PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
04/05/2003 SEVILLA

 

El día 30 de abril de 1995 se produjo el comienzo del romance que Pablo Hermoso de Mendoza y la Real Maestranza de Sevilla mantienen hasta esta fecha. Ese día el triunfador fue el rejoneador local Javier Buendía, pero quien de verdad sorprendió fue un desconocido navarro que a lomos de una yegua alazana llamada "GIRALDA" (en la fotografía) era capaz de irse hacia el toro de frente y de salida, que con un caballo negro, desconocido hasta ese día en Sevilla llamado CAGANCHO armaba un auténtico alboroto en banderillas. Y terminaba con el toro de Luis Albarrán que le había tocado en suerte a lomos de un caballo bayo, llamado GARBANCITO. Fue el gran triunfador de una mañana compuesta por los veteranos Rafael Peralta, Antonio Ignacio Vargas, Luis Valdenebro, Javier Buendía y Ginés Cartagena y pese a obtener una solitaria oreja, fue paseado a hombros al final del festejo junto al triunfador Javier Buendía.

Se había ganado a pulso el regreso y éste se produjo el 13 de abril de 1996, también con toros de Luis Albarrán y junto a Joao Moura, Luis Domecq y Antonio Domecq. Pablo, apoyado en sus pilares "GIRALDA" y "CAGANCHO" y con un emergente "CHICUELO", tuvo petición en el toro que lidió en solitario y obtuvo una oreja en el dúo con Joao Moura, tras protagonizar un gran tercio de banderillas ambos rejoneadores montando a dos caballos hermanos: "CARBÓN" y "CAGANCHO". Esta temporada Pablo fue premiado como mejor rejoneador de la Feria por el Club Zaudín.

Problemas de entendimiento entre la administración de Hermoso de Mendoza y la empresa gestora de la Real Maestranza lo dejaron fuera de los carteles de 1997 de forma incomprensible; no obstante, volvió a anunciarse un año después, el 19 de abril de 1998 enmarcado en un cartel netamente jerezano. Toros de Fermín Bohórquez, para Fermín Bohórquez, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Antonio Domecq. Obtuvo una oreja de su toro y saludo en la collera junto a Fermín Bohórquez. Esa tarde quedó patente lo absurdo de las colleras, además de por diversos puntos de vistas taurinos, ese día Pablo y Fermín mantenían una enemistad por problemas de la contratación de Madrid y sin embargo ambos se tenían que ayudar en el ruedo para poder triunfar. ABSURDO. Toreó con MARTINCHO y LABRIT de salida; CAGANCHO, CHICUELO y GALLO en banderillas y VENTURA en el último tercio. Pablo obtuvo el Premio Puerta del Príncipe, el de la Real Maestranza de Sevilla y de nueva cuenta el del Club Zaudín, como mejor rejoneador de la Feria.

En la temporada 1999 Pablo consiguió ser incluido en las dos corridas de rejones de la Feria, cuya primera actuación fue el 11 de abril, día de su cumpleaños, y de regalo le tocó un manso de Luis Albarrán, del que sacó más de lo que tenía en una pletórica actuación a lomos de LABRIT, CHICUELO y CAGANCHO. El resto del cartel lo componían Antonio Ignacio Vargas, Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández y Andy Cartagena. Hermoso de Mendoza obtuvo una oreja con fuerte petición de la segunda.

La prensa dedicó titulares espectaculares a la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza el día de su cumpleaños y parecía que aquello era lo máximo del toreo a caballo, pero en la matinal del 25 de abril, Pablo se encargó de que indicar que el techo estaba más alto y "arrancó" literalmente las lágrimas de la Real Maestranza con una faena que ha quedado en los anales de la historia del toreo. Desde la salida del buen toro de Fermín Bohórquez, al que recibió sobre "MARTINCHO", el tercio de banderillas con "CAGANCHO" y "CHICUELO" y el último tercio a lomos de "ALDEBARÁN" (en la imagen), todo fue armonía, temple y complacencia con un público entregado y un Pablo toreando como nunca se había visto sobre un caballo. Testigos de esa página de la historia fueron Luis Valdenebro, Fermín Bohórquez, Luis Domecq, Antonio Domecq y Paco Ojeda quienes pudieron comprobar "in situ" como veintiocho años después se volvía a cortar un rabo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Evidentemente, ese año, Pablo también arrasó en los premios más importantes de la Feria (Puerta del Principe, Real Maestranza y Club Zaudín).

Tras este pasaje, lo tenía complicado en su presentación, exactamente un año después, para poder mantener el nivel de su pasada actuación y para ello Pablo disponía de dos toros de Fermín Bohórquez y de un cartel compuesto por Joao Moura y Fermín Bohórquez. Con la ayuda de MARTINCHO, QUECHUA, FUSILERO, CAGANCHO, CHICUELO y MAZANTINI, pudo obtener una oreja en su primer toro y las dos del segundo, obteniendo el derecho de volver a salir por la Puerta del Príncipe (en la imagen). Ese día volvió a brillar CAGANCHO de tal forma, que al terminar el tercio de banderillas Pablo no quiso cambiar de caballo e intentó matar con el propio cuatralbo, lo que no consiguió al primer intento y le privó de la posibilidad de haber cortado su segundo rabo en esta Plaza.

Quince días después, el 7 de mayo, en la tradicional matinal compartió cartel junto a Luis Valdenebro, Javier Buendía, Luis Domecq, Antonio Domecq y Diego Ventura, lidiando una corrida de Murube, y siendo premiado Pablo con dos orejas de su único enemigo. Como es sabido para salir por la Puerta del Príncipe hacen falta tres trofeos, aunque en festejos en los que se lidia un solo toro permiten hacerlo con dos trofeos. Pero como Pablo había atravesado la citada Puerta en dos ocasiones anteriores con tres trofeos, no consideró suficiente las dos orejas y salió a hombros pero por la Puerta de cuadrillas.

El 22 de abril de 2001 Pablo debutaba en España tras actuar en sesenta y cuatro festejos en México y la incógnita entre el público en general si sus triunfos en tierras aztecas serían refrendados en su temporada europea. Sus acompañantes eran Fermín Bohorquez y Diego Ventura, con toros de el padre del primero y con tres nuevos caballos en su cuadra: TABASCO, DANUBIO y MARIACHI, colaborando con los veteranos LABRIT, CAGANCHO, CHICUELO y ALBAICÍN. Pablo bordó dos buenas faenas, obteniendo dos orejas de cada uno de sus toros y nueva Puerta del Príncipe.

Siguiendo la costumbre de actuar dos veces dentro del serial andaluz, Hermoso regresó al dorado albero la mañana del 6 de mayo, con toros de Murube y junto a Joao Moura, Javier Buendía, Leonardo Hernández, Luis Domecq y Antonio Domecq, obteniendo de nuevo las dos orejas de su enemigo y saliendo a lomos de los costaleros pero también por la puerta de cuadrillas, por elección propia.

Y para cerrar este recuento llegamos a la histórica temporada de 2002, en donde el tinte señalado tomó especial dimensión precisamente en Sevilla, cuando el día 16 de abril los asistentes a la Maestranza pudieron atestiguar atónitos la despedida de CAGANCHO, en una decisión de Pablo que tomó por sorpresa a todos quienes la presenciaron. La corrida había sido aplazada de su fecha original a causa de una fuerte tormenta y a pesar de ser reprogramada a un horario matutino la plaza lucía un lleno absoluto. En su primer toro y después de realizar unos quiebros de antología con LABRIT, Hermoso de Mendoza sacó a CAGANCHO que tenía más de cuatro meses sin actuar y el cuatralbo iluminó la arena con su proverbial clase e inigualable torería en un tercio de banderillas para el recuerdo. Al terminar la labor le fueron entregadas a Pablo las dos orejas del burel y el estelles mandó traer de nueva cuenta al ruedo a CAGANCHO para simbólicamente cortarle un mechón de su crin, dando juntos la vuelta al ruedo y con ello haciendo patente que era la última vez que la afición sevillana veía al más grande caballo torero de todos los tiempos. Aún faltarían más emociones con su segundo, en una faena de entrega que a punto estuvo de depararle una nueva Puerta del Príncipe, solo que el falló con el acero esfumó tal posibilidad quedando todo en una aclamada vuelta al ruedo. Esa mañana el cartel estuvo compuesto por Fermín Bohórquez y Diego Ventura y los toros que lidió Pablo fueron de Murube y de Pallarés. Fue una actuación llena de emociones y de buen toreo, donde además del cuatralbo, brillaron sobremanera el ya mencionado LABRIT, RONCAL, FUSILERO, DANUBIO, CAMPOGRANDE y MARIACHI.

Cinco días más tarde, el 21 de abril, ya sin CAGANCHO, volvería a actuar Pablo en la matinal, en la que el relevo del negro lusitano lo cogieron RONCAL, FUSILERO, DANUBIO y MARIACHI para volver a obtener dos orejas de un toro de Benítez Cubero, y volver a salir por segunda vez consecutiva en una semana, a hombros por la Puerta de Cuadrillas. Esa mañana se despedía del toreo profesional Javier Buendía, que brindó su actuación a todos los componentes del cartel y que eran Luis Valdenebro, Joao Moura, Luis Domecq, Pablo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena.

Y en lo que ha sido su última y mas reciente actuación en el dorado albero andaluz, este pasado jueves 1 de mayo de 2003, Pablo tuvo una actuación muy destacada, cortando una oreja que no refleja por cierto lo que se vio en el ruedo. El estelles se llevó el único apéndice de la mañana en un festejo en el que alternó con Luis Domec y Diego Ventura ante toros de Fermín Bohórquez.

 

FECHA 4 de mayo de 2003
LUGAR Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería, Sevilla, España
ENTRADA Lleno
RESEÑA Joao Moura (vuelta al ruedo)
Luis Valdenebro (ovación)
Leonardo Hernández (dos orejas)
Pablo Hermoso de Mendoza (oreja)
Andy Cartagena (oreja)
Jose Luis Cañaveral (ovación)
TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Murube, número 10, 507 Kg. De salida RONCAL (2 rejones de castigo); en banderillas ALBAICIN (2 banderillas) y FUSILERO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (2 rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS MISTRAL, MONTERREY, CHICUELO, DANUBIO, GAYARRE y NATIVO

 

Los tres primeros toros del hierro de Murube que se corrieron en la matinal sevillana, hacían presagiar una corrida de rejones triunfal y en la que el público pudiera disfrutar del mejor toreo a caballo. Como decimos los tres primeros, sobre todo segundo y tercero, fueron dos toros sensacionales, de los que seguramente no veremos muchos a lo largo de la temporada, pero que por desgracia fueron los únicos, porque a partir del cuarto de la tarde, que tocó en suerte (por decir algo) a Pablo Hermoso de Mendoza, esto cambió.

Desde el primer momento el toro dejó claro que no iba a colaborar con RONCAL y que tendrían que insistir mucho jinete y caballo para sacarle algo claro. La profesionalidad del navarro le hizo lidiarlo y sobarlo como él sólo sabe y así poder colocarlo en suerte para castigarlo con dos rejones, que a la postre fueron los únicos que se colocaron de frente y de verdad en toda la mañana. ALBAICIN estuvo poderoso en el galope de costado, donde el toro aunque a arreones violentos, sí galopaba. Todas las banderillas las tuvo que colocar al sesgo, porque el toro no se olvidaba de las tablas. Acabó el tercio de banderillas largas con FUSILERO, también lidiador para colocar al toro y en las posteriores piruetas, que levantaron al público maestrante de sus asientos. Dos rosas muy vitoreadas con CERVANTES presagiaban otro triunfo grande del estellés en Sevilla, pero esta vez el rejón de muerte tocó la columna y descordó al toro. Cosas que pasan por tirarse a matar arriba.

El público en una gran mayoría pidió las dos orejas, pero la Presidencia concedió una y tuvo que soportar la mayor bronca de esta feria por su negativa. Pablo recogió su premio, dio una triunfal vuela al ruedo y la ovación de despedida y de cariño de Sevilla, fue la mayor que se pudo escuchar en toda la mañana.

 

 


DIARIO DE SEVILLA (www.diariodesevilla.com) POR LUIS NIETO
EXTRACTO DE LA CRONICA

HERNÁNDEZ, TRAS UNA FAENA PRECIOSA, ABRE LA PUERTA DEL PRÍNCIPE

Ganadería. Toros de Murube, despuntados reglamentariamente para rejones. Bien presentados. De juego desigual. Los mejores, segundo y tercero,fueron ovacionados en el arrastre. Primero, manejable. Cuarto, rajado, Quinto, se refugió en tablas. Sexto, manejable.

Toreros.

JOAO MOURA, rejón (vuelta al ruedo tras petición).
LUIS VALDENEBRO, medio rejón (protestas al comenzar la vuelta al ruedo).
LEONARDO HERNÁNDEZ, rejón (dos orejas).
PABLO HERMOSO DE MENDOZA, rejón que descorda (oreja con petición de la segunda).
ANDY CARTAGENA, rejón (oreja con petición de la segunda).
JOSÉ LUIS CAÑAVERAL, que debutaba, rejón y dos descabellos (saludos).

Incidencias. Plaza de toros de la Maestranza. Domingo 3 de mayo. Matinal, con enorme calor. Lleno.

....................

rayaron a gran altura Hermoso de Mendoza ..............., que alcanzaron gran nivel con astados de peores condiciones.

....................

Pablo Hermoso de Mendoza hizo un gran esfuerzo ante un animal que se rajó pronto. Torero y desplegando conocimientos, recursos y adornos, cortó una merecida oreja. Con Albaicín lo bordó en banderillas y puso la plaza bocabajo. Le pidieron la segunda, pero la presidencia, acertadamente, no la concedió porque el navarro descordó al toro en la suerte suprema.

....................

La corrida de Murube, en general, dio juego para un gran espectáculo. Lástima que el segundo, un toro con calidad, no cayera en las manos de Hermoso o de Cartagena, que se las vieron con los garbanzos negros del encierro. De lo contrario...


DIARIO DE SEVILLA (www.diariodesevilla.com) POR BARQUERITO
EXTRACTO DE LA CRONICA

Y DE PRONTO, UN DOBLE FINAL DE LUJO

Pasó de todo. en la Maestranza ayer. Por la mañana y por la tarde. Y más que pudo haber pasado. Antes de comer, a pleno sol y pleno caldo, una corrida de rejones de esas que sólo se ven en Sevilla el día de los rejones: igualitos los seis toros, que eran de Murube y además lo parecían en cuanto se ponían de perfil o de lado. Como si los hubiera escogido a medida un sastre.

Una corrida de uniforme. De las que te dejan pensando si no serían todos del mismo semental. Pues cada uno fue de una manera. Hubo dos toros bravos de verdad, el segundo y el tercero. Bravos en el estilo Murube. Aunque por generosa parezca ingenua, la gente que va a la corrida de los rejones distingue muy bien las cosas. Con intuición muy certera. Una vez le oí decir al maestro Manuel Vidrié que el público de los rejones, del que tanto se ríen los que se tienen por aficionados de copla y vitola, tiene un sexto sentido para entender las cosas. Cualquier rejoneador ya toreado lo sabe de sobra. Cuando una cosa es extraordinaria, las palmas suenan muy de otra manera.

Y no sólo en Sevilla, donde hay mucha gente que entiende de caballos y de toreo a caballo. Pasa lo mismo en Bilbao o Pamplona o Bayona o San Sebastián, donde las corridas de rejones no existían hasta que no aparecieron por el horizonte Pablo Hermoso, Cagancho y los demás caballos de la cuadra. Lo bueno bueno se jalea de otra manera. Parece que todo vale. Pues no. Y no sólo a la hora de templarse con un caballo o de clavar o de atacar. A los toros que se lidian se les sabe también medir. Uno de los más bravos que he visto en toda mi vida fue uno del Puerto de San Lorenzo que se lidió en las Ventas, en la época Manolo Chopera y en una de rejones, y que estuvo a punto de comerse un cuartel entero. De caballería. Álvaro Domecq tiene escrita y pormenorizada su teoría sobre el toro que se lidia a caballo y cuenta además la historia de que uno de los más bravos que él ha visto jamás fue uno de rejones.

Los dos mejores de Murube de ayer tuvieron un fondo extraordinario. La arrancada que el tercero se pegó con toda la espada enterrada cuando Leonardo Hernández se echó pie a tierra para verlo rodar fue un ataque de toro bravo. De toro muy bravo. De los que dan importancia. Por eso le cortó las orejas Leonardo Hernández después de la que seguramente ha sido mejor faena de toda su carrera. Con tanto temple no habrá tenido Leonardo muchos toros en su larga historia de rejoneador. El público de las mañanas de domingo de Feria en la Maestranza se rompió con Leonardo. Pero al toro le pegaron en el arrastre una ovación de las grandes. Fue una pena que Hermoso de Mendoza no sorteara un toro de parecido nivel. Pero si a Murube le empiezan a salir muchos toros como el del triunfo de Leonardo o como el que mató Luis Valdenebro, apaga y vamonos. Habría que cerrar la tienda.

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL