FECHA 14 de mayo de 2003
LUGAR Plaza de toros de Jerez de la Frontera, Cadiz, España
ENTRADA Tres cuartos de plaza
TOROS
RESEÑA Luis Domecq (oreja y oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas)
Andy Cartagena (dos orejas y silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 110, 595 Kg. De salida RONCAL (1 rejón de castigo); en banderillas FUSILERO (2 banderillas) y NATIVO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (dos cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Fermín Bohórquez, número 69, 574 Kg. De salida MISTRAL (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y GAYARRE (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (2 rosas y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

CHICUELO

   
 

Importante triunfo de Pablo Hermoso de Mendoza en la segunda corrida de la Feria del Caballo de Jerez de la Frontera, donde consiguió desorejar a sus dos enemigos de la ganadería de Fermín Bohórquez, excelente el primero y bueno, aunque un tanto parado, el segundo.

La comunión de Pablo Hermoso de Mendoza con el público jerezano es total, como demuestra que todas las actuaciones del navarro en este coso, se han saldado con salidas por la Puerta Grande.

Dos faenas distintas, pero ambas precisas y preciosas, ante dos toros distintos.

El que lidió en segundo lugar de la tarde, salió de chiqueros con muchos pies tras la poderosa grupa de RONCAL, que lo toreó en redondo y lo paró en los medios para colocar un único rejón de castigo, quebrando y colocado en lo alto del morrillo. En un gesto de carácter y de torero, Pablo hizo salir a la Plaza a FUSILERO, tras su desafortunada actuación el domingo en Vistalegre y la apuesta le salió bien, porque el tordo de Riofrío estuvo extraordinario, tanto en los galopes de costado, como en las banderillas de poder a poder y en las piruetas, más ajustadas que nunca y limpias, como toda su labor. Después de FUSILERO, el turno correspondió a NATIVO que volvió a acortar distancias con el Bohórquez, e incluso a confiarse algunas veces más de la cuenta, pero con un poder que le hace salir airoso de todos los embroques. El último eslabón lo firmó CERVANTES con dos cortas dando el pecho y un rejón de muerte arriba y definitivo.

El quinto de la tarde, salió con muchas ganas, pero se paró pronto, y con MISTRAL paró el impetuoso galope de salida y le colocó dos rejones de castigo. En banderillas el toro ya estaba parado, y LABRIT llegó hasta sus terrenos para quebrarlo y colocar dos banderillas espectaculares, como las dos que colocó GAYARRE, al sesgo, y citando con su "tierra a tierra", posteriormente a galopar de costado con el toro encelado en la cola. También fue brillante la colocación de dos rosas, haciendo todo el jinete y el caballo, ante un toro muy parado, al que finiquitaron de un rejonazo en perfecta colocación.

Cuatro orejas y salida a hombros, resultando máximo triunfador de la corrida y posiblemente de la Feria.