PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
16/02/2003 GUADALAJARA

 

La ciudad de Guadalajara, capital del estado mexicano de Jalisco, se encuentra celebrando el 461 aniversario de su fundación, y como parte de los festejos se ha programado una corrida de toros para este domingo 16 de febrero, contemplándose que harán el paseíllo en la plaza de El Nuevo Progreso, Pablo Hermoso de Mendoza acompañado por los matadores de a pie aztecas Fermín Spínola y Alejandro Amaya.

La primera actuación del estelles en el albero de la Colonia Monumental, tuvo lugar el día 20 de noviembre de 1999 y fue precisamente su segunda actuación en tierras mexicanas. Lidió toros de San Marcos junto a Eulalio López "Zotoluco" y Fernando Ochoa, dando una vuelta al ruedo en su primero y obteniendo una oreja de su segundo.

No pasó apenas un mes, para que Pablo volviese al Nuevo Progreso, más concretamente el 12 de diciembre del mismo año, esta vez en un festejo de rejones, con toros de Mariano Ramírez, para Lorenzo Cue, Giovanni Aloi, Pablo y Antonino López, obteniendo una oreja en solitario y saludando desde el tercio en la collera con Cue. Pese a lo parco en trofeos, ambas tardes de Pablo Hermoso de Mendoza ese año en Guadalajara, dejaron un gran sabor de boca en los aficionados y críticos, hasta el punto que fue declarado máximo triunfador de la Temporada en la Plaza Nuevo Progreso.

Con estos argumentos comenzó la siguiente temporada, y al amparo de Pablo, se consiguió llenar, como no se conseguía hace años, las gradas del coso tapatío. Con un ambiente totalmente de gala, el 12 de noviembre de 2000 hacían el paseíllo Pablo Hermoso de Mendoza, Oscar San Román y Enrique Espinosa "El Cuate", que se enfrentaron a toros de Montecristo. Con su primero Pablo, no tuvo suerte con el rejón de muerte que tocó la médula del toro, y escuchó división de opiniones, lo cual, lejos de achicarlo, lo enrabietó, y en su segundo salió dispuesto a todo, y así consiguió cortar dos orejas y salir a hombros por primera vez de esta Plaza. Los caballos esta tarde fueron LABRIT, MAGRITAS, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y BORBA.

El 25 de marzo de 2001, fue una fecha señalada en la carrera de Pablo, porque volvía a Guadalajara, pero además en ese marco, despedía su histórica temporada en México, tras sesenta y cuatro actuaciones por todo el territorio mexicano y con un tremendo éxito de público y en lo artístico. El cartel para esa tarde, mitad mexicano, mitad hispano, lo componían Pablo Hermoso de Mendoza, Fernando Ochoa, Alfredo Gutiérez y Antonio Barrera, con toros para caballo de Fernando de la Mora y a pie de Pilar Labastida. Montando a LABRIT, TABASCO, CAGANCHO, CHICUELO, ALBAICIN, DANUBIO y MARIACHI fue silenciado en su primer toro y en su segundo, que brindó a toda su cuadrilla, apoderados, caballerangos...Pablo obtuvo las dos orejas con fuerte petición de rabo, que la presidencia no concedió y fue sacado a hombros por su propia cuadrilla.

Ese mismo año regresó a Guadalajara el 11 de Noviembre de 2001, también con lleno en los tendidos numerados y lidiando un toro de Fernando de la Mora, con el que escuchó palmas y otro de Santa Bárbara, del que obtuvo una oreja con petición de la segunda. Completaron el cartel Alfredo Lomelí y Alfredo Gutiérrez y los caballos empleados en esa tarde fueron LABRIT, TABASCO, ALBAICIN, FUSILERO, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

El 3 de marzo de 2002, se produjo la siguiente actuación del navarro en esta plaza, ahora junto a Alfredo Gutiérrez y Antonio Bricio y con toros de De Santiago, ante los que cosechó una oreja en el cuarto, siendo silenciado en el primero, montando en ambos toros a LABRIT. CAMPO GRANDE, ALBAICIN, VITI, DANUBIO, CHICUELO y MARIACHI.

Y el 10 noviembre de 2002 aconteció la que hasta la fecha ha sido la última presentación de Hermoso de Mendoza ante la conocedora y exigente afición de la perla de occidente. El cartel lo integraban aparte del caballero en plaza los matadores Oscar San Román y José María Luévano, despachando toros de la dehesa de Vistahermosa. Una vez más los tendidos se llenaron y el navarro correspondió a la afición entregándose ante dos toros que no le pusieron las cosas fáciles, terminando por cortar una oreja de su segundo. EBANO, LABRIT, CAMPO GRANDE, MAZANTINI, RONCAL, ALBAICIN, CHICUELO y MARIACHI fueron los equinos que tuvieron participación esa tarde. Las fotografías corresponden a esta ocasión y muestran a Pablo montando a RONCAL y a CAMPO GRANDE.

 

FECHA 16 de febrero de 2003
LUGAR Plaza de toros El Nuevo Progreso de Guadalajara, Jalisco, México
ENTRADA Tres cuartos de plaza
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas)
Fermín Spínola (palmas, tres avisos siendo el toro devuelto vivo a los corrales y una oreja en el sobrero de regalo)
Alejandro Amaya (saludos y silencio)
TOROS Teófilo Gómez (1,2,3,4,5,6) y Marco Garfias (7)
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Teófilo Gómez, nombre Profesor, número 21, 508 kilos. De salida RONCAL (2 rejones de castigo); en banderillas CHICUELO (3 banderillas) y DANUBIO (1 banderilla); y para el último tercio CHACAL (3 cortas y 2 rejones de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Teófilo Gómez, nombre Buen Amigo, número 15, 507 kilos. De salida MONTERREY (2 rejones de castigo); en banderillas FUSILERO (3 banderillas) y GAYARRE (2 banderillas); y para el último tercio CERVANTES (2 rosas, 2 pares de banderillas a dos manos, 1 rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS LABRIT

 

La tarde de este domingo, Pablo Hermoso de Mendoza afrontó un compromiso de especial importancia, ya que volvía a pisar la arena de la plaza de toros Nuevo Progreso de Guadalajara, ciudad capital del estado de Jalisco y reconocida por contar muy probablemente con la afición taurina más exigente de cuantas existen en México. Un público conocedor que mide mucho el trapío de los toros y que valora a detalle todo lo que se presenta en el ruedo, sabiendo aquilatar con vehemencia o censurar sin piedad según sea el caso.

Y fue precisamente este serio conclave el que hoy atestiguó un triunfo inobjetable del caballista estelles, quien salió a hombros por la puerta grande del coso de la Colonia Independencia después de haber desorejado al segundo de su lote, habiendo antes cumplido con decoro ante el complicado burel que abrió plaza.

Se lidió un encierro muy serio de la ganadería de Teófilo Gómez; toros cuajados, con trapío y romana que lamentablemente en el ruedo no ofrecieron el juego esperado. El primero del navarro, "Profesor" de nombre, fue un maestro deslucido y sumamente distraído por lo que Pablo debió dar la clase y recurrir a toda su sapiencia para encelarlo y paulatinamente meterlo en la grupa de sus cabalgaduras. RONCAL inició tal labor con dos rejones de gran verdad, dando todas las ventajas al burel y toreándolo mucho en las reuniones. Para banderillas Hermoso sacó primero a CHICUELO, intentando que el astado se contagiase de la alegría del tordo que una y otra vez galopó para provocar la embestida de un oponente que no quiso plantar cara a la batalla, aún así Hermoso colocó tres banderillas de mucho mérito antes de que DANUBIO apareciera para cerrar con un palitroque más el tercio. Con CHACAL llegaron las cortas, teniendo el binomio que echarse prácticamente encima del toro que a estas alturas estaba ya totalmente aplomado, situación que dificultó más la suerte suprema, requiriendo Pablo de dos rejones para pasaportar a su enemigo.

Su segundo fue un poco mejor, aunque de nueva cuenta el de Estella debió emplearse a fondo para primero someterle y posteriormente construirle lo que terminaría siendo una emotiva faena. Con MONTERREY le castigó en dos ocasiones haciéndole sangrar el morrillo y atemperándolo, dejándolo listo para que FUSILERO iniciase un tercio de banderillas pródigo en calidad y transmisión. El tordo se empleó y regó la arena con su variedad, desengañando al toro y templándolo todo el tiempo desde los cites, los galopes, las reuniones o los remates. Le siguió GAYARRE que esta tarde corroboró, por si alguien todavía lo dudaba, que se encuentra listo para las empresas a donde le lleve la rienda firme de su jinete, el castaño provocó un impacto enorme entre los aficionados que absortos contemplaron la belleza de un corcel que de frente y en corto comenzaba citar al toro mientras le acortaba la distancia con su elegante tierra-tierra, hasta que en el punto exacto partía como una saeta y permitía que Hermoso colocase la banderilla: La plaza entera se unió en una ovación estruendosa para el binomio la cual se incrementó a la hora en que ya a lomos de CERVANTES, Pablo dejó dos excelentes pares de banderillas a dos manos, que habían sido antecedidos por dos rosas; rubricando su actuación con un rejón de muerte que solo puede tener un calificativo ¡EXTRAORDINARIO! De perfecta ejecución, sepultando el acero en el hoyo de las agujas, partiéndole la yema al astado que rodó sin puntilla y sin dejar ver gota de sangre alguna. Sin duda alguna el mejor rejón de muerte que ha colocado el navarro en la presente temporada. Tan magistral ejecución en lo particular y toda la obra en lo general fue de inmediato reconocida por el público que de pie comenzó a exigir a la autoridad la premiación, la cual quedó en dos orejas, de mucho mérito por cierto tomando en cuenta el rasero tan alto que se impone en Guadalajara.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL