PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA
13/12/2003 QUERETARO

 

Este sábado 13 de diciembre tendrá lugar la que será apenas la tercera actuación de Pablo Hermoso de Mendoza en el albero de la plaza de toros Santa María, en el céntrico estado mexicano de Querétaro. Este es uno de los pocos cosos aztecas que se le ha resistido al historial triunfal del estellés, ya que en ninguna de sus dos actuaciones ha podido tocar pelo.

Hermoso de Mendoza debutó en la arena queretana un 4 de diciembre de 1999, en lo que fue su tercer corrida dentro de su primer campaña por ruedos mexicanos, formando parte de un cartel de rejoneadores compuesto además del navarro por la francesa Maria Sara y los mexicanos Giovanni Aloi y Eduardo Cuevas, quien esa tarde tomó la alternativa, con ganado de Lebrija. El estellés no la vio fácil con el complicado astado que le correspondió en su lidia en solitario, siendo fuertemente ovacionado.

No volvería Pablo a la Santa María hasta dos años después, el 25 de diciembre de 2001, en la tradicional corrida navideña, provocando una de las mejores entradas de esa y de muchas temporadas; ahora en una corrida mixta al lado de Jorge Gutiérrez y Leopoldo Casasola, lidiando astados de Fernando de la Mora , Barbachano y Celia Barbabosa. De nueva cuenta el coloso español no tuvo suerte enfrentando un lote peligroso y complicado, siendo ovacionado en sus dos intervenciones donde empleó a CAMPO GRANDE, ALBAICIN, DANUBIO, MAZANTINI, FUSILERO, CHICUELO y MARIACHI.

VER CARTEL

FECHA 13 de diciembre de 2003
LUGAR Plaza de toros Santa María, Querétaro, México
ENTRADA Tres cuartos de plaza
RESEÑA Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y silencio)
Eulalio López "Zotoluco" (silencio y oreja)
Jóse Luis Angelino (oreja y dos orejas)
TOROS
CABALLOS UTILIZADOS

Primer toro de la Ganadería de Teófilo Gómez, nombre Bienvenido, número 155, 440 kg. de peso. De salida FUSILERO (2 rejones de castigo); en banderillas GAYARRE (2 banderillas) y CAMPO GRANDE (2 banderillas); y para el último tercio FOSFORITO (3 cortas, 1 par de banderillas a dos manos, 2 rejones de muerte y 3 golpes de descabello).

Segundo toro de la Ganadería de Teófilo Gómez, nombre Guadalupano, número 19, 475 kg. de peso. De salida CHACAL (2 rejones de castigo); en banderillas LABRIT (2 banderillas) y CHICUELO (2 banderillas); y para el último NATIVO (2 cortas, 1 rejón de muerte tras pinchazo y 1 folpe de descabello).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS CHACAL

 

La aspiración de Pablo Hermoso de Mendoza por conquistar la Puerta Grande de la Plaza Santa María de Querétaro, una de las pocas que se le han resistido en la geografía taurina mundial; quedó solo en eso, en aspiración, ya que por más que se esforzó, el jinete navarro no pudo tocar pelo, debido en gran parte al lote poco propicio que le correspondió, especialmente su infumable segundo, y también a los desaciertos con el rejón de muerte, que en el caso de su primero le privó cuando menos de un apéndice ganado a ley con una faena de mucho mérito.

El que abrió plaza, un cárdeno claro, jirón; fue un astado que en las manos del estellés lució mucho mejor de lo que en verdad era. Pablo provocó los primeros olés en el tendido con dos extraordinarios recortes y otras más piruetas a lomos de FUSILERO, sometiéndole y castigándolo con dos hierros que atemperaron la embestida inicial del de Teófilo Gómez. GAYARRE apareció en escena y de inmediato prendió al toro con su cola y con su grupa para llevarlo templadamente a recorrer la circunferencia del ruedo, preparando el terreno para la colocación de dos banderillas, de bastante mérito la segunda, citando en el tierra-tierra mientras el toro venía al paso y consumando la reunión con una pureza absoluta. Le siguió un inspirado CAMPO GRANDE que toreó en redondo, casi encunándose en la cara del astado, enfrentándolo y tirando de él con pecho y hocico, sobándolo mucho hasta que despedía la suerte. Y para despedir la faena llegó FOSFORITO, arqueándose con agilidad felina, mirando en todo momento a su oponente, encarándole con lentitud y aplomo para las cortas y un par de banderillas a dos manos. Considerando que era hora de entrar a matar, Hermoso de Mendoza se volcó con decisión sobre el morrillo del astado, que para esos momentos ya no empujaba, requiriendo de dos rejones de muerte y tres golpes de descabello para retirarse al callejón ante una evidente división de opiniones.

Para el cuarto turno de la lidia saltó a la arena un astado negro zaino, feo de hechuras, que con su sola presencia hizo protestar a la afición; si a ello le sumamos lo instrascendente que fue en su comportamiento, manso de oficio, rajado y sin enterarse en lo más mínimo de lo que pasaba en el ruedo. Ante semejante bicho y la inconformidad del público poco pudo hacer el navarro que se esforzó primero en los rejones con CHACAL, luego con entrega absoluta en las banderillas de LABRIT y CHICUELO que infructuosamente intentaron una y otra vez tirar del burel, y para finalizar con NATIVO y un rejón de muerte tras pinchar en el primer intento, debiendo recurrir de nuevo a la espada de cruceta para concluir la lidia.

 

 

.

PREVIO FICHA RESEÑA GALERIA PRENSA

REGRESAR
PAGINA PRINCIPAL