FECHA 13 de julio de 2003
LUGAR Plaza de toros de Mejanes, Francia
ENTRADA Casi lleno
TOROS
RESEÑA Joao Cerejo (vuelta tras dos avisos)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio)
Patricia Pellen (oreja)
Rui Fernándes (dos orejas)
Julia Calvier (oreja)
Pablo Hermoso de Mendoza (silencio)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de a Ganadería de Passanha, número 286. De salida MISTRAL (2 rejones de castigo); en banderillas GAYARRE (2 banderillas) y NATIVO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (dos cortas, tres pinchazos y dos descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Passanha, número 340. De salida CHACAL (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas), CAMPO GRANDE (1 banderilla) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (dos rosas y dos rejones de muerte y dos descabellos).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS

 

   
 

La corrida celebrada el domingo en la localidad francesa de Mejanes, ya comenzó a contracorriente, primero por la baja del cartel de María Sara, que fue sustituida por la también gala, Julia Calvier. Pero este no fue el único contratiempo para la empresa, ya que, por la mañana el camión que transportaba los caballos de Sergio Galán tuvo una avería en la transmisión cuando atravesaba la provincia de Castellón. Rápidamente se buscó otro camión, con tan mala suerte que al llegar a Barcelona, se pincharon dos ruedas traseras del vehículo, y quedó también fuera de combate. Ante la imposibilidad de llegada de los equinos y de buscar un sustituto para Galán con tan poco tiempo, la empresa con el consentimiento de los alternantes, decidieron que Pablo Hermoso de Mendoza, por otra parte el rejoneador del cartel con más seguidores en esta zona francesa, lidiara el sexto toro, aunque esta lidia no se tuviese en cuenta a la hora de puntuar para el trofeo.

No importó mucho, porque Pablo en esta ocasión estuvo fatal con los rejones de muerte y con el descabello y en ambos toros perdió los trofeos y la posibilidad de obtener su segundo Rejón de Oro.

Antes de la suerte suprema y sobre todo en el segundo de la tarde había bordado momentos de gran toreo, ante un toro manso, como casi toda la corrida, primero con un gran MISTRAL de salida que paro las primeras y únicas acometidas del Passanha y luego con un GAYARRE que confirmó su gran momento, galopándolo de costado y colocando las banderillas siempre en los terrenos del toro. También estuvo valiente y torero con NATIVO, aunque sin tanta brillantez por la querencia del toro a tablas, lugar que ya no abandonaba.
El último de la tarde, tan manso como su compañero, pero con más malicia y peligrosidad, en ningún momento ayudó nada a la cuadra que empleó el estellés, destacando con muy buena nota los quiebros y el toreo cercano de LABRIT.
Ambos toros llegaron al último tercio, parados, esperando y pegados a tablas, lo que dificultó sobremanera la colocación de los rejones de muerte, teniendo en ambos que echar pie a tierra para descabellarlos.