PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
08/02/2003 MORELIA

 

La hermosa capital del estado de Michoacán dispone actualmente de dos funcionales plazas de toros. La más antigua y de mayor aforo conocida como la Monumental de Morelia, y el moderno y techado coso del Palacio del Arte. Para efectos de este previo nos circunscribiremos solamente al historial del navarro en el Palacio del Arte, escenario donde se produjo el debut de Hermoso de Mendoza en esta Ciudad, el día 29 de Enero del año 2000, en una corrida de rejones donde alternó con los mexicanos Gerardo Trueba, Antonino López y Lorenzo Cué, en la lidia de astados de Real de Valladolid. Aunque originalmente estaba previsto que cada rejoneador lidiaría un toro de forma individual y los dos restantes serían bajo la formula de colleras, a final de cuentas debido a un percance sufrido por Gerardo Trueba, Hermoso de Mendoza se encargó de lidiar dos toros; a su primero le cortó una oreja, y a su circunstancial segundo le armó un verdadero lío para terminar tumbándole las dos orejas y el rabo.

La siguiente actuación de Hermoso de Mendoza en este escenario se dio el día 17 de febrero de 2001, donde Hermoso alternó otra vez con el diestro mexicano Mauricio Portillo, cerrando la tercia el novel matador Cirilo Bernal. El resultado para el navarro fue nuevamente de excepción: tres orejas y un rabo.

La tercera y hasta ahora última presentación del estelles en este bello coso tuvo lugar el 16 de febrero de 2002, alternando ahora con los diestros Leopoldo Casasola e Israel Tellez y lidiando astados de Luis Felipe Ordaz. Pablo tuvo otra tarde para el recuerdo, llevándose cuatro orejas y perdiendo el rabo por un leve defecto de colocación en el rejón de muerte de su segundo astado al que había bordado con LABRIT, CHICUELO, VITI (en la imagen) y MARIACHI; también tuvieron participación RONCAL, FUSILERO y DANUBIO.

 

FECHA 8 de febrero de 2003
LUGAR Plaza de toros "El Palacio del Arte" de Morelia, Michoacán, México
ENTRADA Tres cuartos de plaza
RESEÑA Juanito Chávez (vuelta al ruedo)
Pablo Hermoso de Mendoza (dos orejas y dos orejas y rabo)
Jerónimo (oreja y silencio)
Isreal Tellez (vuelta al ruedo y oreja)
TOROS Luis Felipe Ordaz
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Luis Felipe Ordaz, nombre Nopalero, número 11, 446 kilos. De salida COYOTE (2 rejones de castigo); en banderillas NATIVO (2 banderillas) y DANUBIO (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (2 cortas, 2 pares de banderillas a dos manos y 1 rejón de muerte ).

Segundo toro de la Ganadería de Puerta Grande, nombre Buena Suerte, número 323, 460 kilos. De salida CHACAL (3 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (3 banderillas) y GAYARRE (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (3 rosas, 1 par de banderillas a dos manos, 1 rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS ALBAICIN y CHICUELO

 

Nada mejor que un palacio como escenario, y más sí es de arte; para que el virtuosismo de un privilegiado aflore como afloró esta tarde la maestría de Pablo Hermoso de Mendoza, que como un director de orquesta cumplió con una partitura ejecutada a la perfección por sus caballos toreros.

El estelles, quien por cierto actuó con dolores en la zona de la cornada interna que recibió hace apenas unos días en Zitacuaro, tuvo el aliciente de contar con dos buenos toros de Luis Felipe Ordaz, mejor el segundo de ellos y de imponente catadura. Con semejante materia prima el concierto del navarro fue pletórico en momentos de sublime torería. Con su primero ya desde los rejones de castigo a lomos de un cada vez más asentado COYOTE, subiendo luego la intensidad con la gratísima novedad del expresivo tordo NATIVO en un tercio de banderillas complementado admirablemente por el veterano DANUBIO. Para el cierre CERVANTES colaboró en los adornos finales y el determinante rejonazo para llevarse las dos primeras orejas del festejo.

Aunque lo mejor estaba por venir con el quinto de la tarde, un buen toro al que Hermoso entendió a la perfección para llevarlo siempre muy toreado y terminar por cuajarle un faenón en toda la extensión de la palabra. Para ello colaboraron CHACAL en los hierros de inicio, la experiencia de FUSILERO y la juventud impetuosa de GAYARRE en un extraordinario tercio de banderillas que caló hondo entre los asistentes y en un remate al más alto nivel con CERVANTES fulminando al astado de un certero rejón de muerte. La obra estaba consumada y Pablo paseó con orgullo los máximos trofeos, saliendo al final del festejo a hombros por la puerta grande del palacio que conquistó una vez más con su maestría.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL