giovanni Aloi y Miguel Urquiza, así como con el joven jinete francés Rafi Durand; en la lidia de un encierro de El Ciervo. Hermoso de Mendoza tuvo aquella tarde una gran actuación, enfrentando dos toros en solitario y cosechando de ellos un total de tres orejas y un rabo.

Posteriormente, el 11 de Febrero de 2001, regresaría el estelles nuevamente a esta arena, en una corrida mixta alternando con los matadores Oscar San Román y Alberto Ortega. A Pablo le correspondieron dos toros de la ganadería jalisciense de Mariano Ramírez, a los que desorejó por partida doble.

Su siguiente actuación en la plaza aconteció la noche del 1 de Noviembre de 2001, lidiando astados de Mariano Ramírez y Carranco para rejones y de Golondrinas para los de a pie. Hermoso cortó una oreja de su primero, estando acompañado en el cartel por Fernando Ochoa y José Luis Angelino.

El 17 de marzo de 2002, Hermoso de Mendoza cerraba en esta plaza su exitosa temporada 2001-2002, haciéndolo de manera triunfal ya que le cortó una oreja a cada uno de los dos astados de Bernardo de Quiróz que enfrentó, compartiendo cartel con el rejoneador Emilio Gamero y los matadores Leopoldo Casasola y Fermín Spínola. La imágen corresponde a esta tarde, con Pablo montando al tordo DANUBIO.

La quinta y hasta la fecha última presentación del coloso español bajo la cubierta del coso de orizaba tuvo lugar también en el 2002, ya dentro de su siguiente campaña mexicana, el 22 de diciembre, haciendo el paseíllo al lado de Oscar San Román y Ricardo Adrián, lidiando astados de El Grullo y uno de Vistahermosa. Esa tarde, con el primero de su lote, Pablo realizó una de las mejores faenas que se le han visto en suelo mexicano, desafortunadamente malograda con el acero de muerte, por lo que perdió un rabo ganado a toda ley con su esfuerzo en el ruedo. Hermoso salió de la plaza con una oreja de su segundo y el reconocimiento total del público asistente.

VER CARTEL

FECHA 16 de noviembre de 2003
LUGAR Plaza de toros La Concordia de Orizaba, Veracruz, México
ENTRADA Casi lleno
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y rabo y dos orejas)
Guillermo Gónzalez "Chilolo" (silencio y dos orejas)
Alejandro Amaya (silencio y oreja)
TOROS (1,4)(2,3,5,6)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Refugio Peña, nombre Rey, número 240, 455 kg. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (3 banderillas); y para el último tercio NATIVO (3 cortas, 2 pares de banderillas a dos manos y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Refugio Peña, nombre David, número 96, 465 kg. De salida CHACAL (3 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (3 banderillas) y campo grande (2 banderillas); y para el ultimo tercio CHACAL (3 cortas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS DANUBIO, FOSFORITO y GAYARRE

 

Que Pablo Hermoso de Mendoza sume dos tardes consecutivas cortando cuatro orejas y un rabo puede parecer hasta cierto punto normal, pero deja de serlo cuando tomamos en cuenta que lo ha hecho apenas en la segunda y tercer corrida después del parón forzoso obligado por la lesión en su rodilla izquierda. Esto habla no solo del impresionante poder de recuperación del estellés, sino también del inmenso deseo que posee para retribuir con su entrega en el ruedo todo el cariño de la afición que asiste especialmente a verle en acción.

En el festejo de este día, Hermoso de Mendoza tuvo la oportunidad de labrar dos faenas de cortes distinto. La primera de ellas con un gran sustento artístico basado en el accionar primero de FUSILERO, que aprovechó el alegre galope del de Cuco Peña, luciendo al recortarle toreramente los terrenos mientras que su jinete le colocaba dos rejones de castigo en lo alto del morrillo. A LABRIT le correspondió todo el tercio de banderillas, haciéndolo con brillantez y emoción, quebrando 3 ocasiones en la cara misma del toro, realizando cada embroque como mandan los cánones. Y tras de él apareció NATIVO que prácticamente reventó la tarde con la mejor actuación que hasta la fecha se le ha visto en México; el hijo de NEPTUNO ofreció una y otra vez su pecho al toro, arrimándose lo indecible con esa expresividad tan característica en él, permitiendo que el navarro se luciese en las cortas y especialmente en dos pares de banderillas a dos manos, cualquiera de los dos como para un cartel taurino. El público a estas alturas estaba totalmente entregado y esperaba la consumación de la suerte suprema que fue fulminante al primer intento, rubricando así una actuación que mereció los máximos trofeos.

Y si su primera intervención fue de arte, su segunda fue de una entrega total manifestada desde los tres rejones de castigo que dejó montando a un cada vez más asentado CHACAL, atemperando la embestida del burel y dejándolo listo para que CHICUELO iniciase el concierto de banderillas con tres de ellas, variadas, trasmitiendo mucho por la verdad con la que realizó los encuentros, aprovechando perfectamente el recorrido del astado para ajustarse en las piruetas. CAMPO GRANDE cerró el tercio explotando todavía las últimas fuerzas de su oponente, consintiéndole y llevándolo muy templado. Para el final Pablo repitió la fórmula del día anterior sacando de nuevo al bayo CHACAL, colocando tres cortas y acertando de nuevo con un rejonazo de efectos inmediatos que contribuyó para que le fueran concedidas otras dos orejas más.

Al término del festejo el coloso español salió a hombros por la Puerta Grande, feliz de haber conquistado su segundo rabo en esta plaza, y de igual forma por igualar la cantidad de trofeos obtenida el día anterior.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL